Olivol Mundial derrotó a Unión Atlética 66 a 61 y estiró la serie un tercer y definitivo juego. 

El olimpista comenzó con la rotación del balón constante teniendo que enfrentar a una defensa zonal que obligó a buscar al mejor posicionado para el lanzamiento. En ese contexto fue Pablo Macanskas quien se lució aprovechando las ocasiones. Unión Atlética potenció los cortes y las descargas hacia las esquinas donde Felipe Rodríguez e Imanol Asarivicius fueron los responsables del tiro exterior. Durante el transcurso del primer cuerpo volvió el Damián Tintorelli que conocemos y logró jugar y hacer jugar a todos a su ritmo. Un buen pasaje colectivo del azulgrana provocó irse ganando por mínima los primeros 10 minutos del cotejo. Tras el descanso se mantuvo la paridad y el funcionamiento táctico de ambos planteles. El reingreso de Nick Wadell le dio gol y potenció la zona pintada que hasta el momento era dominada por su rival. Sebastián Ottonello estuvo en deuda en materia defensiva y por su zona fue que pasaron los ataques mundialistas. Ya con Felipe García en cancha, Olivol encontró velocidad y desfachatez en la conducción. La presión defensiva y las corridas permitieron que el equipo del debutante Gustavo Reig se vaya al descanso largo ganando 34 a 30.

Tras el parate Unión logró entrar mejor en el rectángulo y de la mano de Manuel Mayora equiparó las acciones. El nivel colectivo fue en ascenso y el equipo de Nuevo Malvín engalanó la cancha. En el peor momento, Ángel Varela logró mejorar su rendimiento individual y apareció en circunstancias claves. La zona propuesta por los de Fernando Cabrera causó efecto y sin que el balón le llegue a Tintorelli, Olivol se quedó sin gol. Ambos entraron a jugar los últimos 10 minutos igualados en 44. En el cuarto final el azulgrana cometió errores tontos en el inicio y en la recarga sufrió las ofensivas del rival. En un abrir y cerrar de ojos los errores pasaron para el otro lado de la línea y se puso en juego nuevamente el equipo que vistió de blanco. Cuando más lo necesitó, apareció Hector Silva para potenciar los ataques y entregarse entero en las defensas. Emiliano González asumió en sobre el final del juego y le dio respiro para llegar al epílogo del encuentro. Un triple de Mayora le dio nerviosismo a los instantes de la definición del cotejo pero la jerarquía de Varela y González desde la línea del libre generó la victoria del mundialista por 66 a 61.

 

 

EL GRITO

Si no bloqueamos estamos en el horno. Bloqueen por favor.

Eso fue lo que gritó el Hechi en pleno juego. Olivol dominó la zona pintada y el azulgrana sufrió más de la cuenta en ese rubro. El mundialista terminó con 15 rebotes ofensivos, algo que avizoró el técnico rival.

UNO x UNO

UNIÓN ATLÉTICA

Mayora (7): Guió al equipo de forma excelente sin conocer el banco de suplentes durante los 40 minutos de juego. Se despachó con el triple final que generó incertidumbre. Trelles (5): No fue su mejor partido y tampoco descansó. Haber salido en algún momento para aerearse pudo haber sido positivo. Asaravicius (4): Chispazos. Su equipo lo necesita más. Rodríguez (6): Un primer cuarto de ensueño. Inentendible porque estuvo tanto tiempo afauera. Wadell (4): Gravitó poco. Cuando tuvo la chance facturó. Sin la pelota en la mano su aporte fue escaso. Silva (7): Con muchas más ganas que ideas pero siempre rinde. Lo quiero siempre en mi equipo. Hecho para esta clase de partidos. Ottonello (3): No fue el de siempre y cuando le tocó defender perdió en casi todas. Después del partido del otro día pensamos que lo ibamos a ver más tiempo en cancha. Planells (-): Segundos en cancha. Cabrera (5): Planificó bien y supo lastimar con lo que propuso. Le falto aire y pegar en los momentos claves.

OLIVOL MUNDIAL

Álvarez (6): Supo aprovechar los momentos de sus compañeros. Juega físicamente al 100%  y su cabeza está siempre al máximo. Varela (4): No fue su juego. González (7): Destacado. Macanskas (6): Es la cuota goleadora del equipo. La actualidad lo abraza y Olivol lo disfruta. Tintorelli (8): Hay veces que nos quedamos sin palabras para describir lo que hace este tipo debajo del aro, hoy es el caso. Es el grande pero juega y hace jugar como si fuera el más pequeño. Administra todo. García (5): Presión defensiva y velocidad constante. Le faltó el ataque. Alonso (4): Nunca es figura pero jamás desentona. Jugador de rol que cumplió con su función. Ausencia de gol. Reig (7): Dicen que la actitud no se negocia y este Olivol con una sola práctica mostró un cambio abismal en ese rubro. Colorín colorado, este cuento no ha acabado.

VAR

Diego Ortíz, Valentina Dorrego y Adrián Labuiza (7): Correcto desempeño de la terna. Bien arbitrado y sin queja ni crítica. Además, colaboraron con el secado del rectángulo. Todo perfecto.

_______________________

LO DESTACADO

No fue el goleador. No fue su mejor partido. No defendió como un león. No estuvo con claridad en sus tiros. Pero lo que no le tembló fue la manito cuando la pelota quemaba. Se puso la capa de superhéroe, se vistió con su mejor traje y salió al momento decisivo del último cuarto a llevarse todo. Un triple cuando las acciones estaban igualadas y Olivol no funcionaba, sumado a una finta que dejó pintado a su marca culminando con un corte y bandeja sencilla para abrir cinco en el cierre. Destacadísimo momento de Emiliano en el instante más heavy del cotejo. Ah, metió los últimos dos libres para ponerle la tapa al encuentro… Partidún!

EL TAPABOCAS

El apoyar las causas es clave, sin importar si el ataque es directo o indirecto. Hoy los representantes de la UA, desde el jugador número 12 hasta el staff de la mesa de contralor, lucieron en el Cefubb una cinta rosa en referencia a la lucha contra el cáncer de mama. La institución azulgrana hoy nos tapó la boca a todos. Perdió dentro del rectángulo pero ganó afuera. Nunca es fácil, pero el primer paso hoy lo da Unión Atlética, depende de todos nosotros copiar lo bueno. “No hace falta ser la causa para defender la causa”.