Colón derrotó a Lagomar 80-62, en un 24 de agosto en el que logró ganarle a aquel rival contra el que consiguió el ascenso al torneo que hoy disputa, rememorando esa vieja época en la DTA.

Mejor comienzo para el verde de la Costa que rotó bien la bola por el perímetro y contó con buenos porcentajes de afuera para iniciar 7 puntos arriba. El libreto cambió rápidamente, a pesar de que los de Rodríguez siguieran generando buenas situaciones de tiro, los porcentajes bajaron rotundamente, y en contrapartida, los de San Martín y Fomento contaron con grandes minutos de Mayora, un buen ingreso de Pereira y comenzaron a colocar la pelota abajo con buenos resultados ante un equipo chico. Con un 17-2 pasaron a mandar en el marcador y se fueron al primer descanso con un score favorable de 25-17.

Los dos equipos salieron en zona 2-3 a los segundos diez minutos y ambos tuvieron serias dificultades a la hora de atacarla, haciendo del juego, uno menos vistoso y de score bajo. Tras minuto de Rodríguez, Lagomar encontró tres triples en manos de Larrea y uno de Javier Álvarez, pero su dificultad para controlar el rebote en su aro, le permitió a Colón generar permanentes segundas oportunidades, con las que encontró puntos de Verrone cerca del aro, o triples tras descargas. 42-33 marcó el score al término de la primera mitad a favor de los de Narbais.

El de Ciudad de la Costa saltó a la segunda parte con un rápido 5-0 que puso pareja las acciones, pero la respuesta del de Brazo Oriental fue inmediata. Logró sostener una intensidad defensiva altísima con la que corrió la cancha y supo disminuir las dificultades que tuvo durante varios pasajes en el 5×5. El panorama parecía ser todo rojiverde, pero una antideportiva de Pose sobre Cardozo, le permitió a Rodrigo conseguir tres puntos en el cierre del tercero, que le dio algo de esperanza al verde. 58-50 lideró el montevideano al último descanso.

Pasajes de pura clase de Martínez, le permitieron a Colón conseguir una máxima de 15, pero el canario hizo su fuerza, con Ledanis y Cardozo en las cercanías del aro, para romper los dos dígitos de déficit e ilusionarse con el punto. Pero con la carpeta bajo el brazo, el Enano le puso la tapa al partido. Pereira y un triple que se hizo sentir en el CEFUBB fue el golpe final para el canario. Ganó Colón, que por ahora navega por aguas tranquilas, en este complicado mar llamado Metro.

 

EL GRITO

¡Tres segundos! ¡Tres segundos! ¡Es bien fácil de contar, uno dos tres!

A pesar de la diferencia de centímetros que tenía Colón en la noche, Rogelio De León desde el banco no estaba nada conforme con la posición de Ledanis. Después de que Federico recibiera la falta, gritó efusivamente contra la terna que hizo caso omiso a la protesta.

UNO x UNO

COLÓN

Mayora (7): Llegó al CEFUBB con todas las pilas cargadas, para mantener una intensidad altísima y ser figura en ataque. Seguro le quedan pilas para una salidita de 24… Con distancia social y todos los cuidados. Martínez (8): Calidad de sobra para El Metro. Mucha carpeta para resolver el cierre. Da Costa (3): Su mal arranque le provocó ver el juego muchos minutos de afuera. Verrone (8): El destacado. De León (6): Su rol lo hizo. Dejó su aporte en ataque. Buen partido. Pereira (7):  Le cambió la cara al equipo. Su defensa sobre Gonzalo fue de diez, en ataque puso puntos valiosos. Monteverde (5): Correcto en su rol. Pose (4): No desentonó. Autor de una antideportiva evitable que pudo complicar. A. Marote, I. Marote y Pérez (-): Poco en cancha. Narbais (8): Alternó hombre y zona con grandes resultados en ambos sistemas. Dosificó los minutos para mantener la intensidad, aprovechó muy bien las salidas de cortinas y no permitió correr a un equipo que centra gran parte de su ofensiva en eso. Gran lectura del partido.

LAGOMAR

S. Álvarez (3): Jugó malhumorado, no le entró su tiro. Larrea (5): Puso triples importantes, le costó la defensa de Martínez. G. Álvarez (3): Superado. No lo acompañaron los porcentajes. Cardozo (6): De los que más quiso. Se revolvió entre gigantes. N. Álvarez (4): No mostró la categoría que venía sosteniendo. Peleado con la pelota, perdió algunas bolas. Ledanis (5): Aportó en su juego. J. Álvarez (5): Correcto. Acosta (5): Fue a la guerra contra los grandes. Cumplió. Rodino (-): Segundos en cancha. Rodríguez (3): Tuvo la complicada tarea de afrontar el juego sin su conductor. Se trabó en el 5×5 y dependió mucho de los porcentajes de afuera.

VAR

Diego Ortiz, Fernando Pastorino y Octavio Larrosa (4): Arrancaron con errores y cuando fueron enderezando la nave, el partido se les fue de las manos.

_______________________

LO DESTACADO

Fernando Verrone se ganó su lugar en este sector. No solo por sus 18 puntos, dañando una pintura chica o encestando de afuera. Sino también por el trabajo silencioso que realizó. Defendió notable y además fue engranaje clave en las ofensivas de Colón. Sólo Cortiluz se animó a poner cortinas tan buenas, casi cada uno de los ataques, se destrabó luego de una cortina de Fernando, aunque tuvo un socio de lujo en De León.

EL TAPABOCAS

El arranque para Colón era adverso y el ingreso de Christian Pereira torció la balanza a favor de los de Narbais. Todos conocemos su talento defensivo, pero su enorme rendimiento igual nos tapó la boca. BTito esperaba muchos puntos de corridas de Lagomar, pero el Patita es altamente responsable de que esa cifra se quedara solo en 9, contando con un buen balance defensivo y en el 1×1 ante Gonzalo Álvarez, le ganó la mayoría de los duelos. Ganadísimo su lugar en esta sección.