Con excelentes ingresos de Curbelo y Della Mea, Urupán revirtió un trámite adverso ante Colón y puso la serie de cuartos de final 1-0 a su favor.

Primer partido de la serie de cuartos de final entre Urupán y Colón, fundamental para marcar la cancha, teniendo en cuenta que al mejor de tres partidos es muy difícil de revertir una caída inicial.
El arranque fue muy impreciso y mal jugado por ambos lados, pero fue Colón el que se acomodó primero en base a defensa y ataque rápido aprovechando la velocidad de Da Costa y Verrone; Urupán reaccionó y lo hizo en base a triples en distintas manos pero se volvió a quedar para que los de San Martín y Fomento se fueran del primer cuarto arriba 25-21. El tricolor guiado por la visión de Mayora amplió la ventaja mientras Urupán no lograba hacer pesar su juego interior, confundía los procedimientos y estaba en una tremenda sequía anotadora que duró hasta los cinco minutos, cuando un triple de Della Mea arrimó a Urupán a nueve puntos. De ahí en más levantó un montón el equipo pandense y fue el inicio de un parcial de 13-3 para irse al descanso con el score favoreciendo a Colón pero sólo por dos, 36-34 y en plena reacción.
Yaquinta continuó con el equipo que venía en plena reacción (con Curbelo y Della Mea por Wohlwend y Soto) y la tendencia del partido siguió de la misma manera, con buenos minutos de Curbelo y puntos de Hernando, pasó al frente Urupán prolongando el parcial que venía del segundo cuarto y que terminó en un 16-0. Los de Narbais intentaron reaccionar tras ese duro golpe pero sus malas decisiones en ataque lo complicaban atrás ante un equipo que por ese momento no perdonaba y seguía machacando de la mano de Curbelo y Della Mea, héroes inesperados. El lapidario parcial en el cuarto de 30-12, y el resultado de 64-48 parecía liquidar el juego de cara al último período. Cuando todo parecía perdido, entre Mayora y Monteverde con mucho amor propio aproximaron a Colón para poner cierta incertidumbre sobre el cierre, sobre todo por el mal momento ofensivo de Urupán que se quedó. Una nueva aparición de Hernando Cáceres con dos dobles seguidos terminó de confirmar la primera victoria en la serie para los de Yaquinta, finalmente por 76-64.

 

 

EL GRITO

¡Hoy no eh! ¡Vamo a cobrar bien los fouls!

Durante el primer cuarto Narbais dejó este reclamo que deja entrever cierto malestar que ya venía de antes. Lo cierto es que al arbitraje hoy estuvo lejos de inicidir en el resultado.

UNO x UNO

URUPAN

Wohlwend (3): No estaba teniendo un buen partido, y Curbelo la quemó. Pomoli (5): Errando muchísimo, pero generando siempre. Soto (4): No pudo dejar su huella ni atrás ni adelante. Cáceres (7): Tras un flojísimo primer tiempo, fue clave anotando en el segundo. Cáffaro (5): Lejos de su nivel, ofuscado. Curbelo (9): Clase y personalidad. Se le presentó una chance hermosa y la aprovechó al máximo, siendo pieza clave para el éxito. Della Mea (8): Hizo de todo para el equipo. Desde lo anímico al juego mismo, donde dio lo de siempre y un poco más. Charquero (3): No incidió en el juego. Yaquinta (6): Reaccionó a tiempo. Confió en sus relevos y le respondieron con creces.

 

COLÓN

Mayora (5): Excelente primer tiempo. No repitió, y no estuvo fino en el tiro. Martínez (4): Nunca estuvo cómodo en cancha y terminó lesionado. Da Costa (4): Desapareció tras un buen primer tiempo. Verrone (4): Perdió atrás. De León (3): Superado, jugó poco. Monteverde (6): Muchísima entrega. Pereira (5): Puso algún triple importante cuando no la metía nadie. Pose (4): Minutos defensivos. Narbais (5): Su equipo se quedó sin ideas, y no logró hacerlo reaccionar.

 

VAR

Andrés Laulhe, Alejandro Nadruz y Christian Barreiro (5): Con algunas dudas, pero sin errores importantes y sin incidir en el trámite del partido.

_______________________

LO DESTACADO

Estaba complicado el partido cuando entraron Della Mea y Curbelo, Urupán perdía por diez pero sobre todo estaba mal en el juego. El “Fefo” fue el líder anímico de la remontada, que luego fue liderada desde el juego con un Curbelo endemoniado. Se combinaron para 26 puntos, 8 rebotes y 7 asistencias. Crucial.

EL TAPABOCAS

La asistencia de Martín Mayora para Monteverde en el segundo cuarto fue realmente una delicia. Dejó a Cáffaro mirando para todos lados, no sabía si estaba en el CEFUBB o en Buenos Aires jugando para el Ciclón. Por ese momento era todo color de rosas para Colón y luego cambió, pero BTito valora la calidad por sobre el resultado.