Luego de la importantísima victoria de Cordón ante Unión Atlética, Basquet Total fue directo a hablar con la figura de la cancha, Nicolas Bartesaghi, quien además de brillar fue protagonista de una de las polémicas de la jornada.

Sobre la victoria ante un rival directo el Grillo analizó: “Fue un triunfo durísimo. Sabíamos que ellos son un equipo defensivamente muy fuerte, son los que tienen el promedio más bajo de goles en contra. Pero conseguimos un partido de menos de 80 puntos y creo que ahí estuvo una de las claves. En el segundo tiempo mejoramos nuestra defensa y nos pusimos más intensos. Ellos habían arrancado con muy buenos porcentajes de tres puntos, que no venía siendo uno de sus fuertes, pero ajustamos atrás y pudimos correr un par de veces la cancha. Yo tuve la suerte de que hoy se me abrió un poco el aro para poner unos puntos importantes y conseguir este punto que nos mantiene ahí arriba”.

También se refirió a lo importante que es una actuación individual como la que tuvo en la noche del jueves: “Yo lo necesitaba un montón. Venía con algunos altibajos y había estado lesionado antes del comienzo del torneo. Ahora estaba alternando entre titulares y suplentes, que es algo que no me molesta, pero ahora estoy encontrando mi lugar en el equipo y un partido como el de hoy sirve para levantar en confianza y obviamente ayudar al equipo”.

Sobre el volumen de juego que generó el equipo por momentos en ataque el mercedario acotó: “Martín (Rojas) es una liebre corriendo la cancha, además sabemos que sin pelota o con pelota llega siempre. El Pepusa también llega por detrás y Paul (Harrison) si bien es un poco más lento, hoy corrió mucho. Tuvo la virtud de correr mucho la cancha y llegar a anotar. Igualmente sabemos que si llega a la línea de triple o a la de libres, tiene ese tiro también. Entonces sabemos que tenemos muchas armas para anotar y está en nosotros darnos cuenta quien está claro y de quien es momento, ser solidarios y mostrar que somos un equipo que pasa la pelota”.

Finalmente y sin cassette, se refirió a una de las polémicas de la noche, la infracción no pitada sobre Manuel Mayora con la que Cordón termina cerrando el partido: “La premisa en esa jugada era defender duro porque no teníamos faltas y quedaban 40 segundos. Entonces salí a presionarlo arriba y en el momento que él pica la pelota yo le pego a la bola de atrás pero creo que me llevo un poco de brazo y me llevo un poco de todo, pero bueno, yo seguí jugando.