Con el básquet cada vez más cerca de volver fuimos a charlar con Leonardo Zylbersztein, quien en esta bonita nota nos habló de la vuelta a la actividad, del proyecto para jugar los torneos en simultáneo y la inclusión del interior.

¿Cómo pudiste aprovechar esta cuarentena?

Como todos, al principio con los jugadores a través de zoom viendo algunas situaciones de lo que fue el año, compartiendo algunas imágenes de lo que fue el scouting tanto ofensivo como defensivo y después se encargó bastante más el profe, también por zoom. Y después todas las cosas que los entrenadores hemos hecho por zoom, con entrenadores extranjeros. Ahora ya por suerte al menos puedo ver basquetbol con la ACB, pero lo bueno es que de a poco se va reactivando todo.

¿Ya estas planificando todo para la vuelta de la LUB?

Es medio extraño, más allá de la planificación, de agregar algunas cosas y de saber que hicimos bien en el año como que todavía estamos un poquito en el aire. Creo que a nivel organizativo nos perdimos una linda oportunidad de empezar todos los torneos juntos. Ahora ya está todo más desvirtuado y puntualmente en mi caso tengo dos jugadores que van a jugar el Metro y si es como todos los años que apenas termina el Metro arranca la Liga no sé en qué momento voy a tener a esos dos jugadores, si los voy a tener solo en la mañana o los últimos 10 días. Entonces volvimos a caer en una situación que no es beneficiosa para el basquetbol. Por otro lado está bueno que comience algo, pero como te dije algo nos perdimos la oportunidad de cambiar la estructura.

¿Qué contacto has tenido con los extranjeros y también con Carlos Cabezas quien se había vuelto a España?

El contacto no es diario, pero todos ellos se han mantenido con nosotros en el grupo y cada una semana o diez día les preguntamos como están. Trabajamos sobre todo con Hatila, en el caso de Dominique (Morrison) y de Maurice (Kemp) solamente lo que podemos hablar por whatsapp, pero nosotros tenemos la idea de que vuelvan para terminar lo que empezamos, así que en ese sentido estoy bastante tranquilo, pero también sé que les puede surgir la chance de irse a otra liga. Y en el caso de Carlos (Cabezas) sé que está entrenando en España y esperamos las fechas para ver cuándo puede volver. Estamos esperando para ver cuándo comienza la Liga de nuevo, pero yo ya hablé con la dirigencia para intentar tener al equipo 6 semanas antes, que es lo que creo correcto para encarar los Playoffs.

Se habló de un cambio de formato agregando una ronda antes, ¿lo ves bien o crees que alteraría todo?

Es otro torneo, Nos llegó la misma versión y lo hemos hablado con los dirigentes, lo que yo les dije es que me parece perfecto jugar una ronda antes, de la cual podría existir un campeón que luego clasifique a la Liga Sudamericana pero que no altere las posiciones que hemos ganado en 6 meses. Creo que no es justo pero después se votará y los clubes decidirán. Desde mi punto de vista si lo tomamos del lado que sea una rueda aparte la cuál de un cupo a Liga Sudamericana y no modifique las posiciones y después de eso si se reanude la Liga como ya estaba me parece bien, si se toma como una rueda más donde se arrastran los puntos creo que harías otro torneo.

¿Qué es lo que crees que habría que cambiar para que existan esos dos torneos simultáneos y a la vez elevar el nivel de nuestro basquetbol?

