Con el comienzo de la Liga Femenina de Básquetbol asomándose lentamente, Básquet Total fue en busca de Adrián Infantini. El DT de Aguada manifestó sus sensaciones sobre el Covid-19 y el comienzo de una edición del certamen.

Pese a que la aparición del virus dejó a muchas personas inactivas y con incertidumbre, el Cuerpo Técnico del aguatero tomó cartas en el asunto de manera urgente e hicieron de todo para seguir con el ritmo y estar en contacto permanente: “El parate al principio lo vimos con mucha incertidumbre, tanto el profe, las jugadoras y yo. La primera semana de cuarentena no sabíamos que iba a pasar y ya en la segunda semana planificamos tres entrenamientos semanales, el cual constaba de una hora por Zoom con la parte física con el Profe, y otra hora de pelota y técnica individual conmigo. Después con el profe de la U19 y con el profe salió la iniciativa de armar un ciclo de charlas los jueves, y nos contactamos con distintos jugadores y jugadoras referentes, como Camila Kirschenbaum, Sabina Bello, Pablo Macanskas, el “Enano” Martínez, Melisa Gretter, Diego García, entre otros. Lafuimos llevando bastante bien y las chiquilinas respondieron de buena manera porque quedaron muy contentas con el laburo que planificamos. A nivel de equipo, al ser la mayoría gente nueva porque mucha gente del año pasado se fue, nos vino bárbaro para empezar a armar y que se empiecen a conocer. Esto las unió y fue algo positivo dentro de todo lo malo”.

Siguiendo con la línea de lo anterior, Adrián expresó: “A nivel del club nos sirvió para arreglar, planificar y bajar lineamientos de cómo nos íbamos a manejar de ahora en más, para organizarnos y llevar un poquito mejor esa parte. La cuarentena nos vino bien para dejar las cosas claras, como lo es el funcionamiento, objetivos y planificaciones del trabajo que teníamos nosotros y como es la respuesta del club”.

En un formato con dos grupos y con una copa más en disputa en comparación con el año pasado, el “coach” ve su lado positivo, pero también su punto débil.“El formato nuevo me parece bueno ya que va a nivelar bastante las cosas y van a haber partidos más atractivos. Sin embargo, a mí me hubiese gustado jugar como lo hicimos el año pasado donde jugamos al menos una ronda todos contra todos y después separarlo en las distintas copas. Pero está bueno porque en realidad te nivelás porque jugas todos contra todos en la ronda que te tocó según tu posición en el campeonato del año pasado, además de que los equipos nuevos se suman por sorteo. Una vez que termine la ronda de los dos grupos, vos competís arrastrando la mitad de los puntos contra los equipos que tienen casi los mismos puntos del otro grupo, y eso lo hace más atractivo y motivante, tanto para los equipos nuevos como para los que están por encima. Va a estar todo más equilibrado y no van a haber partidos con tanta diferencia”.

En referencia a los equipos nuevos que se suman (25 de Agosto, Yale, Paysandú y Montevideo), Infantini dijo: “Está genial que se empiecen a sumar chiquilinas, tanto jóvenes como no tan jóvenes que capaz dejaron de jugar y se empezaron a mover nuevamente. También es una oportunidad para las más chicas, que capaz terminan formativas y no tienen donde jugar en mayores porque ese club no tiene plantel. Está buenísimo que se sumen y además destacó que no se bajó ningún equipo a pesar de la pandemia, lo cual me parece muy positivo”.

A medida que los días fueron avanzando, se empezó a utilizar el término “nueva normalidad”. Consultado sobre cómo el básquet se adaptaría a la misma, el técnico de la calle San Martín expuso lo siguiente: “Va a ser muy difícil pensar cómo se va a adaptar a la nueva realidad porque los entrenamientos aún no han vuelto a ser lo que eran antes. Va a influir mucho en el arranque del torneo que empieza el 8 de agosto. Pienso que en los primeros partidos se va a notar porque ahora se está haciendo técnica individual con pelota de manera personal. Recién ahora esta semana se estaba viendo de hacer con una exposición al aire libre (por lo menos en nuestro club). Con respecto a jugar sin público, el básquet femenino venía creciendo muchísimo y había mucha gente que acompañaba ya sea familia, conocidos, gente del club o del barrio. Jugar sin público va a ser bastante raro”.

Aguada no fue el único cuadro que cambió gran parte de sus jugadoras. Defensor Sporting y Bohemios tuvieron las bajas de Camila Kirschenbaum y de Florencia Niski que emigraron al viejo continente. Sobre la marcha de estas jóvenes jugadoras, él declaró: “Por el tema de la pandemia pudimos hacer varias charlas los jueves a través de Zoom con Camila, más que nada para las chicas y para las grandes también de que conozcan otras realidades. La Contactamos a ella por como es como jugadora  y por como es a nivel humano, ya que es divina y le llega a todas las chiquilinas. Se podría decir que casi todas la tienen como un modelo a seguir. Se que por el tema Covid se tuvo que volver de Europa y por lo que me dijo tenía ganas de terminar los estudios jugando acá, para así después ver lo que puede hacer. Sé que Florencia se había ido a Rocamora de Argentina y ahora se va para Europa. No se que pasará con el caso de Zeballos, que jugaba en Bohemios y se había ido a Obras con Emilia Larre Borges. Pero con el tema de la suspensión de la Liga de Argentina no se que pasará”.

Para finalizar y dejando en claro su opinión al respecto, culminó diciendo: “Por un lado me pone muy contento el crecimiento y ver el gran presente y futuro que tienen ambas porque son super dedicadas, hacen la diferencia y tienen talento. Sin embargo, sé que tienen mucho laburo atrás. Por ejemplo, yo le consulté a Camila como era un día de ella y me dijo que iba al liceo, estudia, va a entrenar con el club, hace técnica individual, entrena su físico de manera particular, entre muchas otras cosas. Eso está bueno para que las chicas vean que dedicándose y comprometiéndose se puede llegar. Obvio que se necesita talento y otras cosas, pero son sin duda ejemplos a seguir. Con Florencia no tuve el gusto de poder charlar por Zoom ni nada pero es una muy buena jugadora, desequilibrante y me alegra mucho que puedan pegar el salto. Obvio que para lo que es la liga nuestra se va a extrañar porque le daban calidad. Pero en lo personal, creo que le sirve muchísimo a ellas poder seguir creciendo”.