Denver Nuggets derrotó a Los Ángeles Clippers y fuerzan así un séptimo partido para definir la serie. 

Denver Nuggets 111 Los Ángeles Clippers 98

No había mañana para los Denver, al igual que en el último partido, y así salieron a jugarlo. En los primeros minutos, de la mano de un Jamal Murray efectivo, Nuggets logró tomar rápido un parcial de seis puntos, pero pronto llegaría la respuesta de Los Ángeles, que arrasaron en ataque con el protagonismo de Kawhi Leonard. Los Clippers dominaron el segundo tramo del cuarto y lograron estirar la renta a ocho puntos luego de transcurridos los primeros 12 minutos. 

El segundo cuarto comenzaría, y transcurriría, con la misma imagen que dejó el primero. Los Ángeles se mostraban muy superior a su rival, y fluían gracias a una muy buena defensa. Lo mejor de Paul George se vio en este período, tomando tiros consecutivos, y anotando en cada uno de ellos. Denver lograba poner la bola en el poste para Jokic, pero tanto los cortes al aro, como los movimientos en la zona exterior eran escasos. El dominio total del partido era de Clippers, y el sueño de los Nuggets dependía de un giro extremo para salir a la segunda mitad, en la que comenzarían perdiendo 63-47.

Esta vuelta que necesitaba Denver, llegó. Michael Malone ajustó todas las tuercas en el descanso largo, y su equipo fue otro desde el primer segundo. Murray hacía lo que normalmente hace, anotar sin parar, pero los aplausos eran todos para Nikola Jokic. El serbio era el amo y señor del partido, sumando un montón de puntos, rebotes y asistencias para sus casilleros personales. Desde el desequilibrio del interno, Gary Harris y Michael Porter Jr. encontraban su espacio y también se sumaron al goleo. Los Ángeles estaban desconocidos, siendo superados en cada área de la cancha. Ni siquiera Kawhi, que fue el mejor en esta parte, pudo con el aluvión de Jokic y compañía que terminaban el chico a tan solo dos unidades. La pregunta era: ¿Podrán los Nuggets mantener esa intensidad para el último cuarto?

La respuesta es contundente, tanto que es necesario usar máyusculas. SI. Completamente arrollador el equipo que comandaba un gigantón vistiendo la número 15. Lo de Jokic fue sublime, y encontró en sus compañeros a los aliados perfectos para hacer del último cuarto una exhibición de básquet. Nikola generaba jugando de espaldas, en donde fue doblado muchas veces, y permitió abrir el telón para la gran aparición de Gary Harris que cada vez que lanzaba era una puñalada directo al corazón de Los Ángeles. Un parcial brutal de 34-19 en la última etapa le permitió a Denver llevarse el sexto juego, y forzar el séptimo que tendrá lugar el próximo martes. 

El goleador fue Nikola Jokic con 34 puntos, secundado en su equipo por Jamal Murray que sumó 21 unidades. Por el lado de los Clippers, Paul George terminó el juego con 33 tantos.

PIM-PAM-PUM

🔥 MVP 🔥

No tiene pinta de nada, pero mamita querida lo que juega Nikola Jokic. Inteligencia, elegancia y efectividad son tres características que lo pintan de cuerpo entero, y cuando las tres se juntan en el momento más importante de la temporada, solo te queda romperte las manos aplaudiéndolo de pie. Debería ser obligación ponerse un traje para verlo jugar.

 

😮 LA SORPRESA 😮

La manito de Gary Harris. y vale para ambos costados de la cancha. Jugó un último cuarto perfecto, anotando adelante, y robando todo en defensa. Si ahora le cuesta caminar, debe ser por el tamaño de aquello que tienen los hombres.

 

😭 LA DECEPCIÓN 😭

Es difícil colocar a un jugador. El equipo completo de Doc Rivers se lleva este hermoso galardón en el día de la fecha. Faltó básquet, pero sobre todo fue superado en actitud. Puede pasar cualquier cosa en este hermoso deporte, pero así, el anillo no lo van a ver ni por foto.

🏀 EL QUINTETO 🏀

Jamal Murray (Denver Nuggets), Gary Harris (Denver Nuggets), Kahwi Leonard (Los Ángeles Clippers), Paul George (Los Ángeles Clippers), Nikola Jokic (Denver Nuggets).

 

💿 BONUS TRACK 💿

Esta es la segunda serie, de forma consecutiva, que Denver Nuggets logra forzar un séptimo partido luego de ir 1-3. No es lo único, se pone más lindo. Si gana el martes, será el primer equipo en la historia en levantar dos series seguidas cayendo 1-3. 

.