Juan Carlos Cordatti charló con nosotros tras la primera reunión para ampliarnos más información respecto al Consejo Nacional de Minibasquetbol que se está comenzando a organizar.

¿De qué trata la idea y cómo surgió?

La idea surge de la necesidad de tener un ente que se maneje al nivel de todo el país sobre cómo se juega el mini baloncesto y cómo se enfoca el mismo, la organización de encuentros en todo el país y, sobre todo, desarrollar el básquetbol en dónde hoy no hay. Se están manejando escuelitas municipales o de formación y unificarlas a toda la idea. Nosotros nos reunimos por primera vez el viernes pasado y hay algunas pautas que se van a manejar a partir de ahí. Surge de la necesidad y porque en los reglamentos de la Federación y en su carta de organigrama tiene que existir lo que antiguamente era el Comité Nacional Minibasquetol, esto viene a reemplazar eso y es un área técnica, esa es la diferencia, que se viene a dar un orden a la categoría.

¿Cuáles son los objetivos?

El objetivo es ampliar la cantidad de niños jugando al básquetbol y buscar las distintas modalidades. Hay un trabajo realizado por la Escuela Nacional de Entrenadores, el mismo es un plan de práctica docente y de trabajos de práctica en cancha que se realizaron en el nivel tres en 2015, en el cual habían siete temas importantes y por grupo se fueron trabajando por ejemplo el mejoramiento del tiro de tres puntos y la versatilidad de los jugadores. Hoy lo tenemos al CEFUBB y en ese momento ni lo pensábamos. Con este trabajo en especial nos empezamos a reunir con gente del mini básquetbol, Alejandro Gava, Mario Enrich, Santiago Canto, entre otros que estaban en ese momento, y empezamos a delinear un proyecto. A ese mismo lo vamos a presentar ahora y puede servir como punto de partida, de hecho Ruben Magnano ya lo tiene. Hay también una sección dedicada al aspecto organizativo del interior.

¿Van a intentar establecer líneas de formación?

La escuela de entrenadores ha tenido una formación en el interior y se ha llegado con el nivel inicial, que es el cero, el cuál hoy se está dando en ningún lado de Montevideo, sino para escuelitas y fomentado por la Secretaría Nacional de Deporte, de esta manera se ha llegado a determinados lugares para la formación de futuros entrenadores. En San José se dio en 2017, en Tacuarembó, Artigas y Rivera fue en 2018, en Fray Bentos en 2019 y ahí se cumplieron determinados formatos, porque lo que se necesita son docentes especializados para la formación. En este año y el próximo, la escuela de entrenadores va a llegar al interior para dar sus cursos allí.

¿Existe la idea es llegar a reinsertar el básquetbol en las escuelas y también en las plazas?

Ese es un buen lugar para entrar, el tema del básquetbol escolar, pero es dificultoso y hace muchos años que se está trabajando en eso. Se puede mejorar la formación en las escuelas, pero es un paso qué hay que darlo con el Estado. Pero está dentro de eso y también trabajos zonales. En las demás reuniones se van a continuar ampliando ideas para formar un mismo diagnóstico.

¿Cuál cree que es la forma de entusiasmar a que chicos se dediquen a practicar este deporte sabiendo la trascendencia que se le da al fútbol por ejemplo?

El fútbol infantil es el movimiento social más grande que existe en Uruguay. Nosotros podemos competir en algunas cosas si nos organizamos, pero ellos ya tienen toda una estructura que desde hace mucho tiempo llevan adelante y pueden ser complementarios. El rugby también ha hecho cosas buenas y nosotros en lo primero que debemos enfocarnos es en una organización que incluya la enseñanza de los chicos en escuelas y formación con personas idóneas, o sea, entrenadores titulados, además de encuentros y competencias. Es muy importante entrenar, jugar y luego competir para poder desarrollar realmente al jugador. Hay que ampliar la cantidad y la calidad de lo que se está haciendo.

Tras la primera reunión, Juan Carlos nos puso un poco más al tanto de lo que se charló:

Después de la primera reunión trazamos un plan y buscamos algunos puntos, por ejemplo, la dimensión y el alcance del Consejo Minibasquetol. Todo eso hay que definirlo, determinar las funciones de los integrantes. Se va a trabajar sobre un plan de acción y la creación de un programa único de Minibasquetbol para que en todo el país se juegue de la misma forma. Acá debemos vincular a todos los estamentos de la Federación Uruguaya de Básquetbol, trabajando con la Escuela Nacional de Entrenadores, las Selecciones Nacionales y unificar un programa para todo el territorio nacional. Debemos determinar la forma de competencia y se van a buscar organizar encuentros periódicos. Lo más importante es que se va a llamar a determinados especialistas para que tengamos otros grupos de trabajo, que también puedan asesorarnos y ayudar. Se está haciendo un intercambio de opiniones entre los integrantes.