25 de Agosto derrotó a Aguada 84-61, dejando a las Leonas como las únicas invictas de su grupo.

Aguada saltó al rectángulo con Melanie Komarek, Luciana Chagas, Romina Bello, Diamond Richardson y Nadia Hernández, dirigidas por Adrián Infantini. Las Leonas a cargo de Juan Manuel Loureiro comenzaron con Gabriela Píriz, Fernanda Midaglia, Sabrina Scévola, Rossana Dagnino y Camila Mazzariello.

El juego comenzó con una segura Dagnino de cuarta distancia con el que las de Villa Dolores tomaron la primera diferencia de cuatro puntos. Richardson comenzó a asumir por las rojiverdes con eficacia, pero del otro lado, estas se encontraron con un triple de Píriz y puntos generados por la presión que mantuvieron distancias. Las de Infantini trabajaron bien las ayudas defensivas para bajar el goleo rival, pero sufrieron la temprana segunda falta de Chagas, figura en su costado de la cancha. De todas formas, y a pesar de las corridas contrarias, las de la avenida San Martín utilizaron bien las salidas de Richardson de las cortinas, para ponerse a 3. Tras minuto, el Veinte castigó los errores rivales con puntos. Cargó el rebote ofensivo con eficacia y aprovechó las perdidas para anotar en situaciones de 1×0. De esta forma, se fue ganando al término del primer cuarto 23-16.

En el apuro por correr la cancha, las Aguateras pecaron de muchas pérdidas que 25 aprovechó para tener más posesiones, en las que dañaron con los cortes de Midaglia. El rojiverde con un par de anotaciones de cuarta distancia rompió la barrera de dos dígitos, también trabajando bien atrás en el 5×5. Las Leonas recuperaron rápidamente cuando consiguieron robar ante la presión rival, obligando al minuto de Infantini. Los reingresos de Chagas y Richardson mejoraron el balance ofensivo de Aguada, pero sufrió al atacar a un rival plantado en zona. Haciendo buen uso de sus 17 robos y sus 12 rebotes ofensivos, 25 de Agosto llegó a tomar 19 de ventaja, pero un triple de Richardson permitió a su equipo llegar al entretiempo perdiendo por 18.

Las de Villa Dolores hicieron buen uso de su ventaja bajo el aro para tomar 22 puntos de renta. Aguada alineó un par de buenas defensas para sumar en contraataque y mantenerse a 18. La quinta de Chagas complicó las aspiraciones del equipo de Infantini y esto lo aprovechó Scévola para sumar atacando el aro y estirar a 24 con diez minutos por jugar.

Las rojiverdes se ilusionaron con el punto cuando abrieron el último chico con triples de Komarek y Richardson y doble y falta de Hernández para ponerse rápidamente a 16. Tras minuto de Loureiro, el Veinte pagó con un 10-2 mejorando el ataque contra la zona, para disparar la renta a 24 y sentenciar el juego. Desde una buena lectura en ataque y con puntos de Hernández, Aguada parecía maquillar algo más el score, pero las Leonas con un 4-0 terminaron de decretar diferencias finales.

 Rossana Dagnino fue la goleadora del vencedor con 28 puntos, seguida de los 22 de Fernanda Midaglia y los 12 de Gabriela Píriz. Diamond Richardson se destacó en el perdedor con 33 unidades.

LO DESTACADO

Todos sabemos el potencial de 25 y lo que puede dar en el futuro del torneo, pero hoy el destaque se lo lleva el equipo de Aguada. Las rojiverdes demostraron una mejoría colectiva enorme y ante un equipo que aspira a grandes cosas. Desde el trabajo en el costado defensivo, en donde ayudó, cambió y ensayó una zona para intentar solucionar sus problemas con un rebote que le dio dolores de cabeza. Pero también trabajó de buena forma en el costado ofensivo, en donde supo atacar la defensa zonal, aprovechó bien los cortes, hizo buen uso del ataque rápido y logró liberar a Richardson muchas veces con un buen juego de cortinas. De promediar 27 puntos a favor y 90 en contra, pasó de mejorar esos números a 61 y 84 respectivamente. El margen de mejora es grande, pero el camino es este para animarse a soñar con objetivos grandes.