Le seguimos sumando kilómetros a nuestro recorrido y esta vez paramos en Paysandú, para charlar con Andrés Piaggio, presidente de la Organización de Básquetbol del Litoral sobre sus torneos, sus planes, así como de la idea de una liga nacional.

¿Cuál es la situación de los torneos de la OBL?

En mayores dio la casualidad de que el torneo entre Paysandú y Salto se terminó justamente el 11 de marzo, el miércoles anterior a la suspensión, en el que ganó Ferro de Salto en el tercer y último juego.

En lo que es formativas habíamos comenzado, se había disputado la primera fecha. Este año íbamos de la primera semana de marzo hasta diciembre, así como también los cruces entre selecciones departamentales.

Este parate de dos meses nos trastoca un cronograma muy ambicioso que teníamos con competencias regionales en todas las categorías, e incluso en U15 habíamos organizado junto con Daniel Morales (Pte. Del Consejo Único de divisiones formativas de la FUBB) un torneo nacional, pero ahora estamos a la espera.

¿Cómo están organizados los torneos de la OBL?

A nivel de clubes, las categorías U13, U15 y U17 se juegan los torneos departamentales, clasifican los dos primeros de Salto, Paysandú y Mercedes para jugar entre ellos, y de ahí sale el campeón de la Organización de Básquetbol del Litoral. Para este año se había planeado lo mismo, pero con la diferencia de que en U15 sería un torneo nacional. Iban a participar los primeros tres equipos de Mercedes, los primeros tres de Paysandú y lo mismo con los de Salto, sumando a los primeros tres de Montevideo junto a cuatro equipos más del resto del país, que serían invitados. A nivel de selecciones departamentales juegan todos contra todos para definir el campeón

Hace algunos años se había desarrollado una especie de nacional de selecciones, ¿tenían la misma idea para este año?

Los planes están y lo veníamos trabajando de la manera más seria posible para tratar que el proyecto fuera sustentable en el tiempo, pero ahora estamos muy trancados y no sabemos para dónde vamos a agarrar porque hemos perdido mucho tiempo. El nacional U15 ya no podremos hacerlo porque no hay forma de clasificar a los equipos para julio. Es más, estamos pensando en adoptar las medidas de otros países y mismo en Uruguay con la educación y otros aspectos de acortar las vacaciones, y jugar hasta enero o febrero.

¿Qué chances ve de tener una liga uruguaya de mayores, que integre a todo el país?

Yo se lo he planteado a la Federación y a Ricardo Vairo mismo, por lo que puedo expresarlo libremente. Soy de los que piensa que Uruguay tiene que trabajar en una liga nacional. No me entra en la cabeza que un país donde la distancia más larga son 500 kilómetros no pueda organizar un torneo nacional. Hemos trabajado en varios sentidos para lograr este objetivo. Hace unos años intentamos hacer una competición con el Metropolitano, pero estuvo un año y no funcionó más.

Yo le comentaba a Vairo que el primer inconveniente que tenemos para lograr una Liga Uruguaya es la estructura de la Federación. La Federación hace inviable esta idea. La Liga Uruguaya es un torneo que para ingresar tenés que pasar por el Metropolitano, y el Metropolitano es de Montevideo. Es contradictorio, porque para formar parte de la Liga Uruguaya hay que pasar por torneos de Montevideo. Tal vez se puede pensar “En el interior no hay equipos que quieran jugarla”, puede ser, pero ni siquiera se permite que tengan la chance. No se le puede pedir a un equipo que quiere llegar a jugar la Liga Uruguaya que pase por dos torneos que solo se juegan en la capital. Es absurdo.

¿Cree que estamos muy acostumbrados a una Liga centralizada formada por equipos de la capital y tal vez uno del interior, como máximo?

No va solo por ahí, insisto en que hay un problema de estructura. Por ejemplo, está la Liga de Soriano, la de Salto, San José, Maldonado, etc. Yo pregunto, ¿la Liga de Montevideo dónde está? No, es la Federación que asume el campeonato de Montevideo. La Federación es uruguaya, ¿o acaso es la Federación de Montevideo de Basketball? Acá lo que tendría que pasar es que hubiera una Federación de Montevideo afiliada a la FUBB, entonces cuando nos demos cuenta de eso y cambiemos podremos empezar a pensar en un torneo uruguayo.

Nos manejamos como si Montevideo no fuera un departamento, y yo entiendo que tiene un peso gigante por densidad de población, barrios y equipos, eso está fuera de discusión, pero el tema está en que hay que ordenar las fichas para después hacer cosas importantes. Esto va a ser complicado para todos porque nos saca de la zona de confort, a nosotros por tener que viajar a la capital, y viceversa. Pero si queremos avanzar, tenemos que dar esos pasos, empezando por la organización.

Recordamos que hace un par de años se jugó un torneo formativo de selecciones departamentales y Montevideo jugó con una selección del departamento, pero dirigida por el cuerpo técnico de la selección nacional, y con la camiseta de Uruguay…

Es increíble, como si fuéramos dos países totalmente separados. Vamos a entendernos, nadie puede decir que Andrés Piaggio es “anti Montevideo” porque siempre estoy para la Federación y para el básquetbol, pero honestamente pido que se le busque la vuelta. En 20 años que tengo en la vuelta he intentado buscar los problemas para realizar un torneo nacional, cuando en Brasil, Argentina y otros países con problemas de geografía grandes juegan torneos nacionales sin problema. Cuidado, tal vez si se toman las medidas que sugiero, aún así no exista una liga nacional porque tal vez los equipos del interior no se sienten preparados para competir.

¿Qué ve más viable para alcanzar este objetivo? ¿Tener clubes existentes representando al interior u organizar una selección departamental?

Si un equipo ya existente tiene la fortaleza económica y estructural para afrontarlo evidentemente tiene que despegarse de la competencia regional en algunos aspectos, y a la larga va a lograr el apoyo de todo el departamento. Lo que si no creo es que dé para dos equipos por departamento, por población, economía, etc, tiene que haber alguien que los represente. Pero de todas formas estoy convencido de que acá existe la potencialidad para tener equipos que compitan a nivel nacional, lo que pasa es que hay que allanar los caminos para que la gente se empiece a entusiasmar, y voy a lo más simple: Si acá un equipo quiere ingresar a la Liga Uruguaya, ¿Cómo le explico a la gente que para eso tiene que pasar por un camino de cuatro o cinco años entre DTA y Metro? Porque no puedo decir que voy a ser igual que Peñarol.

La solución más fácil es tomar el camino de la primera Liga Uruguaya donde se hizo al estilo NBA: La conferencia del interior y la de Montevideo. Resultan los campeones de ambos torneos y luego se cruzan entre ellos. Yo igual hablo de recorrer un camino más largo y de apostar a las categorías más chicas en este proceso. Si vos a los gurises desde los 12 años los hacés viajar y competir regionalmente, cuando lleguen a los 17, 18 años ellos mismos después te van a requerir continuar haciendo eso.

Foto: El Telégrafo