Luego del vital triunfo de Larre Borges ante Stockolmo, el equipo de Camiña logró su cuarta victoria seguida en lo que va del certamen, Básquet Total fue en busca de Martín Leiva, una de las figuras del elenco cuadriculado.

En un encuentro donde el tanteador tuvo muchos cambios, el argentino resaltó una de las claves para poder llevarse el partido.“Se dio así porque ellos son un buen equipo, pero nosotros planteamos una defensa fuerte. Otra vez dejamos a un equipo importante en el goleo por debajo de los 71 puntos y me parece que es algo a tener en cuenta ya que en los últimos cuatro partidos nos hicieron muy pocos puntos. El triunfo se construyó a partir de la defensa.” 

El equipo de la Unión tuvo un comienzo de ensueño, pero en el tercer chico se dejó estar y casi deja escapar el punto.“Por ahí tuvimos un tercer cuarto donde permitimos más de 20 puntos, aunque igualmente hicimos un gran partido. Jugamos bien tres de los cuatro cuartos y los llevamos a nuestro juego, donde nosotros nos sentíamos más cómodos. Hay que estar tranquilo y seguir trabajando, ya que tenemos una semana entera para preparar el siguiente partido.” 

En lo que refirió a la táctica propuesta por el técnico, Leiva manifestó. “El primer tiempo empezamos cargando la pintura para ver si ellos duplicaban o triplicaban la marca y después vinieron los tiros. Hay que tener en cuenta que jugamos muy bien el pick and roll con el timing de Joaquín Osimani y de Emilio (Taboada).” 

Pese a que encadenan cuatro victorias al hilo, el ex Boca Juniors tiene claro que nada ha cambiado y que deben seguir enfocados.“La verdad que nos estamos entendiendo mucho mejor, pero es como todo. Ahora ganamos y parecemos que somos los mejores, mientras que la otra vez perdimos dos o tres partidos y parecíamos que éramos los peores. Yo creo que hay que ser equilibrados y más allá del momento de felicidad que podamos tener, hay que seguir trabajando porque nosotros vamos a más y es lo que queremos. Nosotros vamos a luchar por el ascenso.” 

Con la llegada de Federico Camiña al banco, el plantel tuvo un cambio de actitud más que notorio.“Me parece que nos dio el equilibrio que necesitábamos defensiva y ofensivamente. Nosotros tenemos goleo, aunque eso puede ir rotando. Por ponerte un ejemplo, hoy Emilio (Taboada) se cargó con faltas y tuvo que salir, pero el “Oso” (Joaquín Osimani) se hizo cargo. También si ellos no están, yo estoy en la pintura. Me parece que el equilibrio que encontramos defensivamente fue tremendo, la estamos rompiendo en eso. Estamos siendo un equipo súper compacto y eso nos permite correr. Así que, prioritariamente encontró la química defensivamente. Ahí realmente se ve la mano del técnico.” 

Pese a que el fixture parece sonreírle al equipo de la calle Villagran en la recta final del torneo, su próxima parada será ante Urupan, uno de los líderes. “Todos los partidos son difíciles. El próximo que nos toca es el rival más importante, que viene haciendo un torneo bárbaro. Hay que ir por eso, sino en toda la vorágine de decir “dentro de tres partidos” te volvés loco. Hay que pensar en el próximo y tenemos una semana entera para planificarlo, donde los vamos a ver un poco y a descansar.” 

El pívot tuvo un esguince de rodilla previó al arranque del Metro que hizo que se perdiera el primer juego ante Unión Atlética. Sin embargo, ya con las dolencias como cosa del pasado, Martín tiene clara cuáles son sus metas.“Yo ya agarré el ritmo de juego, puedo correr más y tengo muchos más minutos. Hoy me compliqué con las faltas (aunque para mi algunas no fueron, pero no importa) todos tenemos errores, no pasa nada. Empecé mal el campeonato porque estaba lesionado. De hecho, el primer partido no lo juego y el segundo tenía que jugar pocos minutos y terminé jugando casi 35. Laburé mucho la pierna para sentirme fuerte y hoy estoy en un buen nivel, pero quiero seguir creciendo. Siempre uno trata de buscar más y soy una de esas personas que trata de buscar lo mejor y mucho más.”