Casi que de principio a fin, Stockolmo venció a Cordón con gran actuación colectiva y le quitó el invicto. 

Cordón y Stockolmo abrían la tercera fecha en un partido ultra interesante que nos regalan las doble jornada en el CEFUBB.

En el primer cuarto el juego comenzó siendo en favor del azul del Prado. Con la dupla Arregui-Galletto haciendo delicias en el aro de enfrente y lastimando ataque tras ataque. El interno perteneciente a Biguá logró detener a Harrison y hasta le hizo una terrible tapa. En tanto, el base que jugó la última LUB en Capitol tiró magia como loco e hizo un par de goles para aplaudir de pie. 28-19 se fueron los primeros diez minutos en favor de la S. El segundo cuarto siguió con la misma tónica del primero. Stockolmo manejó los hilos del partido y le supo descifrar la defensa zonal de Cordón. En el equipo de Palacios fue bueno el ingreso de Bartesaghi pero insuficiente ante el volumen de juego que propuso y ejecutó el equipo de Castro y Pena con gol por todos lados y no precisando de Mainoldi en su máximo esplendor. A pesar de algún grosero error de los árbitros y un par de ofensivas donde no siguió el plan sacó ventajas de dos dígitos. Pero Cordón es un equipazo, y sin jugar demasiado bien pero poniendo alguna pelota en la pintura para Harrison y con una bomba sobre la bocina de Rojas, se terminó yendo “solo” siete abajo, 40-47.

El segundo tiempo fue muy impreciso. A pesar del buen arranque de Stockolmo, rápidamente algunos problemas en la conducción permitieron que el de la calle Galicia se ponga a cinco con Harrison siendo más importante lejos del aro que cerca. Pero la S siguió fuerte a pesar del buen parcial rival. Demian se puso el equipo al hombro con triples, libres y asistencias y otra vez abrió hasta 11. Pero Bartesaghi fue lo mas confiable del de abajo del puente y con una bomba provocó que su equipo se vaya ocho puntos abajo, 59-67. El último cuarto tuvo nombre y apellido: Leonardo Mainoldi. El argentino encontró los huecos para meter tres bombardas de afuera y comenzar a quebrar el encuentro. Es verdad, Cordón intentó con algun triple de Harrison o alguna diablura de Rojas. Pero entonces apareció Demian Álvarez para ponerle definitivamente la tapa al juego con goles de gran factura técnica y hasta dandose el lujo de errar algún libre. 94-84, reloj en cero e invicto cortado.

 

EL GRITO

¡¡Te faltó hacerlo a vos!!

Corría el segundo cuarto y Stockolmo manejaba una interesante renta. En la pelea por un rebote, Harrison claramente tiró el balón afuera. Bartel sin embargo le dio el saque a Cordón. Cuando los jugadores de la S protestaban, el arbitro principal entregó tan rápido la pelota para el saque que la defensa no se había armado y Paul definió para un gol fácil. Entonces apareció el grito de un dirigente hacia Andrés Bartel donde se notaba que no estaba muy contento. Júzguelo usted mismo.

UNO x UNO

CORDÓN

Gallo (4): Hostigó en primera línea por momentos. En ataque encontró bien a sus compañeros. Pero todo en cuenta gotas. García (6): Más que correcto encuentro, pero para un jugador de su categoría hasta parece poco un 16- 6-6. Barriola (5): Superado toda la noche. Adelante aportó. Rojas (7): Siempre rinde adelante. Atrás muchas veces no supo leer las jugadas. Harrison (7): De menor a mayor. Fue ganando en confianza  y terminó siendo casi que el único argumento de su equipo. Bartesaghi (5): Tuvo un buen primer ingreso, no logró repetir en el segundo tiempo.  Pérez (3): No estuvo fino en ninguno de sus ingresos.  Andreoli (-): Poco tiempo en cancha. Palacios (4): No supo atacar la zona en níngun momento. Atrás no encontró soluciones para frenar a ninguno de los exponentes del rival.

STOCKOLMO

Galletto (8): Jugó un primer tiempo mágico. Solo resta saber a que casa pertenece de Hogwarts. Álvarez (9): Algún atrevido pensó que estaba acabado, pero no les voy a decir quien fui. Partidazo. Espíndola (6): A la intensidad de siempre le aportó claridad en ataque. Mainoldi (9): Es un placer verlo jugar en vivo. La rompió toda en un pasaje del tercer cuarto. Arregui (6): Excelente arranque. No tan buen complemento. Couñago (3): No fue su mejor versión Mujica (6): Muy buen recambio en la pintura. Cumplió con creces. Bessio (5): Pocos minutos donde puso una bomba y perdió una pelota. Fernández (8): Plan perfecto para vencer a uno de los invictos. El rival nunca descifró la zona, y en ataque dio ibertad para mover la bola y siempre encontrar a alguien solo.

VAR

Andrés Bartel, Alejandro Nadruz y Mauricio Correa (5): Muchos errores en el comienzo. Se fueron acomodando en el cierre.

_______________________

LO DESTACADO

Durante gran parte del encuentro se destacó reboteando y generando espacios para sus compañeros. Pero fueron dos minutos del tercero los que vamos a destacar ahora. Es que Leo Mainoldi decidió romperla toda y con tres bombas al hilo hizo levantar a todos de los sillones donde comodamente miraban el partido en sus hogares. Esa manito sigue vigente. 

EL TAPABOCAS

BTito tiene debilidad por los jugadores de Metro. Pero no estos que vinieron ahora a engalanar la divisional, sino por los de siempre que elevaron la virilidad del torneo. Uno de ellos es Damián Mujica, quién siempre se destacó por rebotear, pelear abajo del aro o incomodar al extranjero rival. Pero resulta que el atrevido de Damián se quiso subir al carro de la nueva normalidad metrísitca y se mandó un pedazo de gol en bandeja a aro pasado y con efecto incluído. Si no la vio, búsquela, vale la pena.