Continuamos armando el mejor quinteto de la historia de la Liga Uruguaya de cada institución, y llegamos a la calle Chucarro con uno de los campeones que tuvo la LUB: Trouville.

El Rojo de Pocitos no faltó nunca y en las primeras ediciones fue gran animador, llegando a cortar las redes en la temporada 2005/2006 barriendo a Aguada 3-0 en semifinales. Además, tuvo dos revoluciones extranjeras: la de Paolo Quinteros y la del entrenador Mateo Rubio Díaz. Llegó a la final en 2014/2015 con Álvaro Tito como DT.

¿Qué piensan los hinchas?

Base: ALEJANDRO ACOSTA

Fue parejísima la decisión entre rendimientos muy similares dentro de los pasajes por Trouville de los tres implicados en la discusión. Acosta se terminó quedando con la base titular, sin chivear en la competencia por el puesto, pero usando como argumento su estabilidad a buen nivel en tres temporadas consecutivas como conductor del equipo. Siendo uno de los puntales en los planteles dirigidos por Mateo Rubio Díaz.
Otros que entraron en la discusión: Rodrigo Riera, Santiago Vidal.

Escolta: JOAQUÍN IZUIBEJERES

¿En serio hay que justificarlo? Este quinteto ideal de Trouville es Joaquín y cuatro más. Por lo que hizo en la cancha, siendo emblema del rojo campeón. Pero también por su significado para la institución. Capitán, referente, ídolo. No sé si vamos a planificar todas las ofensivas para él, pero las que queman, seguro las tira Izuibejeres, va a hacerlo con el corazón.
Otros que entraron en la discusión: Mauro Tornaría.

Alero: PAOLO QUINTEROS

Revolucionó Chucarro. Si bien su fase regular fue mucho más espectacular que la postemporada de un equipo que terminó afuera antes de lo previsto al perder 3-1 con Welcome en Playoffs, el paso de Paolo Quinteros por Trouville marcó un antes y un después. Siendo puntapié para transformar a la institución en protagonista de la primera década de este siglo en el básquetbol uruguayo. El Polo no podía faltar. De tiradores, tamos bien.
Otros que entraron en la discusión: Pablo Morales.

Ala-Pívot: DWAYNE MCCRAY

Otra de las luchas parejas por integrar el quinteto titular, la terminó ganando el “Chila” con el palmarés de haber gritado campeón en su pasaje por Trouville. McCray fue un jugador serio, que se acopló bárbaro al equipo y sin ser estrella, se convirtió en pieza fundamental para cortar las redes en el Cilindro barriendo a Aguada.
Otros que entraron en la discusión: Nestor Colmenares.

Pívot: MARCEL BOUZOUT

Bouzout fue el extranjero más uruguayo que tuvo Trouville. Pieza fundamental para la obtención del título, brillando y haciendo una dupla temible junto a McCray que quisimos repetir. Promedió 15.2 puntos y 10.1 rebotes por encuentro, siendo MVP de la LUB a base de doble-doble. Un infierno. La zurdita en la pintura, es una garantía.
Otros que entraron en la discusión: Kevin Young

Entrenador: ALEJANDRO GONZÁLEZ

También fue una discusión variada, había muy buenos, merecedores de este lugar. Pero Alejandro González se termina ganando el puesto, otro que uso el palmarés en la institución para la ventajita definitiva. El Yayo fue el conductor de lujo del Trouville campeón que marcó la cancha durante la temporada y confirmó a paso triunfal en Playoffs para obtener el título sin inconvenientes.
Otros que entraron en la discusión: Mateo Rubio Díaz, Álvaro Tito.