Sayago derrotó de manera justa a 25 de Agosto y dio vuelta la serie. Se enfrentará a Stockolmo en la siguiente ronda.

El partido decisivo presentó un arranque en donde Sayago picaba en punta en el marcador. Desde que la bola fue al aire, la premisa en ataque estaba clara, e incluía los servicios del lituano Zygimantas Riauka; el interno marcaba la diferencia en la zona pintada, ganando permanentemente los duelos ante Matías Martínez. Silvarrey leía muy bien las ventajas luego del pick central, y desde ahí comenzaba un juego que fluía. Desde el lado de 25 de Agosto se observaban múltiples intentos individuales ante una defensa que se plantaba bien. Massa logró desequilibrar en algunas ocasiones, pero la diferencia de siete puntos al término de los primeros 10 minutos parecía justa.

Lo que se lograba visualizar eran dos métodos de ataque completamente distintos. El veinte trataba de correr la cancha de forma permanente, de hecho era la única vía de gol que tuvo durante gran parte del juego. Cuando obtuvo un parcial rápido de 4-0, Sayago mostró su comodidad en el 5×5, con poco pique y mucho pase, para encontrar a Joaquín Jones que puso un importante triple. El conjunto de Ariel y la Vía tenía muy buenos porcentajes desde más allá de los 6.75, hecho que se contraponía a lo que registraba su rival, que hasta ese momento tenía 1-10 en el tiro exterior. La figura de Riauka se agigantaba más y más, era completamente insoportable, y su equipo supo sacar rédito de eso. Ocho puntos de ventaja se llevaban los dirigidos por Nicolás Díaz luego de finalizada la primera parte.

Luego del descanso largo, se observaría el peor cuarto en cuanto a juego se refiere. Sayago supo estirar la renta a 12 puntos, pero gracias a muy buenos minutos de Lucas Capalbo, 25 lograba ponerse a seis. Eso solo sería una ráfaga, porque las ofensivas de ambos equipos estaban plagadas de errores no forzados. Parecía que ese era el momento en el que el conjunto de Villa Dolores podría ponerse definitivamente en partido, pero los malos porcentajes, acompañado también de erróneas decisiones, hacían que la diferencia en el marcador no se achique más. Silvarrey y Arrillaga convirtieron en el último minuto para que Sayago encare el último cuarto nueve puntos arriba.

25 de Agosto necesitaba un giro brusco para cambiar lo visto durante la totalidad del juego. Durante algunos momentos, sobre todo de la mano caliente de Capalbo, los dirigidos por Espíndola se permitían soñar, pero nunca encontraron soluciones defensivas para neutralizar a Silvarrey y Riauka. Con mucha inteligencia, Silvarrey agarró el juego definitivamente para él y pregonaba las ofensivas largas que generalmente culminaba con éxito. Nada cambió con el paso de los minutos. El score final sería de 81-69 para que Sayago se lleve la serie de manera justa, y enfrente a Stockolmo a partir del próximo lunes.

El goleador del juego fue Germán Silvarrey, mientras que por el lado de 25, Souberbielle y Capalbo culminaron con 17 unidades.

 

EL GRITO

¡Ey! Lleguen, no salten, lleguen. Es una zona, tienen que llegar no saltar.

Sí, sabemos que en esta sección lo más importante es lo verbal. Ahora bien, en esta ocasión hay que darle movimiento al grito. A la frase hay que sumarle un saltito imperdible de Javi Coach revoleando brazos y piernas en forma de X. Podría ser de una clase de funcional, una versión aérea del famoso angelito en la nieve, o una recreación de la galletita de Shrek. Lo dejamos a su parecer, pero la mímica con el grito fue un combo cinco estrellas.

UNO x UNO

25 DE AGOSTO

Rusch (4): Perdío constantemente con Silvarrey, y no fue solución ofensiva. Sus 15 minutos en cancha muestran que no fue el mejor partido para él. En materia capilar, el mejor del torneo. Massa (5): Un arranque que ilusionó. Lamentablemente para su equipo, fue solo el arranque. Slider (3): De más a menos en el campeonato. Sus 33 minutos solo se justifican porque viene de la vecina orilla. Souberbielle (6): Nunca juega menos de este puntaje. Hoy no fue su noche, y aún así metió 17, maginate. Martínez (5): Se le suma un punto por el tremendo campeonato que jugó el Tute, promediando 783 cortinas por partido. Hoy va a tener pesadillas Riauka y su colita. La del pelo, no piensen cualquiera. Capalbo (7): Que futuro tiene este gurí. Diría que se acuerden su nombre, pero ya es imposible olvidarlo. Lepiani (4): No desequilibró en el 1×1 como puede hacerlo. Amaral (4): Trató de contener a Riauka. Misión imposible hoy. Espíndola (4): Fue superado tácticamente. No encontró la forma de neutralizar el pick central entre Riauka y Silvarrey. En ofensiva, su equipo careció de ideas.

SAYAGO

 

 

Silvarrey (9): Orgásmico. ¿Tanto? Si. Destacado y pico. Dogliotti (5): El complemento ideal para el Bola. Cerebral, generalmente hace lo que pide la jugada. Silva (4): Atrás es una garrapata, adelante tiene condiciones muy interesantes que se esconden detrás de su falta de confianza. Lemos (4): Se cargó de faltas muy rápido y tuvo que salir. Así y todo, cada partido demuestra que es cosa seria. Riauka (8): ¿Qué hace un lituano en Uruguay? Ni idea, pero su segundo nombre debe ser Metro. Jugó en versión Miramar 2019. Una bestialidad lo que jugó Ziggy. Está demá. Jones (5): Crece en confianza partido a partido. Hoy fue clave con algunas bombas. Arrillaga (6): Buen partido, excelente torneo. Tal vez no sea prolijo, pero si muy efectivo. Alfonso, directo al corazón del hincha. Fernández (4): Prácticamente no tiró, cosa que no es muy normal en el Lalo. Correcta función. De León (4): Se fajó con todo lo que encontró. Si el puntaje fuera por actitud, sería un 11. Díaz (9): Su equipo juega decididamente bien. Planificó el partido a la perfección.

VAR

Vázquez, Fernández, Paz (5): Algunos errores puntuales, pero buen partido en términos generales.

_______________________

LO DESTACADO

Infernal lo que está jugando Germán Silvarrey. Pocos jugadores tienen mejor pique que él en la conducción. Cuando sale de la cortina, vayan directo a sacar desde el fondo. Hizo TODO bien. Un deleite verlo jugar. Si Riauka se pone la camiseta de un pibe de 13 años, no le queda tan chica como El Metro al Bola.

EL TAPABOCAS

Que los kilos, que está lento, que esto, que lo otro. Zygimantas Riauka, señoras y señores. En el comienzo del tercer cuarto ya registraba un doble-doble. Dentro de 45 años, El Metro va a llevar su nombre, no tengo pruebas, pero tampoco dudas.

Galería de Fotos