Larre Borges venció a Verdirrojo y cerró la fase regular en la quinta posición. Estos dos equipos se volverán a ver las caras el próximo martes en la serie de octavos de final.

Por la última fecha del Clasificatorio se enfrentaban Larre Borges y Verdirrojo. Los primeros si ganaban terminaban en el quinto puesto, mientras que si perdían debían esperar el resultado de segunda hora para saber si eran sextos o séptimos. Por su parte, su rival de turno ya tenía el 12 para los playoffs y tenía claro que de ser vencido por el aurinegro, se volverían a ver las caras en octavos de final. Los dirigidos por Federico Camiña saltaron a la cancha con Leandro Taboada, Joaquín Osimani, Emilio Taboada, Nicolás Catalá y el argentino Martín Leiva. Por su parte, los comandados por José Luis Alonso comenzaron con Marcelo Nessi, Ignacio Castro, Gonzalo Díaz, Gonzalo Meira y Nicolás Delgado. Los encargados de impartir justicia fueron Vivian García, Washington Chamorro y Christian Barreiro.

El encuentro disputado en el CEFUBB presentó un arranque netamente favorable a los de La Unión, que desde el salto inicial parecía dejar en claro que no había lugar para ningún tipo de especulación. Explotando el ataque rápido a la perfección y con un Nicolás Catalá sumamente inspirado, Larre conseguía abrir una prematura ventaja de once unidades (13-2). Al no contar con Martín Aguilera y al ser bien defendido Gonzalo Meira, las únicas vías de gol del conjunto cerrense pasaban a ser Nicolás Delgado en el poste bajo y Marcelo Nessi atacando el aro. Con el “Tico” siendo determinante en la pintura, los de la calle Prusia colocaron un parcial de 17-5, para pasar al frente por primera vez en el juego. En el peor momento de su equipo apareció en el todo su esplendor la figura de Emilio Taboada, que con tres triples consecutivos, le devolvía la delantera a los de la calle Villagrán. El “Verdi” dependía exclusivamente de lo que pudieran generar Delgado y Nessi, que junto a Ignacio Castro fueron los únicos en anotar en los primeros 20 minutos de juego, que se fueron con el equipo que hacía las veces de local al frente por 35 a 30.

El comienzo del complemento fue idéntico al del partido, con el aurinegro colocando un 15-4, que en este caso le servía para sacar una diferencia en el electrónico de 16 puntos. La buena efectividad en triples tanto de Catalá, Osimani o el mayor de los Taboada, provocaba que los de La Unión plasmaran en el rectángulo la ventaja de potencial que existe entre un equipo y otro. Sobre el cierre del tercer cuarto, los dirigidos por Federico Camiña sacaron una renta superior a los 20 tantos, lo que prácticamente sentenciaba el partido. En dicho pasaje fueron importantes llegando desde el banco de suplentes Rodrigo Coelho, Lucas De León y Facundo Izaurralde. Los comandados por José Luis Alonso fueron sintiendo el cansancio y pagando caro el escaso aporte de Gonzalo Meira, que en ningún momento fue la compañía que Delgado necesitaba. Los últimos diez minutos estuvieron absolutamente de sobra y sirvieron únicamente para darle descanso a los jugadores más importantes de ambos equipos. Finalmente, Larre Borges se quedó con el triunfo por 85 a 59 y de esa manera terminó la fase regular en la quinta posición, lo que hace que tenga que enfrentar precisamente a Verdirrojo en los octavos de final, teniendo a su favor una ventaja de 1-0.

En el ganador sobresalió la figura de Nicolás Catalá, que encestó 18 puntos, bien acompañado por Emilio Taboada, que aportó 16 tantos, 5 rebotes y 5 asistencias. Por el lado del perdedor, Nicolás Delgado anotó 25 unidades y capturó 15 rebotes.

 

EL GRITO

“Paren el tiroteo. Jueguen sistemas por favor”

Luego de un gran arranque de partido, en el cual llegaron a sacar una ventaja de once puntos, Larre Borges permitió una rápida reacción de Verdirrojo, obligando a Federico Camiña a tener que pedir minuto de tiempo. Al rey del ascenso se lo pudo ver bastante enojado, ya que sus dirigidos abusaban del lanzamiento exterior y de las acciones individuales. Seguramente, en el segundo cuarto disfrutó el tiroteo de Emilio Taboada, cuando el alero puso tres bombas al hilo.

