Peñarol derrotó a Goes por la segunda fecha del Grupo B en sub 23. Natanael Rodríguez fue importante en defensa y recibió varios elogios desde el banco. Tras el partido habló con Básquet Total.

Consultado por donde pasó la clave, Rodríguez dijo: “La parte más clara fue la defensa. Sobre todo, en el primer tiempo, en el segundo aflojamos mucho, ahí fue donde ellos pudieron descontarnos algunos puntos, corriendo la cancha y teniendo tiros fáciles. Luego nosotros adelante tuvimos un arranque flojo, donde estábamos bastante estacionados y no encontrábamos el gol, pero empezamos a castigar con la altura, teniendo una talla mayor supimos aprovecharla y leer bien el tiro exterior.”

Con 19 años recién cumplidos, “el nata” como le dicen sus compañeros contó con grandes pasajes defensivos que llevaron a Edgardo Kogan, entrenador de la selección mayor y el primer equipo de Peñarol decir durante el segundo tiempo “19 años y mira la carpeta que tiene para jugar abajo”. Consultado sobre esto y no sin ponerse un poco nervioso dijo: “Puede ser, tengo un posicionamiento de los pies, la fuerza física. Vengo del interior y ahí el básquetbol que se juega es totalmente distinto, no es un juego táctico si no que al contrario es más físico y agresivo. Tuve un entrenador que me enseño todos los movimientos en el poste, la posición, como poner los pies y tal voy en día esos pequeños detalles puedan hacer que marque una diferencia en el torneo.”

El entrenador de Peñarol Diego Rivas cuenta con una extensa plantilla y usa a sus 12 jugadores, consultado sobre que le pide el técnico esto dijo Natanael: “El entrenador me pide que dentro de la cancha cumpla mi rol, dependiendo donde juegue. Porque tengo más protagonismo en juveniles que el que puedo llegar a tener en sub 23. Al tener más minutos tengo también más responsabilidades y tratar de ser determinante. En sub 23 debo cumplir mi rol porque tengo grandes jugadores de la categoría antes que yo con muy buenas habilidades.”

El salteño llegó para buscar un sueño con un juego totalmente distinto, pero con el mismo nombre “básquetbol” además estar lejos de su familia que aún así siempre esta: “Acá hay mucho más nivel, se juega un básquetbol mucho más veloz. En Salto el juego es más rustico de ir más al choque y no tanto de correr la cancha. Algo que me sigo acostumbrando, porque soy alguien grande y lento que debe acostumbrarse al juego de la capital. Y a mi familia lo que más quiero hacer es mandarles saludos, se extraña bastante pero uno vino queriendo llegar a un objetivo, con sacrificio pero sabiendo que así se logran las cosas. Además estoy estudiando la carrera de Licenciatura en Diseño Multimedia en la ORT.”

Consultado sobre como lo recibieron, Natanael fue muy claro: “Perfecto. Fuimos de a poco para adaptarme, yendo a la casita de Peñarol donde están los jugadores de futbol y el coordinador Gonzalo Barretta que siempre estuvo desde el primer día y hasta hoy, ante cualquier cosa es el primero en ayudarte. Acostumbrarme que acá los trayectos son largos, en Salto tenés todo más cerca. Acostumbrarme al viaje de una hora para ir y otra para volver, los tiempos de la capital no son los mismos que del interior.”

Para cerrar nos contó para que esta Peñarol en la vuelta al básquet de inferiores: “En este momento somos el plantel principal que tiene Peñarol, somos el primer plantel U22 desde la vuelta al básquet, vamos a ser ese plantel que marque el regreso y podemos ser historia para el club, porque Peñarol es grande y tenemos que ser campeones.”