La ficha extra lograda por la BUA ya va dando resultados. Ya son ocho los clubes que la confirmaron y un par más lo harán seguramente esta semana.

Tres son caras conocidas del torneo de ascenso: Gianfranco Espíndola que jugará en Stockolmo, Luciano Planells que lo hará en Unión Atlética y Agustín Pose que repetirá en Colón.

Entre los que jugarán por primera vez, quizá el más conocido por haber tenidos algunas apariciones en Liga con Malvín es Juan Diego Cabillón, que defenderá a Olivol Mundial. El alero sanducero que ha mostrado un notable crecimiento en su tiro de tres puntos, acompañará a Felipe García como los principales relevos del actual campeón de la DTA.

El minuano Manuel Oyenard formará parte de Larre Borges. Viejo conocido del Mágico Giacoya fue una de las principales figuras de Español de Talca en el tradicional Campioni del Domani chileno a principios de 2020, luego de terminar las formativas en Bohemios. A pura potencia, el alero podrá ser uno de los revulsivos del cuadriculado.

Urupan apostó por Guillermo Curbelo, generación 2001, es decir quien actualmente debería estar jugando en juveniles todavía. El escolta de Trouville, que jugó dos Sudamericanos con su categoría, se destaca por su buena mano, además de haber mostrado un notorio crecimiento físico en las últimas temporadas.

No será el único Sub 21 del rojo de Pocitos en El Metro, ya que Santiago “Tati” Fernández ocupará la ficha extra de Danubio. El base, con características de armador, no será el único relevo que tendrá Guido Fernández en el “1” ya que Juan Diego Porras comparte posición. El mercedario se destaca por su intensidad defensiva y verticalidad, por lo que ambos seguramente se complementarán de acuerdo a las necesidades del equipo.

Sabido es que la posición de interno es de las más complicadas, y en este lugar Lagomar tendrá a Matías Acosta. El oriundo de Deportivo Maldonado y desarrollado en Bohemios seguramente tendrá un rol en el relevo de Ledanis, junto a Mauro Pedemonti, uno de los proyectos del equipo del balneario.

Entre lo que falta confirmarse, está el interés de 25 de Agosto en contar con Lucas Capalbo, base playero que estuvo las últimas dos temporadas en Estados Unidos. Además, el león ya sumó a Salvador Olivar como Sub 23 del club, un jugador que extenderá la rotación interior de los de Espíndola.

Cordón aún debe terminar de definir su estrategia, pero los nombres de Nicolás Andreoli (Biguá) o Rodrigo Coelho (Malvín) son los que más seducen, sin descartar la llegada de un base. El último club que contrataría la ficha extra sería Tabaré, interesado en un jugador interno.

Para resumir algunas estadísticas hasta el momento, la ficha extra ha rendido en 8 jugadores de los cuales apenas 2 son Sub 23, cuatro son generación 2000 y dos son 2001.

Habrá que ver los próximos días para que se terminen de cerrar los planteles, pero ya hay dos cosas que parecen claras: la ficha extra permitió a varios chicos de proyección sumarse a los planteles de El Metro, pero igualmente quedarán jugadores de calidad sin la oportunidad de crecer en el torneo de ascenso.