Esta noche comienzan las Finales de la NBA. Miami Heat y Los Angeles Lakers buscarán el anillo en la burbuja de Orlando. En el siguiente informe analizaremos las chances de cada equipo de obtener el campeonato y les dejaremos un clásico, el Básquet Total se la juega, con el pronóstico de cada uno de nuestros especialistas en la materia.

In the last weekend quedaron definidos los ganadores de cada conferencia, que a partir del miércoles se verán las caras en la gran definición del torneo. El sábado, los Lakers vencieron a los Nuggets por 117 a 107 y se coronaron campeones del Oeste, luego de diez años. Por su parte, el domingo, el Heat derrotó a los Celtics en cifras de 125 a 113 y se quedaron con la corona del Este después de seis temporadas. Será la primera vez que estos dos equipos se enfrenten en unas Finales de NBA.

Antecedentes:

El primer enfrentamiento de la 2019/20 se produjo el 8 de noviembre pasado en el Staples Center de la ciudad de Los Angeles. Los de California se quedaron con el triunfo por 95 a 80, siendo clave el parcial de 30-20 que colocaron en el tercer cuarto. En el local se destacó la actuación del binomio conformado por LeBron James y Anthony Davis, que se combinaron para 51 puntos, 12 rebotes y 13 asistencias. En la visita, Jimmy Butler terminó como máximo anotador con 22 tantos. En esos primeros partidos de la temporada, los de la Florida tenían como pívot titular a Meyers Leonard, hombre que hoy en día no entra en la rotación. Mientras tanto, los angelinos contaban con Avery Bradley, excelente defensor que por motivos personales decidió no participar de la burbuja de Orlando.

La segunda y última vez que se vieron las caras en la presente campaña fue el 13 de diciembre en el American Airlines Arena de Miami. Tal y como aconteció un mes atrás, la victoria fue para los Lakers, que contaron nuevamente con su dupla de estrellas en una noche de inspiración. Antonio culminó el juego con 33 unidades y 10 rebotes, mientras que LBJ rozó el triple-doble, aportando 28 puntos, 9 rebotes y 12 asistencias. En el Heat, “Jimmy Buckets” repitió como goleador con 23 tantos, siendo importante el aporte del banco de suplentes, sobre todo a través de Kelly Olynyk y Derrick Jones Jr. En este encuentro se pudo observar la diferencia física que existe entre estos dos conjuntos, ya que los Lakers ganaron la batalla de los rebotes por 50 a 34.

¿Cómo llegan?

Los dirigidos por Frank Vogel llegan a la gran definición con un récord de 12-3 en la postemporada. En sus dos primeras series de playoffs, ante Portland Trail Blazers y Houston Rockets respectivamente, fueron de menor a mayor. En ambos primeros juegos fueron derrotados y luego encadenaron cuatro victorias en fila para cerrar con un marcador global de 4-1. En la final de conferencia frente a Denver Nuggets, los laguneros se pusieron 2-0, el segundo triunfo aquel del triple en la hora de Davis, lo que parecía encaminarlos a una barrida. Sin embargo, los de Colorado se quedaron con el tercer partido y ponían emoción a la llave. Los oro y púrpura aprovecharon el desgaste físico que acarreaba su rival y se impusieron en los games 4 y 5 para de esa manera meterse en las Finales de la NBA luego de diez años de ausencia.

Por su parte, los comandados por Erik Spoelstra arriban a las finales con el mismo récord que su rival, aunque su camino no fue el mismo. Los de South Beach tuvieron una primera ronda perfecta, en la cual barrieron a Indiana Pacers. En semifinales, tuvieron que medirse ante Milwaukee Bucks, el equipo con mejor registro de la regular season. Contra todo tipo de pronóstico previo, el Heat se impuso 4-1, dejando eliminado a Giannis Antetokounmpo y compañía. El escollo más complicado para los de la Florida llegó en la final del Este, en donde se vieron las caras con Boston Celtics. En los partidos que tuvieron un desarrollo parejo, los tres veces campeones de la NBA supieron cerrar mejor que su adversario, mientras que los de Massachusetts se quedaron con aquellos juegos que se abrieron en el tercer cuarto. En la noche del domingo, Miami se impuso por 125 a 113 y logró el pasaje a la definición seis años después de su última aparición.

