Quizá B.J Armstrong no fue una de las grandes figuras de los Chicago Bulls, pero sus acciones para con Jordan fueron claves para el segundo tricampeonato.

Benjamin Roy Armstrong fue un base que perteneció a los Chicago Bulls entre 1989 y 1995 obteniendo tres anillos con la franquicia. Sin embargo su papel más importante se dio en la temporada 1994/95 cuándo le dio el último empujón a Jordan para su regreso.

B.J fue siempre un jugador de rol, pero a lo largo del primer tricampeonato fue importante, saltando desde el banco para ser uno de esos revulsivos que ha tenido siempre la dinastía.

Probablemente su mejor temporada fue la del 92/93 cuándo promedió 12.3 puntos además de ser el mejor lanzador desde detrás del arco, siendo pieza clave en este anillo.

Los dos años posteriores, sin Jordan en buena parte ya que estaba en su retiro, significaron los mejores años de su carrera promediando más de 14 puntos en ambas temporadas y consolidándose en la NBA, llegando a un All-Star en 1994.

Ya dijimos que Armstrong tuvo rol clave en la vuelta de MJ y quienes vieron la serie saben de lo que estamos hablando. Durante la huelga de baseball Jordan llamó a B.J cuándo estaba en Chicago, invitándolo a desayunar.

Tras eso Armstrong le dijo que si quería ir al centro de entrenamiento para saludar, sin embargo pequeño base tenía otros planes. Un poco en chiste y un poco enserio comenzó a hacer “trash talk” para con Jordan diciéndole que ya estaba viejo y no podía jugar más, lo que reavivó el fuego de MJ llevándolo a jugar un uno contra uno en esa práctica.

Tras eso Michael fue a varias prácticas seguidas hasta mandar su famoso mensaje “I’m back”.

Etapa preJordan

Armstrong se formó en la universidad de Iowa donde estuvo cuatro años y dejó marca siendo cuarto líder histórico en puntos y asistencias y sexto en robos. A su vez tiene su camiseta número 10 retirada en la universidad.

Tras eso, en 1989 se presentó al draft donde fue seleccionado con el pick 18 de la primera ronda por los Bulls.

Etapa posJordan

Tras la temporada 1994/95 fue el primer jugador elegido en draft de expansión del 95, ya que Toronto Raptors y Vancouver Grizzlies se habían sumado a la liga, pero se rehusó a jugar por los Raptors siendo trasladado a Golden State Warriors donde jugó dos temporadas.

Tan solo cuatros juegos tras el inicio de su tercer campaña con los Warriors es traspasado a los Charlotte Hornets. En su primera temporada, 1997/98, se da el enfrentamiento entre Hornets y Bulls por Playoffs y aquel juego que se narra durante The Last Dance donde Armstrong tiene un gran juego venciendo los Bulls.

Tras esa temporada jugó 10 partidos con los Hornets para luego irse a Orlando Magic, donde no prosperó tanto. Para la temporada 1999/00 volvió a Chicago Bulls retirándose a final de temporada.

Actualmente se desempeña como agente de jugadores representando a Derrick Rose, Bismack Biyombo, Emmanuel Mudiay, Donatas Motiejūnas, JaVale McGee, Denzel Valentine y Josh Jackson.