Se llevó a cabo el relanzamiento de la Liga Femenina de Básquetbol con el sorteo del fixture y la formación definitiva de los grupos. Finalizado el acto protocolar Básquet Total dialogó con la presidenta de la LFB, Gloria Daners, sobre lo que pasó y lo que viene en este 2020.

Consultada sobre su sentir personal de cara a esta liga, la cual es especial para ella ya que será la primera que la tendrá como presidenta, dijo: “Tengo mucha expectativa por empezar, comencé a trabajar con el básquetbol femenino en enero y ya estaba ansiosa por dar este comienzo. Los protocolos sanitarios son una situación que también debemos analizar, hay algunas cosas donde queremos profundizar, pero sin el torneo en marcha no vamos a poder. Si hay algo que no queríamos era no jugar, por eso ahora estamos con la expectativa de que salga todo bien, de cuidarnos entre todos, sobre todo a las jugadoras que son a quienes debemos el torneo para que se desarrolle de la mejor manera y sin inconvenientes”.

Gloria también habló de la importancia de los clubes, principalmente los 4 equipos nuevos que a pesar de las complicaciones siempre estuvieron presentes para jugar el campeonato: “Estoy fascinada, sí tuvimos algunos intercambios con algunos clubes que estaban muy complicados para seguir, porque esta situación obviamente golpea fuerte en varios aspectos. Las jugadoras en su gran mayoría no son profesionales y deben pagar para jugar y que se han visto afectadas económicamente cómo muchos de nosotros con la perdida de trabajo o reducción del ingreso de dinero y eso hizo que tuviéramos algún equipo complicado, pero por suerte no se dio así y tenemos un record de equipos participantes y apuntamos a eso, a crecer y cada vez ser más clubes en el femenino”.

Con respectó a lo económico y el ingreso de dinero debido a los sponsors Gloria manifestó que ha sido difícil, pero afortunadamente los de la Federación se mantienen como cada torneo organizado por la misma: “Lo que se vio afectado fue el laburo que nosotros queríamos hacer, que es buscar un sponsor propio y exclusivo del femenino, que es un sueño que tenemos como equipo de trabajo. Obviamente que en esta situación es más complejo porque las empresas también están tocadas económicamente y tocar puertas se hace difícil, pero esperamos que con el arranque del torneo eso pueda ser algo más sencillo”.

Consultada sobre la televisación de alguna parte del torneo que no fueran las finales dijo: “La televisación es un tema que tenemos que negociar, la situación de El Metro hace que la tele esté más ocupada porque se juega de lunes a sábado. En algún momento manejamos la posibilidad de que hubiese partidos de femenino antes del metro, pero ahora los horarios hacen que eso sea más complicado ya que El Metro será en doble jornada. Seguro se van a televisar las finales y vamos a tratar de televisar algún torneo competitivamente importante o de fase semifinal, eso también dependerá de las fechas del masculino, pero la idea es televisar más que sólo las finales”.

Para finalizar dejo sus expectativas para una Liga que tendrá tres copas: Oro, plata y bronce, lo que significa más competencia e incentivo para las jugadoras: “La idea es motivar, nosotros queremos crecer y que las jugadoras estén motivadas para presentarse y jugar. El camino es largo, pero queremos que en un futuro la Liga Femenina pueda ser profesional y el agregar otra copa es una forma de motivar y agradecer el esfuerzo que hacen año a año para estar en la cancha”.