En el repaso de los mejores quintetos históricos de los equipos de la LUB volvemos al interior, más precisamente al departamento de Río Negro. Conocemos el equipo ideal de Anastasia de Fray Bentos.

Las primeras ediciones de la Liga Uruguaya eran realmente eso, uruguayas, ya que de las mismas participaban equipos del interior del país. Uno de esos era Anastasia, que estuvo presente en el debut del torneo.

Si bien no pudo llegar a las instancias decisivas como si lo hicieron Paysandú y Salto Uruguay, los funebreros fueron animadores en un par de ocasiones. Su mejor resultado fue en el 2003, cuando cayeron ante el conjunto sanducero en cuartos de final.

Cada vez que el equipo jugaba de local en el Socios Fundadores, toda la ciudad se paralizaba para seguir al equipo que representaba a gran parte del departamento. Muy buenos jugadores pasaron por el equipo fraybentino, así que tuvimos la difícil tarea de quedarnos con los cinco mejores.

¡Que se diviertan!

Base: LUIS CARPIO

El base es una de las piezas más importantes dentro de un equipo. Los armadores con experiencia suelen dar esa cuota de serenidad que los jóvenes aún no poseen. En su primera aparición en la Liga Uruguaya, Anastasia contaba en su plantel con Luis Carpio, un hombre de dilatada trayectoria. El ex jugador, fallecido lamentablemente en el año 2012, tuvo una muy buena temporada 2003, en la cual también defendió la camiseta de Bohemios. El armador identificado con Nacional se quedó un año más en Río Negro, antes de partir a Unión Atlética en el 2005.

Otros que entraron en la discusión: Kojo Mensah.

Escolta: PABLO VIERA

Otro de los jugadores que integró el plantel de aquella primera LUB fue Pablo Viera. El escolta venía de tener un par de buenas campañas en Atenas y buscaba terminar de explotar en un equipo que le diera protagonismo. El popular “Cabeza” se convirtió en el líder del perímetro, mostrando una gran capacidad a la hora de anotar. Luego de un año en Paysandú, volvió al funebrero para la Liga 2005/06. Su buen rendimiento le permitió ser elegido por Trouville en el Draft y de esa forma obtener su primer título en primera división.

Otros que entraron en la discusión: Francisco Larre Borges, Horacio Martínez.

Alero: MARCUS ELLIOTT

En el año 2009 llegó a nuestro país uno de los extranjeros más determinantes en la historia de la Liga Uruguaya. Anastasia contrató a un norteamericano de 25 años, cuyo único antecedente fuera del territorio estadounidense era un pasaje por el Valdivia de Chile. El costo/rendimiento fue ampliamente favorable al conjunto funebrero, que encontró a un goleador empedernido. El 22/12/09, el alero tuvo una actuación descollante ante Aguada, anotando 53 puntos (récord que comparte con Grady Reynolds), con una valoración de 75, la más alta de toda la historia del torneo.

Otros que entraron en la discusión: Sebastián Vázquez, Martín Montes.

Ala-Pívot: MARTÍN VOLF

Como ala pívot vamos a colocar a un jugador cuya posición natural es la de alero. Por obvias razones, Elliott no podía quedar afuera del quinteto. Teniendo en cuenta que el oriundo de Plaza de Nueva Helvecia era un 3 bastante alto gracias a sus dos metros, lo pondremos como “falso 4”. El jugador radicado en República Checa tuvo un gran desempeño en las dos ligas que vistió la camiseta del conjunto funebrero. En su mejor campaña, la 2006/07, el ex Unión Atlética promedió 16.4 puntos y 4.1 rebotes en los 25 partidos que disputó.

Pívot: ALBERT JACKSON

Anastasia en su momento se caracterizó por traer muy buenos extranjeros a un precio no tan elevado. Uno de esos aciertos fue sin lugar a dudas Albert Jackson, un interno fuerte, con una gran presencia defensiva, que daba miedo en la zona pintada. En ataque no era ningún negado, siendo su principal atributo el juego cerca del aro, tomando rebotes y capitalizando segundas oportunidades. Tal vez, la falta de tiro de cuarta y media distancia le impidió ser más desnivelante. En años posteriores jugaría en Larre Borges, Olimpia, Nacional y Goes.

Otros que entraron en la discusión: Jeff Simpson.

Entrenador: JUAN CARLOS CORDATTI

En sus primeras tres Ligas, Anastasia fue dirigido por Daniel Ciechanovvechi, Pedro Pereira y Jorge Cremella respectivamente. Cuando este último abandonó el cargo, asumió en su lugar Juan Carlos Cordatti. El experimentado entrenador ya conocía el club, ya que había estado cuatro años, cuando competían a nivel regional. Si bien en LUB no cosechó grandes resultados, tuvo un par de correctas temporadas. En la 2009/10 estuvo muy cerca de acceder a la segunda fase, pero cayó derrotado ante Sayago en un desempate.