Lagomar derrotó 86-82 a Tabaré con un magnifico partido de su extranjero. El equipo de Rodríguez sumó su tercera victoria en el torneo.

Uno de los partidos claves por la parte inferior de la tabla de posiciones mostraría en el arranque dos métodos opuestos, que luego se extendieron durante los 40 minutos de básquetbol en el CEFUBB. Desde el principio, Lagomar mostró un muy interesante juego colectivo, pasándose la pelota en ataque y fluyendo, mientras que por el otro lado, Tabaré tuvo un arma mortal en el tiro desde más allá de los 6.75. El indio registraba porcentajes fenomenales, y esa era la gran explicación de la paridad en el marcador. Facundo Medina tenía fuego en su mano derecha y levantaba todos los aplausos, tal es así, que en un momento durante el segundo cuarto llevaba 22 de los 24 puntos convertidos por su equipo.

En el equipo del balneario, durante todo el primer tiempo se aprovecharon muy bien los espacios generados por Sebastián Chaine, que se encargaba, no solo de anotar, sino también de juntar marcas y descargar a jugadores como Perdomo y Álvarez que se vieron beneficiados con el doblaje que se le imponía al argentino. Luego de finalizados los primeros 20 minutos de básquetbol, la diferencia sería de un punto a favor de los dirigidos por Rodríguez.

Luego del descanso largo no se verían grandes cambios en lo que a formas se refiere. El problema para Tabaré era que los porcentajes de triples bajaban, y se quedaba sin ideas para atacar una muy intensa defensa planteada por un Lagomar que por momentos fue arrollador. Perdomo se destacaba, primero en la marca individual sobre Matías De Gouveia, y después en ataque corriendo sucesivamente la cancha, a raíz de lo mencionado anteriormente. Los altibajos del equipo del balneario permitieron que el indio nuevamente se ponga en partido, y de hecho lo supere en el score con un doble del juvenil Rosas. A partir de ahi se cortó el partido de rachas e ingresaron nuevamente en una paridad que alternaba buenas y malas decisiones en las distintas ofensivas.

El comienzo del último cuarto fue ampliamente favorable para el equipo del Parque Batlle. Sin ser una maravilla, Tabaré lograba cinco puntos de ventaja con participaciones de Facundo Medina y De Gouveia que obligaron el pedido de minuto por parte del banco verde. A partir de allí, un rápido parcial de 5-0 puesto por Lagomar igualaba nuevamente las cosas cuando restaban poco menos de seis minutos para el final del juego. Lo leerán más adelante porque los elogios hacia él aparecerán más de una vez en esta nota, pero lo de Sebastián Chaine fue sencillamente magistral. Asumió todo el partido, y el momento decisivo del final no sería la excepción. Había buena lectura, constantemente se buscaba el posteo 1×1 contra un Tortajada que nunca pudo dominarlo, y desde ese lugar radicaba la mayor diferencia. El gris de Parque Batlle no encontró las vías de gol, y observó como se le escapó un juego en el que, en términos generales, fue superado.

El goleador del cotejo fue Sebastián Chaine con 34 puntos, secundado por Facundo Medina en Tabaré que anotó 32 unidades. Además, se destaca también el aporte de Martín Perdomo que se despachó con 27 tantos.

 

EL GRITO

¿Alguien puede marcar a ese gordito?

El tema no era hacerlo, sino hacerlo bien. La voluntad estaba, pero la eficacia no. Aún así los allegados a Tabaré en la tribuna del CEFUBB se mostraban impotentes viendo como cada pelota que recibía el 15 de Lagomar terminaba en la red. Kilo más, kilo menos, eso es perspectiva, la realidad fue el partido bestial de Sebastián Chaine.

UNO x UNO

TABARÉ

M. De Gouveia (4): Intentó, pero falló más de lo que acertó. Sufrió a Perdomo. F. Medina (8): Y la derrota lo baja un poco. Exuberante partido de Facundo que mostró su mejor versión en lo que va del torneo. Si ves que arma el tiro, arrancá para el fondo nomás. ¡Que manito, nene! O. Medina (4): No repitió otras buenas actuaciones. Se lo notó ofuscado. Grolla (3): Debe aportar muchísimo más. Tortajada (4): Le tocó bailar con la más fea, e hizo más agua que el Titanic. Muy buen torneo, mal partido. Rodríguez (3): Tiró, chocó, y siguió tirando. Todo eso, sin efectividad. Varela (5): No fue solución, pero tampoco bajó el nivel de su equipo. Importante en la rotación. S. De Gouveia (4): Aporte nulo. Rosas (5): Si le das a elegir chocar con el jugador más grande que encuentre, o bailar con la más linda del boliche, se pone a chocar. Interesante aparición para darle aire a Tortajada. Le ganó alguna que otra vez al argentino. Mussio (-): Instantes en cancha. Santerini (4): No encontró la solución atrás, ni tampoco logró que su equipo fluya en ofensiva. 

LAGOMAR

Perdomo (8): Partidún de aquellos. Se destacó en ambos costados. Si a alguien que lea esta crónica le dicen: ¿Qué preferis, que te marque Perdomo o que te secuestren a tu vieja?, vayan entregando a la doña, el Gatito es insoportable. Larrea (5): En ofensiva no aportó, pero durante el segundo tiempo marcó muy bien a Facundo Medina. Cardozo (4): No repitió otras actuaciones, pero los resortes que tiene en los pies duran más que los de cualquier auto moderno. Álvarez (6): Cuando lo llaman a actuar, nunca se esconde. Destila clase. Chaine (10): El destacado. Tiene la palabra Metro tatuada en la frente. Ledanis (5): Está en su salsa. Ayuda un montón. Hormoza (5): De timido no tiene nada, y que bueno es eso. En un plantel tan corto, su aporte se valora. Rodríguez (7): Supo por donde había que ir. La marca al hombre le surgió efecto, y sus ordenes llegaron claritas a la cabeza de sus jugadores.

VAR

Laulhe, Fernández, Guberna (5): Alternaron buenas y malas, pero no incidieron en el resultado. Le erraron con el bueno de Fede Ledanis.

_______________________

LO DESTACADO

Llegó en medio de un quilombo, y se acomodó igual de bien a como acomoda el cuerpo en el poste bajo… Bueno, TAN bien no. Un infierno lo que jugó el argentino con pinta de vikingo. Ganó siempre en el poste bajo, repartió, goleó, y nos regaló una de las mejores actuaciones individuales del campeonato. Lo tuvieron encerrado siete días al pe.. SANTO BOTÓN, ni el Coronavirus lo para.

EL TAPABOCAS

Que estaba perdido cuando se fueron los Álvarez. No diga eso, Lagomar vive y lucha. Podrán ganarle, pero van a tener que transpirar.

Galería de Fotos