Defensor Sporting se repuso de su derrota en la primera fecha, venciéndo en su segunda presentación a un rival directo como Hebraica y Macabi. Una de las figuras fue Lucía Schiavo, clave en la defensa de Victoria Pereyra, con importantes aportes en ataque. Tras el partido habló con Básquet Total.

Comenzó hablando de las sensaciones de un triunfo que se hacía impostergable: “Estamos muy contentas. Las primeras dos fechas que nos tocaron eran los partidos más difíciles. Por suerte después del partido perdido del otro día pudimos mejorar bastante y creo que es justa la victoria de hoy”.

Luego se refirió a su trabajo defensivo sobre Pereyra: “Estuve bien, pero tuve algunas cosas que podría mejorar. Si bien es una jugadora que en general me toca marcarla, es bastante desafiante. Pero creo que cumplí”.

Lucía aportó su cuota goleadora desde afuera en momentos pesados del partido: “El tiro de tres puntos es algo que vengo trabajando mucho. Sé que no es mi fuerte, pero por suerte hoy entraron un par de bolas que fueron importantes”.

Ya habiendo enfrentado en la primera rueda a los dos rivales más fuertes del grupo, Schiavo marca la importancia de seguir trabajando ante las bajas que tuvieron de una liga a otra: “Hay que seguir preparándonos, mejorándonos, que estamos en un proceso de transición, porque Cami (Kirschenbaum) y Aldu (Gayoso), ya no están jugando con nosotras, por suerte tuvieron la oportunidad de irse al exterior. También es un cambio para el equipo, que estamos acomodándonos. Hay que seguir para llegar al final de la mejor manera”.

El perder a sus dos manos goleadoras, cambia el estilo de juego del equipo: “Siempre nuestro juego se basa a partir de la defensa, ser muy intensas, que el rival anote lo menos posible y ahí buscamos correr y que surja el juego en equipo, para poder suplantar a las compañeras que ya no están”.

Por último se refirió a que puede apuntar el equipo: “Tenemos que ir paso a paso, sin apurarnos, ir partido a partido, ser competitivas. Obviamente que no queremos menos que el año pasado. Sabemos que nos tenemos que acomodar, que es un desafío, pero creo que podemos”.