Mauricio Arregui comenzó flojo pero con el correr de los minutos se terminó convirtiendo en una de las figuras del triunfo de Stockolmo frente a Lagomar. Tras el partido dialogó con Básquet Total.

Sobre la importancia del punto ganado, dijo: “Por suerte nos pudimos llevar el partido, más allá de que empezamos de atrás. Pero en el segundo tiempo nos enfocamos bien en la defensa, nos pudimos acomodar un poco más adelante y entró la pelota”.

Sobre los primeros minutos de partido, en los cuales Srockolmo no encontraba un buen funcionamiento, comentó: “Lo que nos pasó fue un poco de demasiada autoconfianza, lo que nos llevó a que nos desconcentráramos un poco pero después nos pudimos acomodar. Nuestra remontada estuvo en nosotros mismos porque tenemos con qué y podemos sacar los partidos adelante. Depende de nosotros nomás”.

Por último, al hablar de su propia actuación, dijo: “Me siento contento. Empecé de menos a más, por suerte entraron todas las pelotas que tenían que entrar. Los compañeros me dieron tremenda confianza en que le diera para adelante más allá de las pelotas que erré y mientras más me daban para adelante más confianza agarraba. Después empezaron a entrar las pelotas”.