La NBA trabaja para que se pueda finalizar la temporada, y por eso Adam Silver se encargó de dialogar con la Asociación de Jugadores, que no estuvo muy de acuerdo con algunas de las ideas propuestas por el comisionado. Por otro lado, algunos equipos ya regresaron a los entrenamiento, al tiempo que otros esperan por el visto bueno de sus respectivos gobiernos.

Todos los ejecutivos de la NBA hacen lo posible para poder regresar a las canchas y acabar la temporada de manera correcta más pronto que tarde, eso no es ningún misterio, pero a medida que transcurren los días aparecen nuevas complicaciones, que hacen poner entre signos de interrogación el deseo de todos. Después de escuchar diversas propuestas y buscar la mejor opción para que la naranja vuelva al aire, finalmente Adam Silver estableció una conversación con los directores de la NBPA (Asociación de Jugadores de la NBA), quienes no estuvieron demasiado contentos con las ideas que se les presentaron.

La idea que parecía más viable se hizo pública hace ya algunas semanas, concentrar a todos los equipos en una misma localidad (Las Vegas o Disney World) y disputar allí todos los Playoffs, sin gente en las tribunas, por supuesto. Ante esto, la directora ejecutiva de la NBPA, Michele Roberts, fue bastante clara, y declaró: “Cuando esa idea empezó a tomar forma hubo hasta consternación. Quieren llevar a jugadores, familias y el personal de cada equipo para que estén totalmente aislados, es una locura. ¿Van a rodear el hotel con tipos armados? A mí me suena a un encarcelamiento más que a otra cosa.

Sin embargo, LeBron James no tardó mucho en salir a dar su opinión, diciendo: “Mi deseo y el de todos nosotros es finalizar la temporada, quiero hacerlo de la forma que sea. Podemos hacer lo que nos piden, sí, ¿pero qué pasa si uno, dos o diez jugadores dan positivo después del aislamiento? ¿Cerramos todo otra vez? ¿Ponemos en peligro a nuestros seres queridos? Necesitamos saber todas las opciones y estar seguros para tomar una decisión al respecto”.

Por otro lado, en lo que al tema económico se refiere, la NBA ya explicó a sus jugadores que se les recortarán los salarios a partir del próximo viernes 15 de mayo, por lo que habrá que ver las decisiones que toman ellos sobre regresar o no a los entrenamientos, ya que desde la próxima semana la mayoría de los equipos quedarán habilitados a abrir las puertas de sus gimnasios (solamente Cleveland Cavaliers y Portland Trail Blazers lo han hecho hasta ahora), pero no podrán obligar a nadie para que vaya, será totalmente voluntario, y quien desee no presentarse estará en todo su derecho de hacerlo.

Además, Silver confirmó que no tienen ninguna prisa para tomar una decisión, y que esperarán a ver como evoluciona la situación sanitaria del país durante todo el mes de junio si es necesario. En cuanto a la temporada 2020/21, que debería comenzar en octubre al igual que todos los años, ya adelantó que dará comienzo, al menos, en el mes de diciembre, estirándose hasta agosto o setiembre del próximo año, y así sería el calendario por los próximos dos o tres años, hasta que se decida una forma para regresar a la normalidad, en la que se disputa la temporada de octubre a junio. Sin embargo, aún no está claro por cuanto tiempo no podrá jugarse con público en las tribunas, y podría ser por un largo tiempo.