Continuamos con esta novedosa sección de Basquet Total, y esta vez nos fuimos hasta la Cúpula de Colón, para dialogar con Abel Agarbado, uno de los mejores bases de la actualidad, sobre su ya icónico dorsal número 25, que supo lucir en reiteradas oportunidades a lo largo de su carrera.

Sobre cómo empezó a utilizar ese número, contó: “Durante toda mi etapa de formativas jugué con la número 10, hasta en Sub23. Sin embargo, cuando llegué a primera, ya estaba ocupada por Mauricio Trasante, y no me quedó otra que cambiar. Ahí elegí usar la veinticinco”.

“Unos años atrás, Pablo Clerici había jugado con la cinco porque Marcelo Capalbo ya tenía la 10, y se puso esa porque 5+5=10. Entonces yo hice algo parecido, como la 10 no estaba disponible, pensé que dos multiplicado por cinco también es diez (2×5=10), y formé ese veinticinco que acabé eligiendo para usar”, comentó sobre su manera de elegir el número en primera instancia.

“De ahí en más siempre seguí usando la 25, le agarré cariño y me la quedé. Creo que es más original. No soy de darle mucha importancia a estas cosas, pero creo que está bueno que la gente te identifique con un número, más cuando te mantenés muchos años en el mismo equipo. Después de un tiempo ya es como un ícono, te representa”, expresó.

“Para dar un ejemplo muy bueno al respecto y bastante actual, podría nombrar a Mauro Tornaría. En Olimpia todos sabían que la número 4 era de él, y no se la tocaba nadie. Después de algunos años ya se lo asociaba con ese número todo el tiempo. Pensar en la 4 era pensar en Mauro”, agregó, al dar un ejemplo sobre la importancia de la asociación con un número de camiseta.

“De todas formas, en mi caso, si me fuera otro equipo y la número 25 ya está ocupada, no tendría problemas para elegir otra, pero mientras me quede Olimpia no pienso cambiar”, concluyó.