Luego de cuajar un gran partido, Básquet Total dialogó con Reque Newsome, quién aportó 31 puntos en la victoria de Unión Atlética ante Larre Borges en lo que fue su debut en el Metro.

Sobre como lo afectó la cuarentena, Reque comentó: “Yo me siento bien. Yo me quedé activo durante la pandemia y por eso nunca me faltó ritmo. Cuando volvimos a entrenar, me preguntaron si estaba listo y les dije que sí, además de que todo el equipo se sentía así”.

Pese a que el equipo de La Unión logró sacar ocho puntos de ventaja a la mitad del segundo chico, la UA pudo reponerse: “En el segundo cuarto bajamos el nivel y aunque este es un equipo joven, mostramos mucha madurez en ese momento. Estuvimos muy fuertes a nivel mental y pudimos traer el partido nuevamente”. 

Pese a ser uno de los más veteranos del cuadro, “Q” comentó cual era su secreto. “Soy como el vino (risas). Entrenando y entrenando. En el sistema del “Hechi” (Cabrera), él me da confianza y yo juego por el equipo. Lo que el equipo precisa yo lo hago. Hoy salió bien”.

“Este equipo está muy bien, tiene una intensidad muy alta, la cual hay que mantener todo el partido. Nunca perdimos el enfoque, estuvimos los 40 minutos enchufados como pasa en todos los entrenamientos. Es un equipo joven pero con experiencia, como es el caso de Manu (Mayora), Imanol (Asaravicius), Sebastián (Ottonello), Héctor (Silva), Martín (Trelles)”, siguió diciendo el interno azulgrana.

Consultado por la posibilidad de que un hipotético triunfo el sábado ante Urupan los catapultara como candidatos al título, el ex Malvín fue tajante. “Nunca pensamos que somos candidatos, estamos sacándonos esa mochila. Estamos acá solo para jugar y lo qué pasa, pasa. Jugamos contra ellos el sábado  y sabemos que son unos de los candidatos. Pero nosotros estamos jugando con el cuchillo en la boca. No estamos pensando en el campeonato, sólo en jugar”.

Newsome hace un tiempo decidió hacerse vegano para tener un mejor rendimiento y al ser preguntado sobre los efectos de dicho cambio alimenticio respondió: “Al principio fue duro porque mi cuerpo necesita carne en estos momentos. Yo hice un cambio radical y me vino muy bien. Después mi cuerpo se fue adaptando y fui perdiendo peso, mucha grasa. Eso lo fui cambiando por masa muscular y la verdad que me siento bárbaro”.