A pesar de no mostrar su mejor cara en ataque, Capurro defendió con los dientes apretados y se quedó con el punto ante Yale por 32-31 en su debut en la LFB 2020.

Parejo partido se presentaba a segunda hora, entre un Capurro con muchas caras conocidas de su última conquista de la Copa de Plata y un Yale que se estrenaba en primera con buenos resultados en formativas, sin la presencia de Agustina García, quien aguarda la aprobación de su ficha médica.

Rocío Mott, Micaela Martínez, Florencia Mier, Antonella Aguilera y Lorena Sapio iniciaron en el equipo de Andrés Jones. Rodrigo Briñon eligió para empezar el partido a Sofía Podestá, Victoria Álvez, Ivana González, Cinthia Mott y Melisa Techera. 

Los primeros diez minutos fueron cortados y luchados, a ambos les costó generar tiros limpios y eso se vio reflejado en el score. Las Lobas fueron las que iniciaron al frente con anotaciones de Sapio y Mott, y si bien las de Jacinto Vera no pudieron anotar de campo, dos libres de Ivana González dejaron el primer cuarto 4-2 a favor de las rojinegras.

Con libres en los primeros minutos del segundo chico, Capurro estiró a 4 la ventaja, pero Yale encontró una rápida reacción. En 16 minutos rompió el maleficio, anotó sus primeros puntos de cancha con un bombazo de Álvez y tras un buen pick and roll jugado entre Ivana González y Gómez, las azules lo dieron vuelta. Las de Briñon crecieron algo más en el juego, generaron mejores tiros y se fueron 11-10 arriba al entretiempo en una deslucida primera parte.

Con una antideportiva sobre Mott, las Lobas pasaron al frente en el tercero. Las rojinegras a través de su presión en toda la cancha pudieron correr, pero no capitalizaron con puntos. Del otro lado, sí lo pudieron hacer las azules, que cuando saltaron la defensa extendida, anotaron para igualar. Mott se destacó por la defensa en primera línea y en contraataque le dio otra vez un triple de ventaja a las suyas. Las de Jones parecían irse en el juego cuando Micaela Martínez puso dos libres adentro, pero Santana respondió con un triple de la esquina que mantuvo cerca a las de la calle Gallinal, que incluso pudieron igualar pero libres afuera las dejaron 3 abajo (22-19), al último descanso.

Ubicando a Gómez en el bajo, Yale se puso nuevamente a tiro en el partido. La respuesta Capurrense llegó rápidamente, robo en primera línea de Aguilera y un doble y falta de Analía Martínez, pusieron 6 arriba las Lobas, diferencia grande para el trámite del juego. Techera puso un par de bolas cerca del aro que dejaron al azul a 1 y elevaron la temperatura del CEFUBB. Las presiones se hicieron fuertes de ambos costados y tras minutos sin gol, Ivana González se hizo acredora de un doble y falta que puso a las de Jacinto Vera al frente. Libre de Palomeque puso paridad en el juego, mientras que otro de Mott tras recibir una antideportiva, puso a Capurro 1 arriba con 40 segundos de juego. Las rojinegras presionaron y forzaron la pérdida rival por 24 segundos. En la recarga, libre adentro de Micaela Martínez y el rebote terminó en salto con posesión para Capurro. El corte fue sobre Sapio a quien no le tembló el pulso. Los dos adentro y 4 de ventaja para las de la calle Capurro. Ivana González anotó un doble rápido y Aguilera fue mandada a la línea del otro lado, erró los dos y en la corrida de Santana, recibió la falta pero sólo el primer libre fue adentro. Palomeque se quedó con el rebote y el triunfo de las rojinegras.

Rocío Mott fue la goleadora en el vencedor con 7. En la visita destacaron los 8 de Mariangel Santana.

LO DESTACADO

Dentro de un partido de goleo bajo, la defensa de Capurro fue fundamental en la victoria. Rocío Mott fue la más destacada en este rubro. La ex Olivol Mundial se computó 6 robos y además fue pieza importante corriendo en el mejor momento rojinegro. No pareció sentir la cuarentena, seguro le quedan energías para irse corriendo del CEFUBB hasta la casa.