Antes de comenzar a leer, debes aceptar los términos del siguiente contrato: "Juro solemnemente haber visto los diez capítulos de la serie The Last Dance o aceptar que las siguientes líneas contienen spoilers".  Excelente, una vez aclarados los tantos nos dispondremos a desarrollar en los siguientes siete párrafos los temas que para los expertos en NBA de la web, son los imperdibles a la hora de ver el documental. Empecemos. 

GUSANO LOCO - Capítulo 3
Temporada 1997/98. Con Scottie Pippen lesionado, Dennis Rodman dio un paso adelante como segunda espada de los Bulls detrás de Michael Jordan. En propias palabras de Air Jordan: "Fue un ciudadano ejemplar durante 33 partidos". La locura comenzaría después. Tras el regreso de Pip, el Gusano volvió a su habitual lugar en las sombras (pero no menos importante) y eso lo afectó. Asi que el bueno de Dennis no tuvo mejor idea que pedirle al Maestro Zen, Phil Jackson, una licencia de 48 horas en Las Vegas. El DT y Jordan aceptaron y el ala-pívot tuvo sus merecido descanso. Eso sí, a Rodman se le dio vuelta el reloj y demoró unas 40 horas más en regresar a los entrenamientos, por lo que MJ en persona tuvo que ir a buscarlo a su apartamento frente al Unitad Center, hogar de los Bulls, mientras este dormía con su novia Carmen Electra. 
DISCURSO GANADOR - Capítulo 9
Que Michael Jordan es un tipo que hace de todo por su naturaleza competitiva lo sabemos todos. De todas formas, como lo relata Steve Kerr, no achicarse ante su terremoto de emociones hacen que te respete. Lo que comenzó con una relación tirante entre ambos que hasta llegó a golpes de puño, terminó siendo una fructífera desde el punto de vista deportivo. En las finales del 97 ante los Jazz, con pocos segundos en el reloj y con la defensa mormona atozigando a Jordan, el base hoy entrenador de los Warriors encontró un hueco que lo metió en la historia de la franquicia Bull. Doble ganador con cinco segundos por jugar y el anillo de campeonato. Lo que sucedería después sería aún más épico: en el discurso de campeón ante una multitud de fanáticos de Chicago, Kerr dijo: Mucha gente me pregunto sobre el tiro de la otra noche. Han existido varías confusiones acerca de eso y quiero aclarar las cosas, cuando pedimos tiempo muerto a 25 segundos del final Phill le dijo a Michael “quiero que tomes el último tiro” y MJ dijo “Sabes Phill no me siento muy cómodo en estas situaciones así qué tal vez vamos a tener que ir en otra dirección, ¿Por que no probamos con Steve?” Fue ahí que me dije a mí mismo, "bueno parece que voy a tener que salvar el trasero de Michael de nuevo” causando la risa de toda la multitud. 
EN EL NOMBRE DEL PADRE - Capítulo 8
En el año 1993 la vida del mejor jugador de la historia cambió para siempre. El asesinato de su padre, su retiro y su regreso a la NBA en tan sólo dos años lo marcaron de por vida. De todas formas, hay jugadores que parecen marcados por un guíon escrito de forma celestial. Es que 1995  los Bulls de Jordan enfrentaban a los Sonics de Gary Payton y compañia por una de las finales decisivas de esa temporada. El capricho, el azar divino o quién sabe qué, quisieron que Jordan gane su primer anillo sin su padre en la tribuna justo en la conmemoración del día del padre en Estados Unidos. Las imágenes son elocuentes, MJ tirado en el piso del vestuario llorando y sin dudas pensando en su progenitor, son una de las imágenes mas duras de todo el documental.
NO ENTRO NADA - Capítulo 7
La temporadas sin Michael Jordan fueron un subi baja para toda la franquicia de Chicago. Pero, quizás, el punto más alto de ebullición y falta de un liderazgo natural se dio en 1994. En el juego número 3 de los Playoffs ante los Knicks, el alero y segunda espada de un MJ ausente se negó a ingresar al rectángulo de juego cuando Phill Jackson diseñó una jugada con el partido igualado en 102 pero que no tenía a Pip como su rematador final. Phill decidió que sea Kukoc el que defina, lo que sería una sabia decisión ya que el croata anotaría un hermoso game Wiener. De todas formas quedaría empañado como la noche que Pippen dejó tirado a sus compañeros, y en palabras de Michael Jordan “lo marcaría de por vida”
DERECHO DE PISO - Capítulo 5
El Dream Team de Estados Unidos en los JJOO dde Barcelona fue uno de los mejores equipos de la historia (sino el mejor). De todas formas a pesar de la superioridad con la que contaban frente a todos sus adversarios, hubo un partido en el que dos de los protagonistas tuvieron un aliciente motivacional extra. Es que Scottie Pippen y Michael Jordan cuando se enfrentaron a Croacia tenían entre ceja y ceja a Tony Kukoc, de quien el Gerente general Jerry Krause estaba enamorado por su juego en Europa. Esto parece no haberle hecho gracia al dúo de Illinois, ya que en el primero de los dos partidos que disputaron en la cita olimpica entre los marcajos de Pippen y la habilidad ofensiva de MJ fue un dolor de cabeza para el futuro NBA. 
DREAM TEAM - Capítulo 5
Los amantes del básquet y de la NBA vivimos con el hecho de que el Dream Team formó un equipo díficil de igualar en cuanto a habilidad y pálmares. Claro, jugaban todos para el mismo lado. Pero una de las cosas más interesantes que se trató en el Capítulo cinco y de la mano de un orador de primera como Magic Johnson, fueron los partidos entre sí que se generaron en los entrenamientos. Uno en particular marcó la pauta y demostró el hambre competitiva de Michael Jordan y su afán por ganar hasta cuando el punto no valía. Como era de esperar el número 23 se terminó llevando la victoria. 
INMORTALIDAD - Capítulo 10
¿Qué mejor que terminar una carrera (al menos lo que se creía en ese momento) que con un game winner en unas finales y para llevarte tu sexto anillo? Eso le pasó al crack de Jordan. Luego de una serie desgastante y una temporada de ensueño, los Bulls lograron su segundo tricampeonato de la década al vencer a los Jazz con el “The Shot” (¿hubo falta de ataque?) más importante de la historia. Leyenda, mito e inmortalidad deportiva.