Defendiendo duro y jugando mejor en los minutos finales, Olivol Mundial derrotó a Cordón para seguir soñando despierto.

En el arranque, Varela y Tintorelli manejaban las ofensivas del mundial. Del otro lado, la estrategia era una zona con la referencia individual de Ángel sobre Brian García. Promediando el primer chico, los de Galicia no encontraban claridad, llegando a perder por seis. Las conversiones de Harrison y Barriola, pusieron al frente al conjunto de Palacios. Las marcas se hacían cada vez más pegajosas, siendo importantes los triples de González. Sobre el cierre, aparecieron los goles exteriores de Álvarez y Rojas. La penetración explosiva de Felipe García dejó a Olivol al frente por tres (20-17).

Repartiendo los puntos entre sus titulares, pesando en el rebote ofensivo, Cordón colocó un parcial de 11 a 2 que le permitió obtener seis de renta. Ahora el que buscaba con la zona era Palacios, permitiendo los tiros de afuera a García y Alonso, siempre ajustando y hasta doblando a Tintorelli. Álvarez era el más eficaz desde el perímetro, aprovechando los espacios que le entregaba su rival. Perez aguantaba al argentino, con el objetivo de que no recibiera o lo hiciera incómodo. El Oli tenía dificultades para generar juego desde ahí, pero contaba con González enchufadísimo para llegar al descanso largo sólo un doble abajo (35 a 33).

Para el complemento, el pivot de Millán salió decidido a atacar directamente a Harrison. Desde sus tantos y el triple de Alonso, el equipo de Sedes pasó por 40 a 37. En el otro costado Rojas buscaba postearse contra Macanskas. Igualmente, lo mejor para el albiceleste aparecía con los rompimientos de García. Se alternaban el comando del score, ya que Álvarez seguía lúcido y Tintorelli mejoraba. Precisamente el base se comprometió con la cuarta personal, propiciando otro buen pasaje de Felipe García. Gallo que había entrado para limitarlos, tuvo la última ofensiva, sin acertar por nada. El mundial ingresaba al epílogo con la delantera por 52-49.

El comienzo del fin tuvo a Olivol con chances de extender la ventaja, pese a que su capitán Varela no viera acción en la segunda mitad por una dolencia. Mientras Brian García descansaba, a los suyos les costaba anotar. Los de Sedes quedaron rápidamente en colectivas, siendo Pérez y el mismo número 21 los que dieron vuelta la escasa desventaja. Promediando el decisivo, el electrónico mostraba absoluta paridad. Macanskas embocando desde los 6.75 y propiciando la corrida con su rebote, colaboró a tomar seis de renta con tres minutos restantes. El propio Pablo, desde la línea de libres estuvo certero y a él se le agregó el doble de Tintorelli. Con ocho arriba, dos defensas claves de Alonso, favorecieron a extender a nueve unidades. Pese al intento desesperado de Cordón por achicar, el encuentro se le fue en los minutos decisivos. Olivol Mundial se terminó imponiendo por 76 a 63, para seguir soñando en lo alto de la tabla.

 

EL GRITO

Duro, duro, duro viejo!

 

La frase podría haber sido del reconocido hipnotizador Tusam, aunque fue del entrenador de Cordón. Palacios hizo hincapié durante toda la noche en que el éxito estaba en la defensa, y así se lo reclamó a sus dirigidos.

UNO x UNO

OLIVOL MUNDIAL

Álvarez (8): Claridad en la conducción y el manejo de la bola. Además puso 4 de 6 triples. Varela (4): Los minutos que disputó lo hizo bien. El equipo disimuló su ausencia en el segundo tiempo. Ojalá no sea nada. González (6): Arrancó bárbaro y se fue quedando. En el cierre se lo vio apurado. Macanskas (8): Fundamental en el resultado. No era su mejor noche, incluso lo atacaban sistemáticamente. Apareció para llevarse el punto. Tintorelli (9): Se bancó los 40 en cancha, doble decena en puntos y rebotes, siendo determinante al final. Otro día más en la oficina para Damián. Alonso (6): Entró decidido a tomar los tiros que le dejaban. Redondeó con defensas deluxe. García (7): Todo menos tímido. Con la velocidad de un rayo para perforar defensas. Cabillón (4): Correcto en sus pocos minutos. Sedes (8): El padre de la criatura. Planteó cerrarse en la pintura y le dio réditos. No es el destacado aunque debe estar orgulloso de los suyos.

CORDÓN

Bartesaghi (3): Cuando el equipo se descontroló no lo pudo revertir. Demasiadas pérdidas y errático con su tiro. García (5): De los que más quiso, lejos de una gran noche. Barriola (4): Con pasajes positivos en las tablas. Se desdibujó como el resto. Rojas (4):  Colaboró en la defensa de la pintura. Por momentos influyente en los rebotes. Harrison (5): De mayor a menor. Parecía que se llevaba todos los elogios, terminó dominado por Tintorelli. Pérez (4): Entiende lo que necesitaba el equipo. Podría haber jugado más. Gallo (3): Algo de serenidad en la base, que no redondeó con efectividad. Andreoli (3): Dubitativo. No tuvo los minutos de calidad de otros partidos. Palacios (4): Sabía que era clave la defensa, pero no le encontró la vuelta adelante en la segunda mitad. Pepusa y alguna mejoría en la base pudieron volver al rumbo.

VAR

Andrés Bartel, Diego Gómez y Daniel Borio (6): Una terna modificada horas antes del partido, aunque sin inconvenientes para conducirlo y pitar lo que correspondía.

_______________________

LO DESTACADO

Cuando resulta tan difícil elegir una figura, es para resaltar al colectivo. No es nuevo que este Olivol tiene el mérito de hacer brillar a distintos players en momentos del juego. Pero esta noche fue especial. Arrancó siendo de González y Álvarez, luego aparecieron Tintorelli y Macanskas. Siempre apoyados por Alonso-García desde el banco. El destaque al conjunto, porque se lo merecen.

EL TAPABOCAS

Macanskas no la estaba pasando bien. De hecho tenía un partido bastante discreto. Pero le quedó una bola sólo, y después de meditarlo la embocó. Seguramente acalló el murmullo y sus propias dudas. A partir de ahí fue clave para el triunfo.