Cuarta y última parte de estos curiosos o sensacionales partidos que tiene la NBA en su historia.

Para empezar hablemos de lo que es el segundo récord de más puntos en un partido. Hablamos del soberbio juego de Kobe Bryant ante Toronto Raptors en 2006. Fue una noche para encuadrar del astro angelino donde colocó la bestial suma de 81 puntos lanzando 28/46 desde el campo. Sin dudas es uno de esos partidos que todos recordamos y uno de los más impresionantes que se han visto en los últimos tiempos.

Así como vimos el duelo con más puntos ahora es turno de aquel que menos puntos tuvo. El mismo se dio en el año 1950 y fue entre Fort Wayne Pistons y Minneapolis Lakers el cual terminó 19-18 a favor de los Pistons, lo que combina un total de 37 puntos. En los Lakers estuvo el goleador del partido el cual fue George Mikan con 15 puntos, o sea el 83.3% de los puntos totales del equipo. Un dato divertido es que sin ser este juego ambos equipos anotaron por encima de los 63 puntos en cada juego de la temporada.

Seguimos con el cuádruple doble más raro de todos el cual fue de la mano de Jason Kidd en el año 2000. En aquel entonces el gran base defendía a los Phoenix Suns y en un duelo ante los New York Knicks logró establecer dicho cuádruple doble con 18 puntos, 12 rebotes, 10 asistencias y 14 pérdidas. Así es Kidd cerró la cuádruple decena con pérdidas las cuales casualmente son el récord de pérdidas en un solo partido.

Vimos el duelo con más y menos puntos combinados pero ahora veremos cuál fue el equipos que más puntos anotó sin necesidad de un alargue. Este fue Boston Celtics los cuales en un enfrentamiento ante Minneapolis Lakers puso un total de 173 puntos contra 139 de su rival. El cuarto en el que menos anotaron fue en el tercero donde pusieron 38 puntos y en el que más anotaron fue en el último con 52.

Hemos hablado del récord de puntos en un partido, ¿pero qué hay del de asistencias? Este fue impuesto por Scott Skiles, en 1990, el cual repartió 30 pases gol, en ese partido el jugador de Orlando Magic además aportó 22 puntos para vencer a Denver Nuggets. Un dato curioso fue que Skiles a pesar de haber impuesto el ya mencionado récord no fue el líder en asistencias en ninguna de las temporadas que jugó.

Para terminar hablaremos del partido más largo de la historia el cual fue entre Indianapolis Olympians y Rochester Royals en el año 1951. Se jugaron los 48 minutos reglamentarios, pero debido al empate que había en el score se tuvieron que ir al alargue. Pero no fue un solo alargue, ni dos, ni tres, jugaron un total de 6 prórrogas totalizando 78 minutos de acción. Entre los 6 tiempos extras se totalizó un marcador de 8-6 a favor de los Olympians. Esto fue ya que en el primer y tercer alargue empataron 2-2, en el quinto 4-4, en el segundo y cuarto no anotaron y en el cuarto final los de Indianapolis ganaron 2-0 para un marcador final de 75-73.