Con Brian García como principal generador, Cordón se impuso trabajosamente a Danubio, liquidando el trámite recién en el último.

En el arranque la franja se plantó en zona 2-3, concediendo el tiro a distancia de Cordón. Los de Palacios fallaron los primeros intentos, hasta que Bartesaghi acomodó la puntería. Del otro lado, la curva apostaba a los posteos de Wilkerson y correr la cancha en cada ocasión que tuviera. Abajo del puente la lectura de juego no era buena, involucrando muy poco a Harrison, con desprolijidad para el manejo del balón. La tónica del cuarto fueron las pérdidas por imprecisiones en los pases. El resultado reflejaba la ventaja mínima para Danubio (17-16) que sufrió la baja de su entrenador Guido Fernández, por dos faltas técnicas consecutivas.

Para el segundo parcial, la estrategia franjeada seguía siendo la misma, la zona inamovible y buscar el aro rápidamente. A pesar de la prematura cuarta personal de Nicoletti, el albiceleste no aprovechaba para tomar distancia. Ambos se intercambiaban el comando del marcador, siendo Álvarez de lo más criteriosos con la pelota. Pérez con su ingreso mostró el camino para atacar la zona por el centro. Pasaron 18 minutos para que Cordón tuviera paciencia en ofensiva y encadenara posesiones consecutivas, obteniendo un triple de renta. De la mano del banco Andreoli, Gallo y Pepusa, dejaron al equipo siete arriba, llegando al descanso largo (41 a 34).

El comienzo del complemento tuvo a los de Palacios sacándole jugo a las transiciones. Sin Harrison en el rectángulo, los buenos minutos de Rojas le dieron una decena de aire. Lejos de poder administrarla, Álex López y triples consecutivos de Santiago Fernández colocaron las cosas nuevamente en tablas. García y ocho tantos casi al hilo de Barriola, llevaron algo de calma a Galicia. La referencia individual de Álvarez con Brian, no lograba frenar la generación de juego y los rompimientos del 21. El regreso del extranjero Paul contribuyó en goleo y también el rebote propio, para que los suyos sacaran 14. Con una avivada de García en el cierre, Cordón entró 68 a 56 al último.

El regreso de Nicoletti le dio decisión para ir a descontar a la franja. Pérdidas de Harrison y la verticalidad danubiana hicieron que se arrimara a ocho. García con el tiro exterior y distribuyendo para sus compañeros, colaboró a que la esperanza se esfumara. La diferencia se duplicó (llegando a 16) con más de seis minutos restantes. En ese momento se produjo el quiebre, ya que Danubio no pudo bajar la decena para llegar al cierre con chances. Cordón se impuso finalmente por 97 a 79.

 

EL GRITO

“A Danubio lo matan”

En el último segundo del primer cuarto, Miguel Barriola le cometió una falta a Álvarez, admitida por el 8, sin que la terna lo advirtiera. El que se dio cuenta fue Guido Fernández que se los hizo saber con un "Barriola levantó la mano". Eso desencadenó ambos técnicos y la descalificación del entrenador, que al dejar la cancha remató con un "te hablé bien, estás jugando con mi trabajo. Es una papa así, a Danubio lo matan".

UNO x UNO

DANUBIO

Álvarez (4): Su mejor momento fue también el del Danu. Se fue peleando con el aro con el transcurso de los minutos. López (3): Intentó para él y los demás. Le faltó efectividad y consistencia. Nicoletti (3): Se complicó rápido con las personales. Pons (4): Aprovechó los espacios que generó Wilkerson posteado. Wilkerson (5): Tal vez le falte físico pero tiene un gran oficio para moverse cerca del aro. S. Fernández (5): Buenos pasajes, con gran acierto desde los tres puntos. Da Costa (3): No pudo darle mayor intensidad con su ingreso. De Las Nieves, Delgado, Río, Rossiello y Porras (-): Poco tiempo en cancha. G. Fernández (4): Sus dirigidos disimularon su ausencia y las carencias del plantel lo mejor que pudieron.

CORDÓN

Bartesaghi (3): La titularidad no le dio la confianza necesaria para quedarse con el puesto. García (8): Destacado. Barriola (7): De lo mejor atacando la zona. Primero desprolijo, influyó más en el complemento. Rojas (4): Todavía lejos de su mejor versión, igual es importante en los rebotes. Harrison (5): Alternó buenas y de las otras. Cuando calibra la mira es fundamental. Gallo (6): Entró con claridad y efectividad ante la zona. Andreoli (5): Aportó puntos, contribuyó en mover la bola. Pérez (7): Sacó la cara en el arranque cuando la mano venía de nalgas. López, Pereira, Arellano y Guana (-): Escasos minutos con el partido liquidado. Palacios (6): Pese a sudarla y laburarla, encontró en la rotación y la paciencia argumentos claros para la victoria.

VAR

Andrés Bartel, Fernando Pastorino y Daniel Spilman (4): Para un partido limpio entre los jugadores, cuatro técnicos en el primer tiempo pareció excesivo. Luego no incidieron en el trámite.

_______________________

LO DESTACADO

Pese a que por momentos fue el único que tuvo un hombre encima, Brian se las ingenió para hacerse sentir. Especialmente en el segundo tiempo, cuando Danubio tiraba el resto, García se hizo presente anotando y asistiendo. Terminó con 20 tantos, 8 rebotes y 6 asistencias, números que hablan por sí solos.

EL TAPABOCAS

Esta vez no nos quedaremos con un jugador revelación ni con el técnico. La mención va para Santiago Segovia que tuvo que ponerse al mando de la curva tras la salida de Guido Fernández. Si bien no pudo quedarse con el punto, mantuvo la estrategia e hizo transpirar a uno de los candidatos.