Peñarol regresó al básquetbol juvenil y fue una maquina a vapor, el carbonero se lució en defensa y fluyó en ataque para derrotar a Malvín 91 a 53.

Crónica del partido

El arranque del partido fue mejor para Malvín, que atacando el aro en el 1×1 con Marcelo Rosas como principal arma dominaba la pintura. Pero tras tres minutos de desatenciones Peñarol se acomodó y comenzó a encontrar gol, sobretodo de la mano de Leandro García Morandi en el traslado, Marcos Geller en el poste bajo y con Nahuel Amichetti y Mauro Dondi colocando bombas desde el triple para el aurinegro que con una ráfaga brutal logró sacar 9 puntos (14-5), lo que obligó a minuto de tiempo en Malvín. Tras el tiempo de Horacio Martínez el azul de la playa reaccionó pero, nuevamente el aurinegro encendió la locomotora con Bruno Acosta como maquinista y cerró el primer cuarto 22 a 11 sobre el actual campeón.

Para el segundo chico la rotación comenzó a ser mayor, ambos entrenadores dieron descanso a sus principales armas, Malvín entró mejor y logró achicar diferencias pero, otra vez desde el perímetro el manya recuperó la ventaja con sus internos, sí los internos del carbonero, chance que tenían de abrirse y tirar no lo dudaban, para abrir quince (34-19) faltando 4:13 para el cierre del primer tiempo. Pero la locomotora no se quedó ahí y de la mano de Santiago Russi, Nicolás Arrieta y Mauro Dondi en los últimos cuatro minutos el mirasol colocó un parcial 13 a 1, basándose en una gran intensidad defensiva y corriendo la cancha, metiendo desde el poste o desde los 6,75. Con un tiro desde la mitad de la cancha de García Morandi que estuvo a nada de entrar, el primer tiempo se cerró 47 a 20 para el local.

En el segundo tiempo la intensidad de Peñarol no bajó en ningún momento, generando pérdidas en el rival y con una transición defensa-ataque a una altísima velocidad y una notable precisión seguía estirando diferencias. Malvín por su parte no encontraba los caminos y sufría muchísimo de esa intensidad. Marcelo Rosas se enfrentaba con todo en la pintura y era el más claro del playero, acompañado por buenos pasajes de Marcio Rivas y Nicolás Martínez. Sobre el cierre Peñarol se apuró en varias ofensivas, el tanteador de cara al último cuarto era de 64 a 36 a favor del manya.

Peñarol siguió jugando a su ritmo, Malvín por momentos sentía el desgaste físico, con errores en la defensa producto del cansancio. Adelante lograban pocos goles destacándose la camada más joven del plantel. El resto del último cuarto sirvió para cerrar el marcador final en cifras de 91 a 53 y así decretar el triunfo carbonero tras varios años de ausencia en la categoría.

El goleador del partido estuvo en Peñarol, fue Mauro Dondi con 22 puntos, seguido por Nahuel Amichetti con 19. Del lado del playero Nicolás Martínez fue el mejor en el goleo con 12 unidades, secundado por Marcelo Rosas con 9 unidades.

EL PODIO

🥇

La vuelta de Peñarol al básquetbol, usted que lo lee dirá que ya volvió, sí, volvió pero en mayores. Esta es la vuelta en juveniles, en la categoría previa a los mayores. Y que vuelta, porque derrotó y vapuleó al actual campeón con una intensidad defensiva brutal y corriendo la cancha en modo Renault de F1 por los colores en amarillo y negro Peñarol se adueñó del juego desde el arranque y es por eso que se lleva el oro en el podio de BT.

🥈

Los pibes de Malvín, en un equipo diezmado por tener varios en El Metro, los más chicos demostraron estar a la altura y dejar en evidencia que las formativas del playero siguen siendo de las mejores del medio.

🥉

El número principal del goleo carbonero pasó por los triples, con una brutal marca de 11 triples que terminaron siendo la base para el triunfo mirasol.

_______________________