Te traemos la continuación de aquellos partidos curiosos o históricos de la NBA para seguir haciendo amena la cuarentena.

Comencemos con un juego reconocidísimo ya que este es el récord de puntos en un solo partido en la NBA. Así es hablamos del mítico Wilt Chamberlain quien en la temporada de 1962 con la casaca de Philadelphia Warriors puso 100 puntos tirando un 36/63 en tiros de campo y además bajando 25 rebotes. Pero el centenar de unidades no es el único récord que se estableció aquella noche, Chamberlain también marcó la mayor cantidad de puntos en una mitad con 59 (2da parte) y la mayor cantidad de tiros de campo anotados e intentados tanto sea para un partido como para una mitad del mismo. Sin duda aquella fue una noche para el recuerdo donde el famoso Wilt estableció apenas 6 de los 72 récords que tiene en la NBA.

Sigamos con un juego sumamente curioso y particular como lo fue el de C.J Watson en el año 2013. En aquella temporada Watson jugaba para los Nets de Brooklyn y en una de esas noches tuvo un juego sumamente particular ya que el base terminó completando su casillero estadístico con puros unos. Así como leen C.J culminó con 1 puntos, 1 rebote, 1 asistencia, 1 tapa, 1 robo, 1 pérdida y 1 falta. Podríamos decir a pesar de todo que fue un partido perfecto, ¿no?

Seguimos en año 2013 pero cambiando de equipo hacia los Washington Wizards nos encontramos con el peculiar partido de Jan Vesely. Como le puede pasar a cualquier jugador Vesely se vio obligado a abandonar el flotante en determinado punto del juego debido a que cometió 6 faltas personales, entonces ¿qué hay de curioso en este partido? Que la 6 faltas del 24 capitalino fueron en 8 minutos de acción, aproximadamente una falta cada 1.3 minutos, una locura.

Vayamos a otro de esos juegos donde queda claramente marcado el rol de un jugador en un equipo, tal y como vimos con Rodman en el informe pasado. Seguramente varios recuerden este juego donde Rajon Rondo demostró su vigencia jugando para los New Orleans Pelicans en el año 2017. En aquella oportunidad el base apenas anotó 2 puntos, bajó 7 rebotes y dio 25 asistencias, cometiendo apenas 3 pérdidas y todo eso en 30 minutos.  Este fue el 8vo juego con más de dos decenas de asistencias ya que consiguió dar 20 pases gol en 5 oportunidades, 23 en una (21 en tres cuartos) y 24 también en una oportunidad. En las dos últimas tuvo la particularidad extra de que ambas acompañaron un triple-doble y que cuándo el dio 23 asistencias fueron más que las de su rival entero, mientras que cuando hizo 24 igualó a todo el equipo contrario sumado.

Quien viene a continuación es Draymond Green quien en el correr del año 2017 con la casaca de los Golden State Warriors consiguió algo sin precedentes. Aquello fue un muy particular triple-doble en el que apenas puso 4 puntos, pero bajó 12 rebotes, dio 10 asistencias y robó 10 balones, convirtiéndose así en el primer jugador en conseguir una triple decena sin superar la decena de unidades la cual fue además la primera con al menos 10 rebotes, 10 asistencias y 10 robos.

Para cerrar hablaremos del hermano perdido de Tony Snell, ya que él no fue el primero en culminar con puros 0 en sus estadísticas. En el año 1993 Kenny Walker, jugador de Washington Bullets pasó por lo mismo, terminando el juego sin puntos, rebotes, asistencias, robos, tapas o pérdidas. Lo que lo hace un poco menos grabe fue que solo jugó 12 minutos.