Continuando el repaso de los equipos ideales de la Liga Uruguaya, llegamos a uno de los históricos de nuestro básquet. Toca el turno de conocer el mejor quinteto de Bohemios.

En la década del 80, el conjunto albimarrón marcó una supremacía, obteniendo cuatro títulos Federales y dos subcampeonatos. A partir de ese momento, nunca más pudo llegar a la definición de un torneo de primera división.

Si nos centramos pura y exclusivamente en la Liga Uruguaya, los de la calle Gabriel Pereira han tenido alguna que otra buena participación, pero generalmente fueron más las pálidas.

No obstante, los de Pocitos siguen siendo el único equipo en la historia de la Liga que pudo revertir un 0-2 en playoffs, cuando allá por la 2012/13 logró dar vuelta la serie de cuartos de final ante Unión Atlética. Los dejamos con lo que a nuestro criterio es el mejor quinteto de Bohemios en LUB.

¡Qué se diviertan!

Base: PABLO RAK

En las dos mejores campañas del albimarrón en Liga, el base formado en Olimpia fue pieza importante. El jugador llegó al club proveniente de sus vecinos de barrio, Trouville. A sus 29 años se encontraba en la etapa justa, siendo un jugador que ofensivamente podía dar una buena mano, pero que además, había mejorado considerablemente su lectura de juego. El año que llegaron a semifinales, Rak promedió 13.2 puntos y 3.1 rebotes por encuentro.

Otros que entraron en la discusión: Leandro Taboada.

Escolta: JALEEL NELSON

La temporada 2012/13 fue la mejor para Bohemios en la Liga. En ese plantel, Germán Fernández dirigió a un extranjero perimetral, que estaba dando sus primeros pasos fuera de los Estados Unidos. El escolta llegó a nuestro país y rápidamente comenzó a mostrar destellos de su talento. Su buen rendimiento fue determinante para que Bohemios se metiera en playoffs. En la postemporada fue sumamente importante, sobre todo en esa histórica serie, en la cual el albimarrón revirtió un 0-2 en cuartos de final frente a Unión Atlética. En el quinto juego de esa llave, Nelson anotó 13 puntos en el último cuarto, que resultaron claves a la hora de terminar de confirmar la milagrosa remontada.

Otros que entraron en la discusión: Juan Garbarino, Camilo Antúnes.

Alero: RODRIGO TRELLES

Uno de los mejores jugadores que sacó Bohemios en los últimos años fue Rodrigo Trelles. El jugador fue adquiriendo experiencia en el Metropolitano, torneo en el cual defendió a Marne y Olivol Mundial. En sus últimos años de Sub 23 comenzó tener gran protagonismo dentro del conjunto albimarrón. Con Germán Fernández de entrenador terminó de explotar, siendo figura en el equipo que llegó a las semifinales de la Liga en el año 2013. Sus 15.1 puntos, 5.7 rebotes y 4.2 asistencias por juego, fueron determinantes para que Aguada la contratara al poco tiempo.

Ala-Pívot: SCOTT VANDERMEER

Luego de probar con varios internos pesados, por ejemplo, Dwayne Curtis y Chas McFarland, la dirigencia del conjunto albimarrón apostó por algo totalmente diferente. Un 4/5 atlético, que tuviera la posibilidad de lastimar en la pintura, pero que a su vez, se pudiera abrir para lanzar desde el perímetro. El nacido en Indiana fue la gran figura de aquella serie que quedó para la historia, en donde el ocho de la fase regular eliminó al uno, revirtiendo un 0-2 en contra.

Pívot: BRIAN CRAIG

Llegó a nuestro país allá por el 2006 para defender los colores del Paysandú BBC. Años después se convirtió en el rey del ascenso, ya que logró subir a la LUB con Capurro, Waston y Tabaré. En el 2011 obtuvo la nacionalización y con ello el interés de varios equipos en contar con sus servicios. Finalmente, tras un paso por Aguada, fue Bohemios quien se quedó con el norteamericano. El pívot que defendió a la selección uruguaya en el Sudamericano de Resistencia en 2012, disputó más de 100 partidos con el equipo de la calle Gabriel Pereira.

Otros que entraron en la discusión: Dwayne Curtis.

Entrenador: GERMÁN FERNÁNDEZ

Promediando la temporada 2011/12, luego de que dejara su cargo de entrenador Luis Eduardo Pierri, Fernández tomó las riendas del equipo. En poco tiempo, el ex coach de Yale logró darle identidad a ese Bohemios. Tal fue el cambio, que de estar peleando abajo pasó a meterse en playoffs, cayendo en cuartos de final ante Aguada. Al año siguiente, cosechó el mejor resultado del club en Liga Uruguaya, alcanzando una semifinal. El gran recuerdo para el hincha será la serie ante Unión Atlética, en la cual remontaron un 0-2.