Juventud venció de visitante 71-65 a Nautico por la segunda fecha del Torneo Sub 23.

Crónica del partido

El juego tuvo un arranque parejo, en donde ambos equipos mostraban mucha intensidad pero poca precisión. Durante los primeros minutos, Náutico cargaba bien la pintura y sacaba dividendos, mientras que Juventud tenía a Nahuel Cattáneo como abanderado en ofensiva. Promediando este cuarto, el local extendería la defensa a toda la cancha, y con buenos minutos de Lucas Treutler lograría tomar la delantera en el score. Sobre el cierre, un muy buen ingreso de Mathias Moreira en el pedrense le permitió mejorar el aspecto defensivo y acercarse en el marcador.

El segundo cuarto fue contundente, sobre todo en su inicio. La visita ajustó en defensa, y corriendo la cancha como premisa logró un parcial contundente de 14-1 en cinco minutos. Desde ese momento, el cotejo fue muy entreverado. Náutico ajustó el balance defensivo para que su rival no corra la cancha con facilidad, pero en ataque le costó mucho dañar en el 5×5. En conjunto de Las Piedras se iría al descanso largo seis puntos arriba.

Nada cambió en lo que a estilos se refiere. El rojo de Punta Gorda logró quebrar en reiteradas ocasiones la primera línea defensiva, pero sus porcentajes de tiro desde la zona pintada no eran para nada buenos. Nahuel Cattáneo era figura y pico del juego, acompañado por Yonathan Acosta y Mathias Moreira, este último fue clave en el ataque 1×1 sacando reiteradas faltas. Náutico no fluía, pero aún así no permitía que su rival tome una diferencia indescontable. Nicolás Escrabino fue muy importante en el epílogo de este período manejando los hilos de su equipo, y logrando que en el score sólo haya una renta de cuatro puntos favorable a Juventud.

Si prácticamente durante 30 minutos el trámite fue uno, ¿Por qué cambiaría en el final? El retroceso de Náutico no era nada bueno, y permitía muchos goles de corrida. Aún así, el partido supo tener una diferencia de una sola bola a falta de tres minutos para el cierre. Pablo Parnas se imponía en la zona pintada y conseguía puntos consecutivos para que el conjunto rojo se ponga definitivamente en juego. Aún así, Juventud cerró mejor, con jugadores que estuvieron a la altura del cotejo, para llevarse un punto más que importante. Los coquetos relojes del muy lindo club ubicado en la rambla de Montevideo marcarían cifras definitivas en 71-65.

EL PODIO

🥇

¿Cómo dudarlo? Nahuel Cattáneo se encargó de que este reconocimiento sea fácil de seleccionar. Mostró un montón cualidades y fundamentos. Muy atlético, rápido, potente, y con buenas finalizaciones. Fue el goleador de su equipo, y el iniciador de cada ataque rápido luego que bajar los rebotes. Partidún del ex Olimpia, al que valdrá la pena seguir observando.

🥈

No son minis, ya todos, o casi todos, pueden manejar, votar, y varias cosas más. Ahora bien, no dejan de ser jovenes que comienzan su camino. Este puesto en el podio es para el preparador físico de Juventud, que ante una falta fuerte o cualquier error de carácter disciplinario, obligaba a sus dirigidos a disculparse o hacerse cargo de lo sucedido. Sí, casi como en la escuela, pero que necesario es tener una persona que marque los límites, y también eduque por encima de lo estríctamente deportivo.

🥉

En BT no nos ponemos finos a la hora de juzgar. La verdad de la milanesa es que un jugador, no importa quien, ni de que equipo (podemos decir que estaba vestido de azul), no se contuvo y largó un eructo que sonó en el casi desolado gimnasio del Club Náutico. Tanto es así que, rivales, allegados con autorización, y compañeros no dudaron en desearle un buen provecho, acompañado claramente de carcajadas. Las risas valen bronce.

_______________________