Nicolás Álvarez fue una de las figuras destacadas del triunfo de Lagomar frente a Unión Atlética que le permitió al conjunto de la Costa empatar la serie. Tras el encuentro dialogó con Básquet Total.

Sobre la importancia del punto ganado, dijo: “Por suerte lo controlamos. Unión Atlética es un equipo muy fuerte, ellos se armaron muy bien, si miramos el plantel de ellos es un muy buen cuadro. Nosotros cumplimos al pie de la letra lo que se planificó y por suerte lo sacamos”.

A la hora de hablar de la diferencia vista en ambos planteles, sobre todo en el segundo tiempo, comentó: “No sé cómo fue el tema de cabeza de ellos, pero nosotros sabíamos que no había mañana y que teníamos que ganar sí o sí porque si no se nos terminaba el campeonato. Demostramos ser un equipo peligroso en ese sentido, nos metimos a morir dentro del partido, entramos, cumplimos y por suerte sacamos el partido que el viernes nos toca repetir lo mismo”.

Si bien el haber empatado la serie suma mucho para el plantel, “Cocochito” no baja la guardia: “En lo personal no me cambia en nada, porque si pierdo el viernes me voy a ir igual de quemado que si hubiese perdido hoy. Si pasamos sí va a ser un envión anímico. Este es un torneo corto y no me quiero ir ya. Estamos disfrutando de volver a jugar a buen nivel y queremos seguir así”.

Un torneo corto, pero en el que en Lagomar han pasado un montón de cosas: “Hasta ahora ha sido un torneo raro. Con todo el cambio que pasó con mi hermano y mis primos, que quedé dolido obviamente, pero ya pasó. Vino Sebastián Chaine y hubo que adaptarlo lo antes posible. Vino con la mejor intensión y a dar lo mejor, cosa que demuestra a cada partido. El loco va siempre para adelante, es un jugadorazo. Tuvimos nuestras derrotas, sabemos que venimos en un vaivén pero venimos bien”.

Por último, habló de su propia participación en el encuentro: “Cuantos puntos haya hecho yo en el partido no me cambia mucho. Lo que sí, es aportar le mejor para el equipo y muchos de los puntos que anoté vinieron gracias al Gato (Martín Perdomo) y Sebastián (Chaine), porque atraen mucha marca. A partir de ellos fue que llegaron los goles míos y de los demás compañeros”.