Tras haber perdido ante los “Bichos Colorados” en fútbol, Nacional también cayó, pero ante el “Pato” de Villa Biarritz y acumuló su segunda derrota consecutiva.

Crónica del partido

El dueño de casa iniciaba con Martín Quiroga, Nahuel Barreto, Ignacio Juárez, Patricio Prieto y Alan Sosa. En tanto, Biguá arrancó con Hernán Álvarez, Sebastián Noceda, Dennis Blazina, Facundo Villalba y Agustín Russi.

El duelo comenzó con los tricolores siendo más efectivos a la hora de tomar tiros, con un inspiradisimo Juárez que las metía de todos lados. Los dirigidos por Ibón no encontraron los espacios y tenían demasiadas pérdidas. La cosa empezó a cambiar cuando el “Pato” ajustó su defensa y comenzó a robar balones en la primera línea con un gran trabajo de Álvarez, Blazina y Noceda. De esta forma, pudo contrarrestar el gran arranque de los albos e irse 19-15 en el primer chico.

En los segundos diez minutos Biguá pasó por arriba a su rival con la agresividad de Blazina y de los Santiago (Weverman y Corbo), poniendo un parcial de 9-0 en apenas tres minutos de juego. El elenco de la Blanqueada no le encontró la vuelta a la presión que recibía y abusó de los tiros de media distancia, tirando más de cinco triples en menos de tres minutos. Ignacio Gallardo le cambió un poco la cara viniendo desde el banco. Una bomba de Patricio Prieto cerca del final acercó a los de Alejandro Muro 34-31 al descanso largo.

La segunda parte arrancó igual que el cuarto anterior, teniendo al alero de Villa Biarritz totalmente en llamas y provocando un parcial de 7-0 en menos de un minuto. Nacional se encomendó pura y exclusivamente a Juárez que las ponía de todos lados e iba hasta abajo sacando faltas a sus rivales, llegando a colocar a su equipo a tan solo un punto. Un mejor cierre de los de Pablo Ibón con libres de Noceda y Blazina le dieron la ventaja 53-46 en la recta final.

En el período final y cuando parecía que con los goles de Blazina (donde aportó 12/14 puntos hasta ese momento) se llevaba el encuentro cómodamente, una reacción con Juárez nuevamente al mando de las acciones y unos puntos interesantes de Lautaro Pérez, hicieron que el juego tuviese un manto de incertidumbre hasta el final. Fueron los libres de Álvarez y de Blazina que terminaron de cerrar el juego en cifras de 75-65.

El goleador del encuentro y quien se llevó todas las miradas fue Dennis Blazina, quien aportó 30 puntos, seguido por Hernán Álvarez con 13. En el perdedor, se destacó Ignacio Juárez con 22 unidades.

EL PODIO

🥇

Está claro que la presea dorada va para Dennis Blazina. El número “2” hizo lo que quiso en ataque y en defensa fue una muralla. Una explosividad que asusta y una muñeca que está bastante aceitada. Tuvo un último cuarto infernal donde puso 13 de los 22 puntos de su equipo. Ya está dejando de ser “el hijo de…” o “el hermano de…”

🥈

Otro que la quemó todita fue Ignacio Juárez. Ya le tocó ser plata en la crónica anterior, pero la verdad es que lo de este chico es más que admirable. Se cargó a su equipo al principio del juego y si el bolso llegó con chances al final del match es porque metió 10 unidades en el último chico.

🥉

Si bien todos los que estaban presentes tenían los ojos en este partido, los oídos de muchos estaban en una tele cerca de la cancha donde estaban pasando la final del Apertura entre Rentistas y Nacional. En el entretiempo, fueron varios los que se acercaron para ver como transcurría el encuentro en el Centenario. “Andá y deciles que paren el reloj” se llegó a escuchar por ahí. Hoy al albo no se le dio ni con la de cuero ni con la naranja.

_______________________