Real Madrid venció a Iberostar Tenerife y se metió en la final de la Supercopa de España. En el perdedor debutó oficialmente Bruno Fitipaldo, siendo una de las figuras de su equipo.

Por la segunda semifinal de la Supercopa de España se veían las caras Iberostar Tenerife y Real Madrid. Los primeros disputan el certamen gracias a que son los anfitriones, mientras que los segundos se ganaron su lugar al haberse consagrado campeones de la Copa del Rey en la última temporada.

Los dirigidos por Txus Vidorreta saltaron a la cancha con Bruno Fitipaldo, Sasu Salin, Aaron Doornekamp, Tyler Cavanaugh y el georgiano Giorgi Shermadini. Por su parte, los comandados por Pablo Laso comenzaron con Facundo Campazzo, Alberto Abalde, Gabriel Deck, Usman Garuba y el caboverdiano Walter Tavares.

El encuentro disputado en el Pabellón de Deportes Santiago Martin de la ciudad de Tenerife, presentó un inicio netamente favorable al conjunto merengue, que de la mano de los argentinos, conseguía abrir una rápida ventaja de nueve unidades (15-6). Con Facundo Campazzo asistiendo y Gabriel Deck anotando, los de la capital plasmaban en el rectángulo la diferencia de potencial existente entre un equipo y otro. Sobre el cierre del primer cuarto, con un buen aporte de la doble base conformada por Bruno Fitipaldo y Marcelinho Huertas, los isleños lograron achicar la diferencia en el electrónico.

Con los buenos ingresos desde el banco de suplentes de Rudy Fernández y Trey Thompkins, los actuales campeones de la Copa del Rey volvían a tomar el control de las acciones. No obstante, los locales se mantenían en partido, gracias a la buena defensa y al goleo perimetral de su binomio sudamericano. La plantilla extremadamente larga del equipo madrileño hacía que en todo momento tuviera un quinteto en cancha, que en nombres era superior a su adversario. Con mucho amor propio y algo de buen juego, los canarios concretaron una nueva reacción sobre el cierre del segundo periodo. Los primeros  20 minutos de juego se fueron con el Real Madrid al frente en cifras de 48 a 42.

En los primeros compases del complemento, con Abalde y Campazzo como abanderados, los vestidos de blanco colocaron un parcial de 12-4, que les daba la posibilidad de abrir una diferencia de 14 puntos (60-46). El Iberostar no pudo mantener la intensidad en el costado defensivo y de a poco fue observando como su rival incrementaba el margen en el tanteador. Campazzo continuaba haciendo de las suyas, mientras que el veterano Rudy se mostraba muy certero desde más allá de los 6.75 metros. Sobre el final del tercer cuarto, el dueño de casa encontró la figura de Fran Guerra, que con un par de anotaciones consecutivas en la pintura, le permitía a su equipo seguir soñando con la remontada.

Dicha ilusión no tendría un sustento sólido, más que nada por el hecho de tener un gran equipo enfrente, que tiene tantas variantes ofensivas. Anthony Randolph y Walter Tavares hicieron destrozos en la zona pintada, para que los dirigidos por Pablo Laso sacaran una renta que sería lapidaria para las aspiraciones del local. Con Fitipaldo a la cabeza, los comandados por Txus Vidorreta intentaron cerrar el juego de la mejor forma posible. Finalmente, Real Madrid se quedó con el triunfo por 92 a 79 y se metió en la final de la Supercopa de España. En esa instancia se medirá ante Barcelona, buscando su tercer título de forma consecutiva.

En el ganador se destacó la actuación de Rudy Fernández, que encestó 18 puntos, bien acompañado por Anthony Randolph con 12 tantos y 8 rebotes. Por el lado del perdedor, el brasileño Marcelinho Huertas anotó 17 unidades y repartió 5 asistencias.

El base uruguayo Bruno Fitipaldo hizo su debut oficial con la camiseta del Iberostar Tenerife, aportando 15 puntos (2/6 triples, 2/5 dobles y 5/5 libres), 3 rebotes y 4 asistencias, para una valoración de 15 en los 25:45 minutos que permaneció en cancha.

En el duelo que abrió la jornada, Barcelona se tomó revancha de la última final de la Liga ACB y derrotó a Baskonia por 72 a 68. En los catalanes sobresalió la figura de Álex Abrines, que anotó 19 puntos y atrapó 5 rebotes, seguido por Nikola Mirotic con 13 tantos. En los vascos, Alec Peters y Luca Vildoza convirtieron 14 unidades cada uno.

Foto: Twitter Real Madrid Baloncesto