25 de Agosto consiguió su primera victoria en el torneo, imponiéndose con autoridad ante Stockolmo.

De arranque, el azul fue decidido a ponerle presión a Rüsch. Pese a dificultarle la recepción al base oriundo de Macabi, el león encontró ventajas por desatenciones defensivas. El primero en aprovecharlo fue Souberbielle, con goles de corrida y puntos tras pérdidas. Slider también convirtió, y cayó el triple de Massa que puso a su equipo 11 arriba, obligando a Fernández a pedir tregua. El argentino Johnatan leyó la ventaja frente a Couñago, posteándose para conseguir sumar. La máxima de 13 sólo fue recortada cuando Álvarez cargó con la ofensiva, mientras Mainoldi se deslucía entre sus personales y la presencia de Martínez. El chico se fue para Villa Dolores por 25 a 14, con la sensación de que podría haber tomado aún más distancia, en función del rendimiento de uno y otro.

En el segundo período, el dominio del rebote de ataque y el movimiento de balón seguían siendo potestad del veinte, que ahora lo trasladaba al electrónico, estirando la diferencia a 19 unidades. Fernández rotaba y rotaba, buscando concentración defensiva con Mujica y Bessio. Penetrando y descargando, los de la calle Bado encontraban hombres libres para encestar. Incluso el ingreso de Capalbo le dio goles y asistencias, para que el juego fluyera hacia Souberbielle y Massa. El reingreso de Demian (motivado por la frustración de su compañero argentino), hizo que el descanso largo llegara con 25 arriba sólo por 14 (44-30).

Si la mano venía torcida, la cuarta falta de Mainoldi (en la primera posesión del segundo tiempo) no parecía una buena noticia para la gente de Camino Castro. Los de Espíndola, lejos de bajar el ritmo, siguieron corriendo y pasándose la pelota. Capalbo y Martínez aportaron para conseguir una brecha de 21. Mientras el ex selección albiceleste sufría hasta para meter los singulares, Massa seguía clarito desde los 6.75. Lepiani incomodaba en el duelo a Demian y Gianfranco Espíndola debía asumir el goleo posteado. Pero el mejor pasaje de Amaral, no alcanzó para contener la reacción azul. Aprovechando desatenciones del rival, el triple de Mainoldi colocó a los suyos ocho abajo para encarar el último (67 a 59).

Temprano en el epílogo, Álvarez y el extranjero colocaron el juego a dos posesiones. La confianza de Massa y Rüsch sirvió de contención adelante, mientras que Souberbielle mejoró atrás. Galletto casi no había influido, hasta que metió dos bombas consecutivas y arrimó a cuatro, promediando el cuarto. Couñago se sumó a la fiesta, quedando a uno en un suspiro. Cuando el veinte no veía el gol, dieron un paso al frente los experientes. Slider desde el tiro exterior y Marcel con decisión para ir al aro. El foráneo buscó cerrar el trámite sin éxito, pero otra vez Souberbielle se hizo presente con los libres. Stockolmo demasiado apurado en las acciones finales, no puso el punto en discusión. El león rugió por primera vez en este Metro, ganando 84 a 75.

 

EL GRITO

“¿Quién defiende a quién?”

Luego de pasar lista entre los players que no estaban cuidando el aro propio, y quemándose el último minuto del primer tiempo (temprano en el cuarto), Fernández solicitó agachar la cola con el objetivo de terminar el parcial a 10 puntos.

UNO x UNO

STOCKOLMO

Galletto (2): Los triples del final. Antes nada. Álvarez (5): El mejor de su equipo. Siempre vertical, en el acierto o en el error. Espíndola (4): Cuando no aparecían los líderes, se la rebuscó para anotar. Arregui (4): Importante en el segundo tiempo para subir el tono defensivo. Mainoldi (4): Frustrado y sin poder demostrar sus virtudes. Encontró el aro tarde. Couñago (2): Perdió con Slider. No pudo cambiar la realidad desde el banco. Mujica (3): A fuerza de actitud, equiparó la desigual lucha por el rebote. Bessio (3): Entró más prolijo que el partido anterior. Fernández (4): Pese a mover el plantel, sus dirigidos no estuvieron a la altura de las circunstancias, ni atrás ni adelante.

25 DE AGOSTO

Rusch (6): Arrancó excelente y asistió a todos. Errores en el cierre le restan. Slider (5): Si bien fue importante, todavía le quedan balas en el cargador. Massa (7): Clave con triples, corridas y defensa. Sin el que sigue era MVP. Souberbielle (8): Destacado. Martínez (7): Flor de mano en las cercanías del aro. Se bancó defender a Mainoldi y todo. Sus cortinas deberían tener lugar en las estadísticas. Amaral (6): Cuando las papas quemaban anotó. Capalbo (7): Dificilísimo no entrar en comparaciones por el apellido. Sumamente interesante prestancia para conducir. Lepiani (5): Aprovechó su ingreso para contener bien a Álvarez. J. Espíndola (7): Con el mérito y la satisfacción de que el equipo mostró algo de lo que quiere. Todos le dieron resultado, por lo que corregirá con el envión anímico.

VAR

Andrés Laulhe, Carlos Romero y Christian Barreiro (5): Correcta actuación. Restan un punto porque Mainoldi debió irse por quinta, y se comieron un antideportivo de Álvarez.

_______________________

LO DESTACADO

Goleador del partido y entre los líderes reboteros. Importante en el arranque, el desarrollo y el desenlace. Marcel Souberbielle fue el MVP de la noche por escándalo. Pese a las buenas actuaciones individuales de todos sus compañeros, Soub se ganó el premio al destacado del león. Por si 21 tantos y 10 tableros fueran poco, las 3 tapas fueron deluxe. Muchísimo Marcel!

EL TAPABOCAS

Es cierto que Martínez y Capalbo tuvieron una actuación superior a lo esperado, pero esta vez el que se tapó la boca a sí mismo fue el plantel. 25 de Agosto había sufrido un flojo debut frente a Lagomar, mostrando menos armas y actitud de las que en realidad tiene. Mérito de todos revertirlo en pocos días, para cambiar la imagen, y que sus hinchas se ilusionen (desde las casas).