Manuel mayora fue importantísimo para que la UA abrochara un importante triunfo para sus aspiraciones en El Metro. Luego del match, dialogó con nosotros.

En un partido chivo, Unión sufrió para llevarse el punto: “Sabíamos que era fundamental y complicado ganar hoy, venían igual que nosotros en la tabla. Son un rival muy complicado, te llevan a jugar un juego muy desordenado, que si entras en el ida y vuelta fuiste. Ganamos que es lo importante, creo que estamos jugando mejor que como arrancamos, aunque falta mejorar un montón ya empezamos a hacer más puntos, tratamos de defender lo mejor posible y nos llevamos el punto”.

“Tratamos de defender y que esa sea nuestra identidad en el juego, que adelante fluya más la bola que creo que lo estamos logrando, pero costó mucho porque ellos también son un gran rival”. Comentó acerca de la regularidad en el juego azulgrana.

Sobre los transcursos en el partido que le costó vulnerar la zona, agregó: “El Baldo (Ottonello) ahí abajo hace destrozos, jugando 1×1 es muy bueno y con la zona nos costó generarle situaciones para él. A mí en el arranque del segundo tiempo se me abrió el aro, me entraron las pelotas que no me habían entrado en el primero y en el cierre Martín (Trelles) lo cerró notable”.

El equipo del Hechi queda con un record positivo de 5-4 para afrontar el cierre de la fase regular: “Tenemos tres partidos muy difíciles, contra rivales no tan directos, pero sí que nos podemos llegar a cruzar si quedamos abajo como Sayago y Lagomar. Tenemos que ganar, marcar la cancha para lo que estamos, que obviamente es pelear y poder pelear el ascenso. Después viene Stockolmo que es una buena medida para llegar de la mejor manera a playoffs que es el primer objetivo”.

No es la primera vez, pero siempre es especial cuando los hermanos Mayora se enfrentan en una cancha: “Siempre jodemos quien gana, obviamente antes del partido nos cargamos un poco, él arranco muy bien, pensé que se me venía una noche durísima. Después por suerte en el tercer cuarto se pudo apagar y yo levanté para emparejar un poco el asunto (risas)”.

Formado en Trouville donde jugó toda la vida, pero con un sentimiento de pertenencia especial para con la UA, sobre esto terminó comentando: “Yo soy una persona muy cariñosa, me gusta estar bien donde estoy, sentirme cómodo. Amo Trouville, es el club de toda mi vida, pero acá desde el primer día que llegué me trataron muy bien, estoy contento y agradecido a toda esta gente”.