Seguimos armando los quintetos históricos en Liga Uruguaya de diferentes equipos. Hoy le toca el turno a Biguá, la primera institución en lograr un bicampeonato.

Por el pato de Villa Biarritz han pasado en los últimos años grandes jugadores, varios de ellos defendieron a la selección nacional por mucho tiempo. Además, en la temporada del segundo título, los dirigidos en ese entonces por el “Che” García tuvieron un alto rendimiento a nivel internacional.

¡Qué se diviertan!

Base: MARTÍN OSIMANI

Luego de haber realizado su formación en los Estados Unidos, el popular “Oso” retornó a nuestro país para defender la camiseta del club en el cual dio sus primeros pasos. En su segunda LUB quedó en la puerta del título, teniendo que esperar hasta la siguiente temporada para poder cortar su primera red. La dupla que conformó con LGM es la más prolífica de la historia de la institución. En su palmarés se destacan los dos campeonatos locales y el Sudamericano de Clubes Campeones del 2008.
Otros que entraron en la discusión: Santiago Vidal

Escolta: LEANDRO GARCÍA MORALES

Al igual que Osimani, LGM se desarrolló como jugador en territorio estadounidense. En su primera Liga la rompió absolutamente toda, promediando más de 26 puntos por partido, ayudando al equipo a meterse en cuartos de final. Tras un pasaje por Italia y Argentina, volvió al equipo de Villa Biarritz, obteniendo un bicampeonato de Liga, el Sudamericano de Clubes y un tercer puesto en la Liga de las Américas. Es el jugador con más MVP de las finales y el único en lograrlo en temporadas consecutivas.
Otros que entraron en la discusión: Juan José Rovira

Alero: MAURICIO AGUIAR

El “Pica” sabía lo que era ser campeón en nuestro básquet, ya que había logrado dos Federales defendiendo la camiseta de Cordón. Después de algunos años en Italia, decidió pegar la vuelta. Biguá fue el equipo que se hizo de los servicios del alero titular de la selección uruguaya. El destino quiso que por un esguince de tobillo se perdiera la posibilidad de ser campeón Sudamericano. Sin embargo, meses después pudo lograr el título local siendo una pieza muy importante.
Otros que entraron en la discusión: Emilio Taboada

Ala-Pívot: MARK BORTZ

Todo gran equipo necesita tener en sus filas a un jugador de rol, ese que entiende a la perfección la tarea que debe cumplir. En la temporada 2007/08, Marcelo Signorelli contó en sus filas con uno de los extranjeros más utilitarios que pasaron por nuestra liga. A pesar de que su juego no era muy vistoso que digamos, Bortz era un gran defensor y un excelente jugador de equipo, que hacía mejores a sus compañeros. Ese año el formado en la universidad de Buffalo fue campeón de la LUB, éxito que repitió tres años después jugando para Malvín.

Pívot: KEVIN YOUNG

El centro jamaiquino llegó junto a Bortz y se transformaron rápidamente en una dupla fenomenal. Ambos se entendían a la perfección, ya que eran complementarios, aportando Kevin el poderío ofensivo y Mark la defensa interior. En su segunda temporada, ya sin su fiel compañero en el equipo, Young volvió a demostrar su jerarquía, ayudando al pato a repetir el título a nivel local, a lo que le sumó un triunfo histórico a nivel internacional, con el Sudamericano de Guayaquil.
Otros que entraron en la discusión: Rubén Wolkowyski

Entrenador: NÉSTOR GARCÍA

El coach argentino dejó su huella en Biguá. El nacido en Bahía Blanca, que había sido entrenador de la selección uruguaya en el año 2003, aceptó el desafío de dirigir a un equipo que venía de ser campeón local. El “Che” fue sumamente importante para que el pato volviera a figurar en el plano internacional. En la campaña 2008/09 fue campeón de LUB, del Sudamericano de Clubes y logró disputar un Final Four de la Liga de las Américas.
Otros que entraron en la discusión: Marcelo Signorelli