Luego de más de una década de sequía, en 1981 la selección uruguaya volvió a consagrarse campeón Sudamericano. Fue el noveno título para los celestes, quinto jugando en Montevideo.

Tras haber obtenido el campeonato en casa en el año 1969, dos años después, Uruguay perdió por primera vez un torneo jugando en nuestro territorio. Como consecuencia de dicha caída, Héctor Bassaiztegui dejó de ser el entrenador, asumiendo en su lugar Ramón Etchamendi. El popular “Pirulo” es el director técnico que más torneos dirigió a la selección y el que más años permaneció en el cargo con 16.

En 1981 se disputaba por sexta vez el Sudamericano de básquetbol en suelo uruguayo. El certamen se llevó a cabo entre el 31 de julio y el 8 de agosto en el desaparecido Cilindro Municipal. La situación del país era bastante compleja, ya que en ese momento se estaba en plena dictadura. Además, al desarrollarse en pleno invierno, las bajas temperaturas eran común denominador en esas noches de baloncesto.

Del XXIX Sudamericano de selecciones participaron seis selecciones: Argentina, Brasil, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay. El sistema de disputa era un hexagonal, en régimen de todos contra todos. Cumplidas las cinco fechas, el combinado con más puntos se coronaría campeón. Además, el torneo otorgaba dos cupos para el Mundial de Colombia 1982. 

El calendario marcaba que los charrúas tenían que enfrentar en primera instancia a los rivales más débiles en los papeles, dejando para el cierre a los contrincantes que aspiraban al título. En el debut, los capitaneados por Carlos Peinado aplastaron a su similar de Paraguay. Posteriormente, llegaría un triunfo sobre Perú, en un juego que terminó siendo más parejo de lo esperado. La tercera jornada arrojaría una cómoda victoria ante Chile.

Con un récord de 3-0, los dirigidos por Ramón Etchamendi iniciaban la disputa de una especie de triangular junto a Brasil y Argentina. En el duelo entre ellos, los norteños se habían quedado con el triunfo por 72 a 70. Uruguay se enfrentaba precisamente a los brasileños, por lo tanto, debía derrotarlos para mantener viva la ilusión de campeonar. En un encuentro no apto para cardíacos, los locales se impusieron en cifras de 66 a 65.

El destino quiso que en la última fecha se disputara el clásico rioplatense. El quinteto integrado por Carlos Peinado, Wilfredo Ruiz, Horacio López, Hebert Núñez y Luis Larrosa, no le falló al pueblo uruguayo, que había colmado las instalaciones del Cilindro Municipal. En un juego bastante goleado, los celestes se llevaron el triunfo por 99 a 94, logrando de esa forma un nuevo título Sudamericano, el noveno de su historia y el quinto jugando en Montevideo.

Además del trofeo, se dieron otros dos logros individuales. Por un lado, Carlos Peinado fue elegido mejor jugador del torneo, mientras que Wilfredo Ruiz fue el goleador del certamen, con un total de 132 puntos, 26.4 por encuentro.

RESULTADOS

Uruguay 96 – 63 Paraguay
Uruguay 88 – 77 Perú
Uruguay 92 – 63 Chile
Uruguay 66 – 65 Brasil
Uruguay 99 – 94 Argentina

PLANTEL

Víctor Frattini
Walter Pagani
Hebert Núñez
Horacio Perdomo
Luis Larrosa
Álvaro Belén
Horacio López
Germán Haller
Carlos Peinado
Daniel Wenzel
Luis Pierri
Wilfredo Ruiz