Los entrenadores a partir de ANEBU presentamos un proyecto para que se jugaran los torneos en simultáneo, me parece que eso es clave para que no pasen estas cosas, en los momentos que me tocó dirigir Liga, porque en Macabi me pasaba también porque teníamos varios jugadores que jugaban el Metro, que el separar las divisionales, que no haya pretemporada y que los mejores jueguen con los mejores realmente daña lo que es la técnica y táctica individual de cada jugador porque son torneos totalmente diferentes, donde los roles son diferentes y donde un jugador sub23 no tiene pretemporada ni con el equipo de Liga ni con el equipo de Metro. Entonces me parece mucho más productivo para un chiquilín sub23 que juegue 8 o 9 meses en un nivel superior a que baje su nivel. Y perdimos la oportunidad porque me parece que estas cosas que ahora están pasando le está cortando las posibilidades a esos jugadores que siempre jugaron Metro o a esos jóvenes que son por lo general el 10, 11 y 12 de los equipos para poder desarrollarse en una divisional menor. Me parece que desde ese punto de vista perdimos la posibilidad de que haya más jugadores jugando, de que los que salgan de formativas puedan encontrar su lugar en las diferentes divisionales porque lo que pasa ahora es que ni bien terminas formativas si no sos muy bueno vas perdiendo cupos y no tenes chance de irte a otro equipo. Tuvimos la chance de empezar en setiembre todas las divisionales juntas, pero se decidió seguir jugando así que no es bueno ni para el producto ni para los jugadores.

¿Cómo ves el cambio de reglamento del Metro donde se le sacó la chance a distintos jóvenes de ir a hacer sus primeras armas?

Todo empieza con el diagrama, si los torneos son simultáneos no van a haber jugadores con nivel de Liga jugando el Metro, y en el Metro jugarían aquellos sub23 que quedan más renegados, veteranos que se quieran retirar, jugadores que tienen un trabajo extra y jugadores oriundos de los clubes de Metro. Yo creo que con esa organización nosotros lograos que el despertar de algún jugador que ahora está un poco más retraído. En este Metro vamos a ver jugadores sub21 que no sé cuantos minutos pueden llegar a tener en estos planteles que tienen sub23 y jugadores de Liga, si se jugase al mismo tiempo esos jóvenes podrían ir al Metro, hacerse un nombre y finalmente porque no dar el salto a la Liga, lo mismo para aquellos jugadores que dejan de ser sub23 y no tienen la chance de asentarse como ficha. La organización y estructura es la que ayuda al desarrollo de los jugadores.

¿Cómo ves la situación de nuestro básquet tan centralizado en Montevideo?

Ese es el segundo punto, nosotros tenemos como espejo a Argentina, siempre que miramos al costado tenemos país con un gran desarrollo del basquetbol, el cual instauró la Liga Nacional hace 35 años. Nosotros en cambio hablamos de eso ahora en 2020 y todavía estamos lejos de que ocurra. Por eso en el proyecto de ANEBU nosotros integrábamos al interior en un torneo litoral simultáneo con el Metro, en los primeros meses del año y después un final four con dos equipos del interior y dos del Metro. También hay que tener en cuenta que hay equipos de Metro que después de que suben no juegan entonces me parece que saltearles un escalón a los equipos del interior para que no arranquen en tercera y tengan la chance de meterse en la Liga a partir de un final four hace que de a poco integremos al interior. Y me parece que eso es fundamental, nosotros en Macabi hacíamos recorridas por el interior y traíamos jugadores los cuales tenían un espejo de lo que podía ser a nivel de primera división, hoy esos chiquilines no lo tienen y siempre pienso cuán importante es para plazas como Paysandú, Salto, Soriano los cuales tienen ligas internas muy fuertes, que un pibe que está en formativas tenga el espejo de llegar a primera y jugar una liga nacional. Creo que si eso se da habría más jugadores, un mayor interés por el basquetbol y que nosotros desarrollaríamos el basquetbol de una manera distinta.

¿Cuáles crees que son las trabas que nos impiden la liga nacional?

Creo que es el no intentarlo. Cuándo se hizo una especie de liga nacional me pareció una muy buena experiencia. Lo que siempre se dice es del tema viajes, hospedaje, la situación de los jugadores de Montevideo que van al interior y piden más plata, creo que habría que buscar distintas herramientas para solucionar estas situaciones que no son difíciles de resolver. No creo tampoco que lo económico sea un problema tan grande porque se nos viene un Metro de tres meses donde se han contratado jugadores de primera división, viéndose planteles que nunca se han visto.