Estrellas:

Si bien Anthony Davis es un jugador desnivelante, tanto en ataque como en defensa, los Lakers cuentan en sus filas con el señor LeBron Raymone James, el hombre más desnivelante de la liga en el siglo XXI. Una de las principales críticas que recaían sobre el nacido en Akron era que jugando en la Conferencia Este es fácil llegar a las Finales de la NBA. Dejando de lado la pasada campaña, en la cual una lesión lo sacó del final de la temporada regular, el ex Cavaliers demostró que en el Oeste también puede lograr cosas importantes. En los presentes playoffs, “The King” promedia 26.7 puntos, 10.3 rebotes y 8.9 asistencias, con un magnífico 54.7% en lanzamientos de campo.

En este aspecto, el Heat es un equipo mucho más colectivo, que no depende tanto de una estrella. Dentro de este contexto, por personalidad, experiencia y por su cuota de talento, Jimmy Butler aparece como el player franquicia. El formado en la universidad de Marquette es junto a Goran Dragic y Andre Iguodala, el encargado de darle respaldo a un núcleo de jugadores jóvenes, que están haciendo sus primeras armas en la mejor liga del mundo. El ex Bulls es importante en ambos costados de la cancha y en esta postemporada está haciendo un poco de todo, aportando 20.7 tantos, 5.7 rebotes, 4.5 asistencias y 1.9 robos por encuentro. Además, el popular “Jimmy Buckets” se pone al equipo sobre sus hombros cuando las papas queman.

Claves:

El hecho de contar con jugadores de la talla de LeBron James y Anthony Davis, convierte a los Lakers en el candidato a quedarse con el anillo. Sin embargo, al tener que enfrentar a un gran rival, solo con lo que puedan realizar ellos dos nos le va a alcanzar. Seguramente, la defensa del Heat por muchos pasajes del juego va a ser en zona, por lo tanto, es importante que tiradores como Danny Green, Kentavious Caldwell-Pope y el propio Kyle Kuzma, tengan la mano caliente desde el perímetro. Frank Vogel sabe que esta es la oportunidad de sacarse la espina que tiene clavada con su colega, que lo eliminó varias veces cuando él estaba al mando de Indiana Pacers. Los actores de reparto van a tener que dar un paso al frente, aunque a la larga se sabe que el éxito de los angelinos está en las manos de “The King” y de “La Ceja”.

Mientras tanto, el Heat tratará de mantener la intensidad defensiva que le ha dado excelente resultado a lo largo de la postemporada. La defensa zonal que por momentos le trajo grandes dolores de cabeza a los Celtics puede llegar a ser uno de los puntos claves de la serie. Evitar que LeBron pueda penetrar con facilidad y que Davis no reciba en la pintura, van a llevar a Erik Spoelstra a aplicar esa zonita 2-3, que implica un gran desgaste para sus dirigidos. En ofensiva, los de South Beach van a necesitar que su porcentaje de triples se incremente en relación a los últimos juegos. En ese sentido, Duncan Robinson desde el catch and shoot y Jae Crowder desde las esquinas van a tener que aportar su granito de arena. Jimmy Butler debe ser mucho más agresivo a la hora de atacar el aro y Tyler Herro mantener esa desfachatez que lo caracteriza. En el juego interno, Bam Adebayo aparece como la única carta de gol, aunque enfrente va a tener a uno de los mejores defensores de la liga.

 

Básquet Total se la juega

Matías Fabregat (@M16Fabregat): Los Angeles Lakers 4-3.

Leandro Mayo (@LeandroMayo2): Miami Heat 4-1.

Álvaro Cajes (@AlvaroCajes): Los Angeles Lakers 4-2.

Nacho Díaz (El hombre sin Twitter): Los Angeles Lakers 4-2.

Manuel Martínez (@Manu_Heat): Los Angeles Lakers 4-1.

Federico Ramos (@ramos_fede): Los Angeles Lakers 4-2.

Nicolás Quintana (@nicoquintana_uy): Los Angeles Lakers 4-2.