Desde su llegada le cambió la cara a Lagomar, se quedó con la pelota del triunfo frente a Olvol. Sebastián Chaine dialogó con Basquet Total luego del partido.

Sobre lo que significó jugar un encuentro con dos alargues, comentó: “Después de seis meses de parate, jugar esta cantidad de minutos es importante, habla de que el laburo que hicimos con el profe en la pandemia fue bueno y sirvió porque yo físicamente me siento bien, a la altura de la competencia y del ritmo de juego”.

Un ritmo de juego que fue difícil de seguir ya que por momentos se hizo de mucha ida y vuelta: “La verdad es que la intensidad del partido lo sentí un poco en el segundo alargue. Es un ritmo muy cambiante, nosotros tenemos que jugar al ritmo del Gato (Martín Perdomo), yo le pido que él corra porque a veces en el estacionado se nos complica porque tenemos que sacar ventaja en la cancha abierta. Yo trato de llegar y sellar donde las defensas no están armadas todavía. Ese es el ritmo que proponemos y tenemos que estar listos. Es un torneo que se juega a este ritmo donde cuando te proponen la zona a veces cambia un poco, pero sino es ida y vuelta, ir y venir todo el juego”.

A la hora de hablar del último rebote que consiguió y que valió el triunfo de Lagomar, comentó: “Ellos (Olivol) juegan muy bien a partir de Damian (Tintorelli) y yo sé que ellos lo están buscando todo el tiempo en el corte. Cuando vi que venía y lo vi cortar yo sabía que se la iban a dar, porque teniendo un jugador tan importante como Tintorelli cualquiera le quiere pasar la pelota, pero yo me la quedé. Fue un poco de fortuna y un poco de leer la jugada, pero lo importante es que el equipo demostró carácter, tener actitud. Ganar no nos modificaba en nada, pero sí nos modifica en lo anímico y en seguir construyendo un equipo”.

Sobre la racha positiva que ha tenido Lagomar en el cierre de la fase regular, dijo: “Creo que el equipo cambió la cara porque se cambió la forma de jugar. Yo creo que no todos elegirían jugar contra Lagomar, porque hoy somos un equipo molesto. De los últimos cinco partidos ganamos cuatro. Eso me pone contento poque quiere decir que estamos construyendo y que sirve el laburo que estamos haciendo”.