Urupan derrotó a Cordón en el cierre de la quinta fecha de El Metro. El equipo de Esteban Yaquinta es uno de los dos líderes que tiene el torneo.

En el partido que cerraba la jornada del viernes de El Metro se veían las caras Cordón y Urupan. Los primeros venían de vencer a Larre Borges hace exactamente siete días, mientras que los segundos habían derrotado a 25 de Agosto el pasado sábado.

El encuentro disputado en el CEFUBB presentó un inicio favorable a los de Pando, que de la mano de un inspirado Nicola Pomoli, siendo agresivo a la hora de atacar el aro, conseguía abrir una prematura ventaja de nueve unidades (14-5). Los de la calle Galicia tenían grandes problemas defensivos, mientras que en el otro costado dependían en exceso de lo que pudiera generar Brian García. Un par de bandejas del escolta ex Goes y un triple de Matías Gallo, hacían que el albiceleste achicara la brecha. No obstante, dos recuperos de Santiago Wohlwend, que terminaron en un 2+1 y en libres para el base, le daban a los de Canelones nuevamente una diferencia de dos dígitos. Luego de un minuto de tiempo de su entrenador y con Martín Rojas como abanderado, Cordón puso un 7-0 para ponerse a seis puntos. En el cierre del primer tiempo, Urupan colocó un parcial de 14-6, siendo importante en ese lapso el aporte de los suplentes, para ser más precisos de Guillermo Curbelo y Federico Della Mea. Los de abajo del puente volvieron a caer en errores infantiles, que fueron bien capitalizados por su rival.

Al comenzar el complemento, los de la ciudad industrial tenían a su favor una renta de 14 tantos (52-38), que los hacía manejar el trámite con cierta tranquilidad. Con Paul Harrison lastimando a distancia, bien secundado por Miguel Barriola, el albiceleste intentaba concretar una reacción. Triples de los Federicos, Soto y Della Mea, mantenían al verde arriba por la misma diferencia con la que se habían marchado al descanso largo. En el cierre del tercer período, Sir Paul Harrison agarró el partido para él. Tres anotaciones al hilo del estadounidense en la pintura, ponían a su equipo a una sola pelota. Un buen ingreso desde la banca de Nicolás Andreoli, terminaban de concretar la reacción del ocho veces campeón Federal. En el peor momento de su equipo, Wohlwend metió dos bombas seguidas, para abrir una renta de seis unidades. A pesar de algún intento de reacción, más que nada a través de acciones individuales de Alejandro “Pepusa” Pérez, los dirigidos por Esteban Yaquinta se mantuvieron firmes y cerraron el juego sin pasar grandes sobresaltos. Finalmente, Urupan se quedó con el triunfo por 96 a 89 y de esa manera se trepó a lo más alto de la tabla de posiciones, alcanzando un récord de 4-1.

En el ganador se destacó la actuación de Nicola Pomoli, que anotó 22 puntos y repartió 8 asistencias, bien acompañado por Agustín Cáffaro con 19 tantos y 10 rebotes. Por el lado del perdedor, Paul Harrison finalizó como máximo anotador con 26 unidades.

 

 

EL GRITO

“Si no empezamos a ganar los uno contra uno, vamos a perder”

Faltaban poco más de seis minutos para el final del segundo cuarto y Diego Palacios tuvo que pedir minuto de tiempo, ya que su equipo era claramente superado por su rival. El profe de matemáticas dejó en evidencia su enfado con la defensa de sus dirigidos, que después de un par de gritos, bajaron la cola atrás y en el otro costado colocaron un rápido parcial de 7-0, para ponerse en partido.

UNO x UNO

CORDÓN

Gallo (6): Mejoró considerablemente su rendimiento en comparación a noches anteriores. Lo mejor de hoy pasó por la generación de juego. García (5): En la primera mitad fue de lo poco rescatable en el albiceleste. En el complemento fue bien controlado por la defensa pandense. Barriola (4): Correcto en defensa, intrascendente en ataque. Rojas (5): Tuvo una buena racha anotadora en una de las reacciones de su equipo. No le entró una de afuera. Harrison (7): Cuando lo buscaron, marcó la diferencia. Estuvo mucho tiempo sentado en el banco. Pérez (7): Líder anímico en el peor momento de Cordón. Lo sacaron cuando estaba siendo importante en ataque. Bartesaghi (4): Dio alguna ventaja atrás, no pudo seguirle el ritmo a Wohlwend. Andreoli (6): Lo mejor del formado en Biguá en el torneo. Crecido en confianza. López (4): No logró incidir en el juego. Palacios (2): Perdió claramente la batalla táctica. Extrañamente sentó en el banco a jugadores que venían siendo claves en ofensiva.

URUPAN

Wohlwend (8): Hizo de todo un poco. Anotó, defendió, puso triples en momento claves. Además, se ganó una mención especial más abajo. Pomoli (8): Su uno contra uno es prácticamente indefendible. Como si esto fuera poco, su lectura de juego va mejorando partido a partido. Soto (7): Su capacidad física está muy por encima de la media. Es un alero que va al rebote mejor que varios internos. Cáceres (2): No estuvo a la altura de sus compañeros. No le salió nada en ataque y encima se fue por cinco faltas. Cáffaro (8): Defensivamente da mucha seguridad, corrigiendo todos los tiros que pasan cerca. Es buenísimo llegando como trailer. Della Mea (7): Años en la divisional puestos al servicio de la causa. Es ese peón que todo capataz de obra desea tener. Curbelo (6): Buena presentación del pibe de Trouville, demostrando varias de las cosas buenas que no habían contado de él. Yaquinta (7): Su equipo no se sale del libreto, tiene las cosas muy claras. Hay que sudar y mucho para vencer a este Urupan.

VAR

Richard Pereira, Pablo Graiño y Álvaro Labiuza (6): Más allá de algún error puntual, llevaron el juego con mucha sobriedad.

_______________________

LO DESTACADO

En las cinco primeras fechas del torneo, Urupan ha demostrado ser un muy buen equipo. Esteban Yaquinta logró que sus dirigidos captaran la idea de juego rápidamente. La juventud de los jugadores hace que los de Pando sean los que mejor explotan el ataque rápido. Además, con Cáffaro como estandarte, el verde cuenta con una de las mejores defensas. En la noche de hoy, seis jugadores anotaron 10 o más puntos, demostrando que el colectivo está por encima de las individualidades.

EL TAPABOCAS

Urupan tuvo un primer tiempo prácticamente perfecto. Pero en esta ocasión vamos a hablar de los atributos de Santiago “el pulpo” Wohlwend. El oriundo de Goes, haciendo gala de su apodo, utilizó sus tentáculos para extirparle el balón de las manos a los jugadores de Cordón. Su primer robo terminó con un gol y foul, mientras que el segundo lo mandó a la línea de libres. Al crack de Santi, le faltó solo quitarle la pelota a BTito, que en la jornada se hizo presente en el CEFUBB junto a su tapaboca.