En una nueva edición del laboratorio de Básquet Total, sección en la que analizamos a los equipos a través de las estadísticas, hablaremos del juego de Hebraica y Macabi, conjunto que jugará los playoffs de la Liga Uruguaya. Para conocer detalles más específicos, recurrimos a la palabra de un miembro del cuerpo técnico y a la de uno de sus jugadores más importantes.

El elenco macabeo sabe de antemano, que cuando se reanude el torneo deberá enfrentar a Defensor Sporting por la última fecha de la Liguilla. Si obtiene una victoria en dicho encuentro, su rival en cuartos de final será Trouville, mientras que si pierde, deberá medirse en esa instancia ante Nacional. Los dirigidos por Daniel Lovera perdieron sus cuatro compromisos de la segunda fase y si le sumamos el cierre del Clasificatorio, acumulan seis caídas al hilo.

Luego de darse a conocer en los últimos días, que Facundo Terra, base titular del equipo, se perderá el resto de la temporada por una lesión en su hombro, el ex entrenador de Olimpia va a tener que darle ese lugar a Juan Andrés Galletto, quedando como único recambio Pierino Rüsch. Además, ninguno de los tres extranjeros que tenía el equipo al momento de la suspensión, Rodney Green, Dallys Joyner y Will Hanley, volverá para los playoffs. Los reemplazos de estos dos últimos ya están confirmados, siendo el argentino Matías Sandes uno de ellos y Esteban Batista como ficha innominada el otro. Falta confirmar el extranjero perimetral, que por la conformación del plantel debería ser un 2-3, con vocación ofensiva.

Ya hablando estrictamente del juego de Macabi, comenzaremos hablando de uno de sus puntos más flacos a lo largo de la temporada. De los equipos clasificados a playoffs, los de la Ciudad Vieja son a los que más rebotes ofensivos le toman los rivales y los que más puntos de segunda chance reciben por partido. Consultado acerca de si el hecho de no tener un 5 que marque presencia en la pintura podía ser determinante en ese aspecto o de si es más una falla colectiva a la hora de realizar el box out, Andrés Aristimuño nos dijo lo siguiente: “Es un poco de las dos cosas. Joyner se esforzaba mucho, pero por momentos quedaba un poco chico en comparación con los pívots de los equipos contrarios. Además, el resto de los jugadores, sobre todo los perimetrales, no nos destacamos por ser grandes reboteros”.

Para tener otra visión al respecto, recurrimos a la palabra de Diego Rivas, asistente de Daniel Lovera, que manifestó: “Joyner no era un pívot de gran talla, su fuerte pasaba más por contener en el uno por uno y no por la toma de rebotes. Sin embargo, era el único jugador con oficio para cumplir esa función. En algunos juegos nos ha faltado, sobre todo en los rebotes largos, realizar mejor el box out, para evitar que los rivales tengan tantas segundas oportunidades de anotar. Con la llegada de Sandes y Batista esperamos mejorar tanto en ataque como en defensa, ya que son dos jugadores que imponen una mayor presencia en la pintura”.

Junto con Defensor Sporting y Malvín, Hebraica es de los equipos que más pelotas pierde por encuentro. “Siempre hay que analizar el contexto. Tal vez, si se puede asociar las pérdidas al hecho de tener bases jóvenes. Si bien Facundo (Terra) y Pierino (Rüsch) eran los bases, a veces terminábamos con Andrés Aristimuño o Gastón Semiglia sacando la bola, ya quue teníamos a los bases presionados o con problemas de faltas. Nosotros teníamos muchas balones perdidos por querer apresurar el juego. Jugábamos a un ritmo muy alto, con muchas posesiones y eso implica correr un riesgo mayor al habitual”. Respondió el ex entrenador de Tabaré a la interrogante de si la juventud de los armadores podía ser determinante a la hora de analizar el motivo por el cual su equipo perdía tantos balones.

En relación a este último punto, el alero ex Defensor Sporting expresó: “No creo que el hecho de perder muchas pelotas se deba pura y exclusivamente por la juventud de nuestros bases. Claramente son quienes toman más riesgos, teniendo en cuenta que son los encargados de subir la bola, por lo tanto están más expuestos, por ejemplo, a la presión de los rivales. Debe se tarea de los ayudas y los aleros el dar un mano para que si sucede esto último, ellos puedan tener en nosotros una opción de pase más clara”.

Los de la calle Camacuá son de los que más balones roban y a su vez, los que mejor explotan el ataque rápido, con prácticamente 14 puntos por partido. Sobre si la juventud del perímetro a la hora de ejecutar una presión en primera línea o para correr la cancha con mucha velocidad, es un aspecto que juega a su favor, el asistente comentó: “Esa vertiginosidad que le damos al equipo por levantar el ritmo de juego, provoca que puedas recuperar más balones, ya que estamos predispuestos a una defensa más agresiva. Daniel pregona determinadas defensas, como por ejemplo, atrapes en los picks, cambios agresivos, e incluso cambios de defensa zonal a hombre, que generan una sorpresa en el rival y nos permite a nosotros generar más robos que los demás equipos. Por lo tanto, no es un punto que lo asocie únicamente a la juventud del equipo, sino que se relaciona más a la configuración del plantel. Al no ser un equipo con mucha talla, teníamos que ser un equipo agresivo, para generar ese desequilibrio y a partir de eso, poder explotar el contraataque”.

El conjunto hebreo es el que más puntos recibe de los equipos que van a disputar los playoffs. Al preguntarle si la defensa es el principal aspecto a mejorar de cara al reinicio de la actividad, Aristimuño señaló: “No sé si es el principal, pero es más que evidente que para nosotros, la defensa tiene que ser si o si algo que no podemos negociar. Debemos ser más fuertes en ese rubro si queremos aspirar a cosas importantes”.

Ya sobre el final, hablando también del aspecto defensivo, Rivas remarcó: “Obviamente es uno de los temas que nos tenía preocupados. Levantar el ritmo conlleva a que vos juegues muchas más posesiones y por ende el otro equipo también las tiene. El principal objetivo de Macabi tiene que ser amalgamar a los nuevos extranjeros y también a Juan Galletto, que se había incorporado poco antes de la suspensión. Vamos a tener que readaptar a todo el equipo y eso incluye tanto el ataque como la defensa”.