Larre Borges cumplió con la misión de meterse entre los ocho, dejando en el camino a Verdirrojo, con pasajes de buen juego.

En el comienzo, el aurinegro buscó dañar con los posteos de Leiva. Los del Cerro evitaban que la bola llegara hasta el pivot, cortando la línea de pase. A su vez, entre Nessi, Aguilera y Meira iban cambiando las referencias en la marca. Castro consiguió algunos espacios en ataque, concedidos por los de La Unión. Ambos incurrían en pérdidas, hasta que aparecieron los triples. Primero Chucho para quedar cuatro arriba, después dos bombas consecutivas de Osimani y una de Emilio Taboada, le dieron la vuelta el score por cinco. Con el osito como generador, el equipo se pasaba mejor la pelota para escaparse por ocho, tras la primera conversión del argentino. El buen cierre de Meira, hizo que la distancia bajara de la decena, para redondear el parcial de 21 a 14.

Sin los hermanos de Villagrán, subió la intensidad atrás, colapsando la pintura, beneficiados por la poca efectividad rival en el tiro exterior. Delgado aprovechó la ventaja ante Borrallo en ocasiones, aunque los rebotes largos eran capitalizados por las corridas de Catalá y Joaquín. Promediando el chico, la brecha era de 15 para el cuadriculado. Meira continuaba siendo el más peligroso, cargando con el goleo, sin que aparecieran los demás. Alonso por momentos mandó a defender en zona, manteniendo al hombre con Emilio. Los de Prusia forzaron alguna entrega, pero lejos de colocar una racha que preocupara a Camiña. De esta manera, Larre estaba en control del juego, 34-25 arriba de cara al descanso largo.

Para la segunda parte, el Tico intentaba dañar cerca del tablero. Aunque en La Unión, seguían enchufados en cortar y correr. Conversiones al hilo de Joaquín, sumadas a Emilio y Catalá, derivaron en 19 unidades entre uno y otro, todavía con 15 minutos por disputar. Pese a la insistencia de Alonso por corregir atrás, Verdi abusó de los triples producto de la desesperación por achicar. La mala lectura, sumada a la falta de reacción, fue una combinación letal para los intereses del Cerro. Encima, Larre más que apiadarse siguió enfocado, sacando hasta 23. El último período llegó con el tanteador 62 a 41.

En el epílogo, ingresaron los titulares con Gentini, echando el resto en pos de una reacción. Justamente un triple del 14, acercó las cifras a 13. Osimani seguía manejando las acciones, ordenando a la segunda unidad con la que compartía el rectángulo. Regresos de los Taboada y Leiva, volvieron a estirar rápidamente a 25 con medio cuarto para la chicharra. Finalmente, el partido se definió en cifras de 95 a 68.

 

EL GRITO

Dale papá, cobrame un foul

 

La frustración de Aguilera quedó demostrada en el arranque del segundo tiempo. Su pedido, sonó más a suplica que a reclamo hacia Borio. De cualquier forma, Salgueiro lo ejecutó con una falta técnica.

UNO x UNO

VERDIRROJO

Nessi (3): Desordenado y con errores en el manejo. Castro (2): Lo dejaron tirar, sin que pudiera aprovechar las oportunidades. Aguilera (3): Lejos de su nivel en ambos costados. Meira (6): El mejor en el perdedor. Fundamental en los minutos que el equipo tuvo vida. Delgado (5): Dejó todo hasta el final. Cerca de la doble decena, premio a la tenacidad por encima de la escasa efectividad. Gentini (4): Actitud, ganas y algún triple esperanzador. Díaz (2): No fue factor en ataque, ni pudo cambiar las cosas desde el banco. Rodríguez, Morganti, Flores, Varese y Torre Sosa (-): Entraron con todo terminado. Alonso (4): Pese a buscarle la vuelta, nunca pudo disimular la disparidad entre ambos planteles.

LARRE BORGES

L. Taboada (7): Tener menos contacto con la pelota, lo hizo más efectivo. Puntos, rebotes y pocas pérdidas. Osimani (8): El destacado. E. Taboada (7): Con su mano intacta cuando había partido. Pudo cuidar el físico para lo que se viene. Catalá (5): El que peor la pasó del quinteto inicial. Necesitará de su mejor versión para enfrentar a Rojas. Leiva (6): Difícil de tomar en la pintura. Por momentos Delgado lo complicó. Coelho (5): Buenos números en minutos que ya no contaban. Acevedo (4): Entró fuerte atrás, sin efectividad en su tiro. Borrallo (6): Aportó con calidad para que el argentino descansara. Izaurralde (6): Interesante en el traslado y también prendido en la marca. De León y La Paz (-): Minutos con el juego definido. Camiña (7): Lo planeó bien y sobre todo le dio una vuelta a la actitud defensiva del cuadro. Además, amplió la rotación con los pibes.

VAR

Gonzalo Salgueiro, Andrés Haller y Daniel Borio (6): Sin inconvenientes en un trámite abierto.

_______________________

LO DESTACADO

Joaquín Osimani fue el motor del equipo. Jugó e hizo jugar a todos. Los involucró, circuló el balón y creó para que sus compañeros también se divirtieran. Realmente puso todo como para que su hermano dejara un minuto la NBA (también por Basquet Total) y quiera ponerse a hacer crónicas de El Metro. Bienvenidos los dos y felicitaciones por los rendimientos.

EL TAPABOCAS

Arrancaron las que duelen, y por momentos se ve al equipo que esperábamos todos. Seguramente aún haya margen de mejora, pero Camiña ya hizo un trabajo importante, para que Larre tenga su sello. El técnico tapa bocas, ahora intentará dar el golpe contra Cordón.