Luego de haber ganado tres campeonatos, Uruguay visitaba Rio de Janeiro en 1947 en busca de acortar la distancia con Argentina en cuanto a trofeos obtenidos, ya que los albicelestes en ese momento eran la selección más laureada del certamen con 5 títulos.

Entre el último campeonato ganado por los charrúas en 1940 y este, los argentinos lograron un tricampeonato admirable(1941,1942 y 1943)  mientras que Brasil conquistó el campeonato anterior al actual (1945) y se ponía a tan solo un título de Uruguay en el palmarés.

Pese a no campeonar en los torneos anteriores, la performance de los orientales no fue para nada mala, ya que nunca bajaron del podio (tercer lugar en 1941 y segundo puesto en 1942,1943 y 1945). Incluso en 1942 perdió la final ante Argentina ya que ambos habían llegado con la misma cantidad de puntos luego de terminada la fase regular, mientras que en el 43 y el 45 solo perdió uno de los cinco partidos y fue justamente ante el campeón que terminó el certamen invicto (Perú y Brasil respectivamente).

En cuanto al contexto histórico del país locatario, los brasileños se encontraban en una transición democrática llamada República Nova, que consistió en la redacción de una nueva Constitución el año anterior. Dicha Carta Magna restauraba derechos individuales y estaba caracterizada por el populismo, el nacionalismo y el desarrollismo.

Yendo estrictamente a la performance del seleccionado y ya bajo la batuta de Raúl Canale en la dirección técnica (quien había asumido en el 1942) , el combinado celeste emprendió viaje a la antigua capital brasileña a fines de mayo para encarar el torneo. En un accidental debut ante el anfitrión, donde incluso Lombardo sufrió una agresión por parte de un jugador brasileño, Uruguay logró imponerse cómodamente en un clima bastante hostil por parte del público norteño (la cual fue una constante durante toda la competición). En el segundo partido, un doble clave de Magariños sobre el final le dio la victoria por la mínima ante los chilenos. Dos  holgados triunfos ante Ecuador y Perú, sumada a una apretada conquista frente a los argentinos, le permitió a los uruguayos coronarse nuevamente como campeones sudamericanos invictos, como ya había ocurrido en 1930 y 1940. 

 PLANTEL:

  • Pedro Diz
  • Carlos Roselló
  • Pedro Messa
  • Gustavo Magariños
  • Enrique Vitureira
  • Roberto Lovera
  • Néstor Antón
  • Adesio Lombardo
  • Nelson Demarco
  • Victorio Cieslinkas
  • Eduardo Folle
  • Héctor Ruíz

 RESULTADOS:

Uruguay 37 – 27 Brasil
Uruguay 45 – 44 Chile
Uruguay 46 – 33 Ecuador
Uruguay 51 – 48 Argentina
Uruguay 46 – 31 Perú
Brasil 44 – 33 Chile
Brasil 50 – 34 Ecuador
Brasil 37 – 38 Argentina
Brasil 42 – 39 Perú
Chile 52 – 31 Ecuador
Chile 42 – 41 Argentina
Chile 34 – 32 Perú
Ecuador 47 – 43 Argentina
Ecuador 48 – 43 Perú
Argentina 53 – 51 Perú