Andrew Feeley habló con Basquet Total de su deseo de volver a Urunday Universitaria a terminar una Liga donde considera que el estudioso tiene "chances de salir campeón".

El retorno de la Liga Uruguaya de Básquetbol se acerca, y los equipos buscan cerrar sus respectivos planteles. Una de las instituciones que tuvo un muy buen rendimiento antes del parate fue Urunday Universitario, y mucho tuvo que ver la fórmula extranjera que construyo con Shaquille Johnson, Tyron Lee y Andrew Feeley; el último en mención estuvo bajo la lupa por una presunta idea de retirarse del básquetbol profesional, hecho que, entre otras cosas, cuenta a continuación.

¿En qué lugar estás instalado y cómo ha repercutido la pandemia tanto a nivel social en tu ciudad, como en el carácter individual de los entrenamientos?
Estoy en la ciudad de Philadelphia con mi esposa, viviendo solos ella y yo. Los primeros meses estábamos en cuarentena estricta, no salimos ni hicimos nada, pero ahora hay un poco más de libertad. Mi esposa ya está trabajando, ella es dentista entonces tiene que ir al consultorio a ayudar a la gente. Mis entrenamientos van bien, estoy con un profe y hacemos prácticas uno contra uno porque no podemos hacer grupos muy grandes; como máximo hemos estado con cinco personas. Es diferente, pero capaz es mejor porque estoy solo con el entrenador y puedo hacer más cosas con él, luego no hay nada, estoy en mi casa o en el gimnasio.
¿Cuál es tu situación respecto a tu futuro profesional?
Ahora tengo 36 años, y en agosto voy a cumplir 37, todo depende de la situación en Uruguay. Yo quiero volver, eso es seguro, deseo terminar la liga con Urunday y sé que tanto Shaquille Johnson como Tyron Lee también quieren hacerlo. Nosotros y el resto de los compañeros estamos realizando un muy buen torneo y tenemos chances de ganarlo. Realmente creo que Urunday puede salir campeón, especialmente en una situación como la que estamos. Si volvemos los tres extranjeros y están los demás jugadores pienso que somos favoritos, espero poder regresar y jugar los playoffs. Retirarme es una opción, pero primero quiero jugar. Si no lo puedo hacer y si no hay trabajo por las dificultades de los demás países tengo que buscar otras opciones para la vida, pero primero quiero ver todas las posibilidades para volver a Uruguay, jugar la fase final y ojalá también jugar la Liga que viene. Estoy entrenando y en forma para retornar en cualquier momento.
¿Te has comunicado con dirigentes de Urunday? 
No, por ahora solo estoy hablando con mi agente que vive en Uruguay. Él sí está en comunicación con el club, aunque una cosa depende de otras y no es tan fácil, pero me encantaría volver con todos mis compañeros. Si voy a retirarme quiero hacerlo en cancha, porque una pandemia no es el sueño que yo tengo para cerrar, quiero hacerlo en un partido final y no por una situación así.
¿Deseas cerrar tu carrera en algún cuadro en especial?
 Me encantaría terminar los playoffs de este torneo. Después si hay algún club que me quiera me gustaría regresar y jugar la Liga 2021. En cuanto a un equipo no lo sé, todo depende de las opciones, los compañeros, entrenadores, y otros factores. No pienso en un club en especial, pero sí pienso en jugar un campeonato más.
¿Qué significa Uruguay en tu carrera? ¿Te gustaría o has pensado seguir vinculado al básquetbol de nuestro país?
Para mí jugar en Uruguay fue muy especial, es un lugar muy cómodo y lindo. Con mi esposa siempre estuvimos a gusto en Montevideo y también en Punta del Este, a donde íbamos en verano. En unos años me encantaría volver de vacaciones a visitar muchos amigos que tengo allá con los que espero tener relación por mucho tiempo. Además, ahí viví el campeonato que gané con Aguada, ese año nunca lo olvidaré, fue muy especial; tengo fotos y recuerdos que me quedarán toda la vida. En cuanto al básquetbol, estoy trabajando con mi agente que es Juan Pablo Da Prá, y hablamos la posibilidad de, en un futuro, ayudar a los jóvenes que quieran salir del país para jugar en las universidades de Estados Unidos o de otro lugar. Me gustaría tener ese negocio para colaborar en el crecimiento del básquet uruguayo y en la carrera de los chicos que quieran seguir su camino en el deporte.