Los Ángeles Lakers aplastaron a su similar de Miami Heat de la mano de su dupla mágica y pusieron las finales de la NBA 1-0 en su favor.

Las finales más esperadas de la historia de la NBA dieron inicio este jueves. Es que ya hace un año comenzó la temporada 2019/20 que finalizará tras esta serie entre Miami Heat y Los Ángeles Lakers.

De entrada el equipo del Este comandó las acciones. Tuvo a Butler con confianza desde el tiro y también con su doble ritmo. Los angelinos no se encontraban en la cancha y a pesar de algún rebote ofensivo y gol de segunda oportunidad, el ataque del equipo de Spoelstra pareció mas fluido y aceitado. Abrió 13 de ventaja, 23-10 con mucha superiorida en su juego. Sin embargo, casi que sin dar tiempo para que los de la Florida disfruten la ventaja, Frank Vogel mandó a Rajon Rondo a la cancha y el partido cambió. Playoff  Rondo, Caruso y obviamente Lebron y AD, fueron los artífices de un terrible 21-5 para con:  mejores porcentajes de tres y una defensa que ahogó a Miami en todas sus ofensivas, dar vuelta el marcador e irse 31-28 al final de los primeros doce minutos. A parti de ese envion los Lakers no bajaron el pie del acelerador. Anthony Davis se volvió amo y señor de los tableros, siendo usado una y otra vez cuando generó ventajas abajo, o sino sacando la pelota para el tiro de tres, donde estuvieron finísimos. Primeros 24 minutos a los libros y 65-48 en favor de L.A.

El segundo tiempo siguió con las mismas prestaciones. AD se comió a todos los internos del rival. Además, Miami sufrió lesiones en tres de sus titulares: Dragic, Butler y Adebayo lo que generó dudas de si seguir intentando dar vuelta un partido que perdían hasta por 32 o pensar en el próximo. Spoelstra no tiró la toalla y a pesar de que el base esloveno no volvió, confió en Butler para dicha remontada. Pero los Lakers siguieron jugando a un ritmo altísimo, tomando rebotes ofensivo y siempre encontrando un pase más para el compañero libre. En este sentido LeBron y AD se divirtieron y todo Florida lo sufrió. 93-67 de cara al último cuarto y partido liquidado. Sin embargo, la banca del Heat hizo lo que no pudieron los titulares. De la mano de un Nunn totalmente desatado y con buenos minutos de Olynyk encontraron un parcial bárbaro que puso nervioso a los californianos. Pero claro, la ventaja era demasiada y cuando volvieron LeBron y AD los Lakers manejaron nuevamente la ventaja y ya con un par de minutos en el juego los entrenadores pusieron a los que menos minutos tienen. El resultado final fue 116-98 y LeBron y Cia colocaron la serie 1-0 en su favor. El goleador del juego fue Anthony Davis con 34 puntos, mientras que por el lado de Miami, Jimmy Butler anotó 23. El próximo juego será el viernes a las 10 de la noche.

 

 

UNO x UNO

HEAT

Dragic (5): No tuvo demasiado tiempo en cancha por culpa de una lesión, esperemos no sea grave. Butler (6): Venía siendo el mejor de su cuadro hasta que se dobló de fea forma el tobillo. Si los tendrá enormes que volvió a la duela. Robinson (2): No le salió nada. Terminó sin puntos y la canasta llena. Crowder (6): Comenzó con todo. LeBron lo miró a los ojos tras un entredicho y no volvió a ser el mismo. Adebayo (3): Otro que no jugó tanto por una lesión. Cuando estuvo en cancha no pudo con AD.  Herro (6): Nada tímido en ataque cuando le quedó el espacio. Atrás no para a nadie. Iguodala (4): Hizo de todo un poco. Infló mayormente sus números con el partido liquidado. Nunn (7): Es verdad, entró con el juego casi decidido, pero con su frescura y atrevimiento dotó a su equipo de algo que le faltó. Seguramente robe minutos en las proximas finales. Hill, Olynyk (-): Minutos basura. Spoelstra (4): Pobre Eric, que pudo haber hecho ante el poderío físico de LA, y sumado a eso el gran porcentaje en triples. Deberá ajustar muchas tuercas sobre todo desde adentro hacia afuera.

LAKERS

James (9): No le ponemos 10 porque todavía quedan varios partidos, pero el juego que se mandó este monstruo. Jaja que animal.  Caldwell-Pope (6): Buena defensa como siempre pero además gran acierto en el tiro de tres. Es lo que precisa el equipo. Green (6): Otro que siempre juega bien atrás, y que hoy se le abrió el aro. Partido completísimo de un campeón. Davis (9): ¿En serio no lleva 10 finales? Debutó como si las hubiera jugado desde siempre. Da la sensación que Miami no tiene como pararlo. Howard (5): No lució tanto como otros partidos, pero sus rebotes ofensivos abren un montón de chances para las segundas oportunidades. Se vistió de Pau Gasol y habilitó desde el poste. Rondo (6): Su ingreso cambió el juego. La leyenda de Playoff Rondo era cierta. Tiene un GPS en la cabeza. Kuzma (5): Se nota que hablaron con él y le resaltaron la importancia que tiene en la rotación. Mucha agresividad atrás, adelante ya va a entrar. Caruso (6): El factor X. Siempre rinde. Adelante y atrás. Morris (5): Un grande que se abre y lastima, adentro tiene todas las mañas. Es el descanso perfecto de AD y Howard. Vogel (7):  Muchas veces dio la sensación que improvisaba con la rotación. En el final de la temporada parece haberla encontrado a la perfección.

_______________________

LO DESTACADO

La forma en que los Lakers quebraron la defensa de Miami es digna de estudio por parte de quién quiera jugar a este deporte y aprender. El equipo de Vogel tuvo todos los golpes, desde la pintura, el contraataque y el tiro de tres. Fue justamente el triple lo que le dio de comer durante gran pasaje del partido y sobre todo cuando sacó la ventaja. 15/38 en T3 y a otra cosa. 1-0 y pelota al medio.

EL RINCÓN DEL OSO

Fue una muestra de poder del tamaño y experiencia de este equipo. Fue la versión dominante de un equipo que tiene tamaño y lo sabe usar con paciencia deliberada. Fueron coherentes con las ventajas siendo verticales a la pintura arruinando los perimetrales que rotaban. Además quirúrgicos una vez que fue claro el mensaje a base de imposicion fisica (54 rebotes, 9 ofensivos y 8 tapas) de sus lideres cuando aceleraban todas las posesiones (30 tiros libres). Los tiros de tres puntos fueron buenos y llegaron cuando el pase viene desde una ventaja y rotación (15/38 3pts). LeBron James luce enfocado como no lo veiamos desde el 2016 y Anthony Davis está en nivel MVP. Si constantemente son agresivos se ponen indefendibles.