UNO x UNO

LARRE BORGES

L. Taboada (6): No le está entrando con regularidad el tiro exterior. Cuando se dedica a romper y generar juego para sus compañeros es mucho más productivo. Osimani (7): Fue sumamente importante a la hora de explotar el ataque rápido. En defensa es por robo el mejor del aurinegro. E. Taboada (8): El Destacado. La experiencia y la muñeca al servicio del equipo. Catalá (7): Clave a la hora de romper la zona, ya sea con el lanzamiento exterior o atacando el aro en rompimiento. Leiva (4): Sigue estando en el debe. Delgado lo sacó a pasear todo el encuentro. Nobleza obliga, puso dos libres al hilo, algo que no lograba desde la Liga Nacional Argentina del 2008. Coelho (7): Buena mano saliendo desde el banco. Con su rendimiento en los últimos dos partidos se ha ganado un lugar dentro de la rotación. Acevedo (4): Tuvo una pelea con el aro, la cual perdió por KO. No le salió absolutamente nada. Borrallo (6): En ataque aportó lo mismo con Leiva. La diferencia la marcó en defensa, donde logró bajar el ritmo al “Tico”. Izaurralde (5): Mucha intensidad en la primera línea. Otro que se ha ganado la consideración del entrenador. De León (5): Minutos de calidad mientras descansaba Lea Taboada. La Paz y Rodríguez (-): Poca participación. Camiña (6): No tuvo problemas para vulnerar la zona que plantó su rival desde el comienzo del juego. Buen apronte del equipo pensando en unos playoffs que los tendrá por el camino más duro hacia el ascenso.

VERDIRROJO

Nessi (6): Muy buen primer tiempo, anotando y defendiendo al menor de los Taboada. En el complemento no pudo repetir. Castro (4): Se metió en el equipo titular ante la baja de Martín Aguilera. No pudo adaptarse a ese rol, viniendo como sexto hombre puede imponer mejor su estilo de juego. Díaz (2): Nulo aporte. No puede ser que un alero tome solamente un tiro en todo un partido. La confianza la tiene on the floor. Meira (3): Flojísima performance en ataque, con un 1/13 en tiros de campo. Las ocho asistencias le suben un punto. Delgado (8): Al mejor estilo Nikola Jokic, dando cátedra en el poste bajo. BTito le dedicó varios aplausos, pero de eso hablaremos más abajo. Gentini (5): La entrega no se negocia por nada del mundo. En ofensiva no suele involucrarse demasiado. Rodríguez (3): Nada tímido a la hora de tirar. Nada preciso a la hora de embocar. Calone (6): Mostró alguna cosita interesante el rato que estuvo en cancha. Flores (5): Se prendió en el rebote defensivo. En el otro costado pasó desapercibido. Torres Sosa, Varese y Morganti (-): Pocos minutos. Alonso (5): Mantuvo mucho la zona, cuando no le estaba dando los resultados esperados. Su equipo debe mejorar en todos los rubros si quiere dar pelea en los playoffs.

VAR

Vivian García, Washington Chamorro y Christian Barreiro (7): Correcta actuación en general. Pitaron lo que todo el mundo vio, algo que en los últimos partidos del torneo no había sido tan habitual.

_______________________

LO DESTACADO

Siempre se dice que en el periodo de pases se ganan los campeonatos. Sí nos guíamos por eso, Larre Borges debería haber ganado prácticamente todos los partidos, ya que en nombres es sin lugar a dudas el mejor plantel del torneo. Sin embargo, varios de esos jugadores importantes, por diferentes motivos, no estaban rindiendo lo esperado. A pesar de ser el goleador del equipo, el Metro de Emilio Taboada no ha sido una locura. En la tarde/noche de hoy mostró parte de su repertorio ofensivo, siendo determinante en el tercer cuarto, anotando tres triples consecutivos, que fueron importantes para sacar una ventaja que Verdirrojo nunca pudo contrarrestar. El número 7 cerró un partido muy bueno aportando 16 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias.

EL TAPABOCAS

Venía de tener una pobre actuación en la derrota de su equipo frente a Stockolmo. El capitán quiso borrar esa imagen rápidamente y salió a jugar el encuentro con una motivación extra. El popular “Tico” tuvo un primer tiempo deluxe, ganando ampliamente su duelo personal con el argentino Martín Leiva. El número 13 se le posteó constantemente e incluso se abrió y puso una bomba desde el perímetro. BTito, un fiel admirador del baloncesto de antaño quedó más que contento al observar que aún existen los jugadores internos que jueguen de espaldas al aro.